Domingo 16 de Diciembre de 2018

CONECTIVIDAD EN EL NORTE GRANDE:
Megabytes en el altiplano
DANIEL FAJARDO
EL PROYECTO "CONECTIVIDAD PARA COMUNIDADES INDÍGENAS DEL NORTE GRANDE' PRETENDE INSERTAR A AIMARAS Y QUECHUAS AL MUNDO DE INTERNET. CHILE TECNOLÓGICO VIAJÓ A ESTA ZONA PARA LA INAUGURACIÓN DE ESTE IMPORTANTE PASO.

Publicado: Jueves, 2 de Abril de 2009


DANIEL FAJARDO

Iquique es una ciudad moderna. Casino, hoteles, centros comerciales e internet. Pero a dos horas al oriente, donde los metros sobre el nivel del mar suben a tres mil, la realidad es diferente. Pueblos aimaras y quechuas se entrelazan en costumbres, culturas y ceremonias religiosas. No tienen grandes edificios ni modernas avenidas. Tampoco se ven malls o supermercados. Pero comparten algo en común con Iquique. Su acceso a internet también es un tema solucionado.

"Conectividad para Comunidades Indígenas del Norte Grande" es el nombre del proyecto desarrollado en conjunto por Minera Cerro Colorado y Entel. El objetivo es integrar a seis comunidades indígenas de la Región de Tarapacá al mundo de las telecomunicaciones, mediante internet y telefonía IP.

Chile Tecnológico viajó hasta el altiplano para presenciar la inauguración de la conectividad y recoger algunos testimonios de los mismos pobladores. El recorrido contempló la visita de los pueblos de Lirima, Collacagua y Cancosa.

El viaje comenzó a las 7:30 de la mañana. A las 9:00 A.M. estamos a más de 3.200 msnm (metros sobre el nivel del mar). La primera parada es en Collacahua. Un poblado en el que viven sólo algunos ancianos, pero es morada de decenas de pastores y agricultores que continuamente están entrando y saliendo, en viaje hacia otras tierras. Una comitiva de unas 30 personas espera a las autoridades regionales y a los representantes del sector privado.

Acto seguido, todo el mundo entra a la sede social, donde una joven ya se encuentra hablando por mensajería de video con una amiga de Cancosa. Afuera, un gran mesón con café, galletas y sopaipillas de quínoa hablan de desayuno. Se incluyen hojas de coca para masticar. Estamos a 4.100 msnm.

El proyecto incluye la implementación de tecnología MPLS con una velocidad garantizada de 256 kbps y dos puntos de conexión telefónica por cada comunidad. Paneles solares suministran autónomamente energía eléctrica a antenas y equipos. Tres empresas más aportaron de manera complementaria 21 computadores, 21 licencias de software y 6 equipos multifuncionales.

Antes de llegar a Cancosa, el convoy de autoridades, ejecutivos y periodistas realiza una parada en Lirima, una postal sobrecogedora del paisaje del altiplano. El pueblo está construido de piedra y alineado entre un río y el camino principal. También hay un grupo de bienvenida. Pero la comitiva está algo atrasada y la ceremonia de inauguración es rápida. Luego de pasar salares, llanos y quebradas, se asoma una imponente montaña, que comparte su cuerpo entre Chile y Bolivia. En sus faldas se vislumbra Cancosa. Entre cerros y vegas de cultivo, algunas imponentes antenas nos recuerdan a qué venimos. El centro del pueblo está absolutamente transformado con el evento. Una monumental carpa con escenario incluido espera a los invitados. Ya hay varios pobladores sentados. "Ahora vamos a poder mostrarle al mundo lo bonito de nuestro pueblo. Para muchos no existimos. Pero quizá es mejor estar un poco aislados de la modernidad", me dice Alfredo Mamani, un aimara que vive en una localidad vecina.

MODERNIDAD SAGRADA

Luego de los discursos de rigor viene la ceremonia tradicional. Los principales jefes de los poblados cercanos se arrodillan en una medialuna. Prenden incienso y comparten una bebida alcohólica sagrada. Cada uno agradece por la importancia de este paso y luego brindan en conjunto. Media hora después, todos nos trasladamos a la Escuela de Cancosa, donde se encuentran los computadores. Con sólo dos alumnos, este establecimiento será una especie de centro tecnológico. "A la gente de otros lugares les cuesta entender lo importante que es esto para nosotros. Nos abre una ventana al mundo, dándoles oportunidades a niños, jóvenes y adultos", explica Adimelia Moscoso, la profesora.

La importancia de los pobladores es clave en el proyecto. Es la misma comunidad indígena y/o junta vecinal la que será la responsable de la administración y uso de los equipos. Antes de partir me instalo cerca de la Escuela de Cancosa y enciendo mi computador. Hay señal de WiFi. Miro hacia mi alrededor y un niño aimara de unos 11 años se acerca con una galleta de quínoa. Me la entrega y me pregunta "¿Me deja ver la página de Disney?" Entiendo por qué esta cultura ha sobrevivido tanto tiempo al paso de la modernidad.

ETNIA DE LAS ALTURAS

En Chile, 692 mil personas se reconocen como pertenecientes a los pueblos originarios. Sólo en la Región de Tarapacá existen 48.665 dentro de ese grupo, lo que corresponde a un 7,1% del total nacional. Principalmente de las etnias aimara y quechua, estos habitantes se dedican principalmente a la agricultura y a la ganadería.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios