Viernes 21 de Enero de 2022

Decisión de consumo:
Y ahora, ¿qué televisor me compro?

Más de alguien se debe estar preguntando qué hacer con la vieja y fiel tele que tiene instalada en la pieza desde hace años. ¿Servirá igual para la era digital o mejor se endeuda y se la juega por un plasma o LCD?

Publicado: Viernes, 6 de Julio de 2007


La fiebre de los televisores con megapantallas ultraplanas y colores resplandecientes no quiere bajar. Las multitiendas, supermercados y el comercio en general están atiborrados de ofertas de plasmas, LCD y televisores ultramodernos con convenios de pagos en hasta tres años.

Y si bien los precios han bajado considerablemente en el último año, de todas formas la inversión que hay que sacar del bolsillo no es nada de despreciable, por lo que muchos han abierto los ojos alertados ante la posibilidad de que su nueva "joyita" no le sirva para nada una vez que comencemos a gozar de la esperada Televisión Digital Terrestre.

El asunto es simple. Luego del "boom" inicial, muchos expertos comenzaron a alertar a la población respecto de que estos televisores, si bien eran digitales, podían estar preparados para operar bajo una sola norma (la americana, la japonesa o la europea), y como el gobierno no se ha decidido aún por ningún estándar, puede que los consumidores compren un televisor de una norma y Chile finalmente termine operando con otra.

La cajita mágica

Pero no pierda la calma, que el panorama no es tan terrible. Sea cual fuere el televisor que usted se compre y sea cual fuere la norma que se elija, está la posibilidad de incorporar un Set Top Box o caja decodificadora que le permitirá recibir la señal elegida. Lo mismo se puede hacer si tiene un televisor antiguo. También hay televisores digitales "multinorma" en el comercio, pero el precio es sustancialmente mayor.

El director del Sernac, José Roa, recomienda esperar a que el Ejecutivo anuncie el estándar digital que adoptará nuestro país, y recién ahí tomar una decisión de compra.

"Hay que informarse bien y averiguar las características de un aparato antes de comprar. En todo caso, el apagón analógico no será inmediato, habrá un tiempo razonable para cambiarse a la nueva tecnología", aconseja Roa.

Sergio Olavarría Simonsen, académico del Departamento de Electrónica de la Universidad Técnica Federico Santa María, dice que en el largo plazo, los televidentes tendrán que reemplazar cada uno de los televisores de su casa por los nuevos digitales.

Pero eso es bien en el largo plazo.

El académico aclara que en lo inmediato no hay que hacer nada, ya que se estima que el período de tiempo para una transición total a lo digital son aproximadamente 10 años, según la experiencia mundial.

"Todavía después podrán seguir utilizándose los televisores actuales, con el agregado de un adaptador ("Set Top Box"), dispositivo similar a los que se emplean para TV digital vía cable o satelital en la actualidad", señala.

Aunque aclara que con los adaptadores se podrán mantener los actuales televisores, pero sin aprovechar la totalidad de las ventajas que se lograría con un nuevo televisor compatible con la norma; sólo se tendrá señal más "limpia", libre de fantasmas e interferencias.

Esperar un poquito

Olavarría dice que para comprar los decodificadores hay que esperar que se defina la norma, porque hay que saber primero qué es lo que se debe adaptar. "Sabemos que su señal de salida debe ser NTSC, pero no sabemos cuál será su señal de entrada, hasta que se defina la norma", sostiene.

Tampoco recomienda comprar televisores hasta que la norma esté establecida.

"Vale recordar experiencias como la de la introducción del color (EE.UU.), cuando la norma inicialmente adoptada fue cambiada a los dos años, volviendo inútiles todos los nuevos televisores, que fueron recomprados y destruidos por el fabricante, o la decisión argentina inicial para TV Digital, que fue derogada antes de seis meses".

Además, recalca que si lo que se espera es disfrutar de todas las ventajas de la TV Digital, no conviene comprar ahora un televisor. Ahora, si se compra por necesidad, por renovación, o por mero esnobismo, de todos modos podrá disfrutar de él por los 10 años, e incluso aprovechar parte de las ventajas.

"El horizonte de 10 años puede resultar suficiente para algunos. Pero si no tiene urgencia, recomendaría esperar 3 o 4 años después de estabilizada la norma, ya que el precio de los aparatos decae rápidamente después de su excesivo precio de 'lanzamiento"', aconseja.

El partido recién comienza
Claves
A meter el acelerador
La pantalla chica se hace grande
Queremos incentivar la entrada de nuevos operadores
"La norma por sí sola no pone en juego el futuro de la TV"
Hitos de la televisión chilena
Internet 2.0 y una nueva experiencia multimedia se potenciarán con la TDT
Una muestra de lo que viene
TV Azteca produce todo en HD
Aquí ya se vive la televisión digital
"La televisión debe estar centrada en el usuario final"
Televisión digital terrestre para todos
Japón se impone en Latinoamérica
Todo listo y dispuesto
Llegó La hora de la entretención digital
Nueva oferta de TV digital satelital en modalidad prepago
En todos los frentes
Socio con experiencia para enfrentar el cambio digital
El privilegio de unos pocos, ahora para todos los chilenos
¿Somos totalmente incompatibles?
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios