Miércoles 19 de Junio de 2019

Concurso CAP 2008:
Diseñan el centro de eventos más grande de la región
Oriana Olivos Marín
Estructurado en acero, la propuesta ganadora se emplazaría en el remate del Parque de los Reyes, Santiago, en una superficie de 19 hectáreas.

Publicado: Jueves, 18 de Diciembre de 2008


por Oriana Olivos Marín

El acero como material arquitectónico nuevamente se apodera de las aulas universitarias con la culminación de la XXII Versión del Concurso de Arquitectura CAP, que esta vez tuvo como ganador a un grupo de alumnos de quinto año de arquitectura de la Universidad de Santiago de Chile (Usach).

Los jóvenes se llevaron el galardón gracias a su proyecto en acero Centro Ferial Internacional de Santiago que, de materializarse, se localizaría en el Parque de los Reyes y representaría la obra más importante en su género en toda Latinoamérica.

La propuesta, que combina espacios públicos y privados, entrega a la ciudad un lugar donde se pueden desarrollar múltiples actividades, que van desde grandes encuentros de negocios, exposiciones y ferias, hasta actos culturales.

El Centro Ferial Internacional de Santiago se enmarca en el tema que propuso para este año el concurso, cuya finalidad consistió en buscar la presentación de anteproyectos que cumplieran con el objetivo de ser un complejo a nivel nacional, donde se pudieran realizar diversas actividades. Las soluciones debían considerar el acero como material esencial de la construcción.

Ganadores de la Usach

Comenta Gonzalo Varas, alumno de Arquitectura de la Usach, que uno de los desafíos fue diseñar la obra para que se emplazara en un terreno real de entre 15 y 25 hectáreas. "Nosotros elegimos el remate del Parque de los reyes (Santiago), y la razón tuvo que ver con que se trataba de un área en desuso a la que queríamos poner en valor".

Optar por este lugar no fue casual, dice. "Coincide con el proyecto del gobierno Anillo Interior de Santiago, que busca revitalizar zonas que están en deterioro".

La propuesta plantea un desafío monumental. De llegar a ejecutarse, en total se construirían 3,5 hectáreas. Nada menos que diez veces Espacio Riesco, uno de los pocos centros de eventos de Chile creado para estos fines.

Dice Gonzalo Varas que uno de los méritos de la propuesta lo constituye el hecho de que se plantea como una continuidad del parque. "El proyecto en sí es una área verde. Y esto se da porque la superficie de la cubierta es una placa que emula las texturas del parque (arcilla y tierra), que además es totalmente caminable".

Los jóvenes conectaron el centro de eventos con el parque a través del techo que baja hacia el área verde como una especie de rampa por donde puede subir y bajar la gente.

Otro mérito, agrega Gonzalo Varas, es que los pilares de acero de la estructura fueron diseñados para soportar módulos de publicidad orientados a la Costanera Norte. Asimismo, los alumnos contemplaron la eficiencia energética al proponer un sistema de climatización físico-mecánica, donde no se gasta energía eléctrica.

"Esto lo logramos a través de un entramado en los pilares sin cristal por donde puede circular el aire, desde fuera hacia dentro y viceversa, gracias a la conversión.

La propuesta se caracteriza por su gran sencillez, ya que cumplió con los requisitos del concurso con un diseño sobrio. "Aprovechamos la topografía del lugar para empotrar las vigas en el talud de una especie de cerro que allí se emplaza. Además, con sólo tres elementos - acero, cristal y hormigón- fuimos capaces de responder a todos los desafíos planteados".

Es importante destacar que el acero para materializar la obra está en el mercado nacional (perfiles tubulares), y las pletinas para unir las piezas, también.

Responsabilidad social

Patricio Schmidt –director del Concurso CAP– reconoció la excelente calidad y el alto nivel de las soluciones arquitectónicas en acero de todos los proyectos que concursaron. Y sobre el ganador, señaló que representaba claramente la idea de un centro ferial, con la utilización implícita del acero y además inserto en la ciudad.

"Cumplía todos los requisitos, y no creo que este centro pueda construirse con otro elemento que no sea acero. Es sumamente funcional y se inserta de manera adecuada en la zona urbana".

Para el gerente general de la Compañía Siderúrgica Huachipato, Iván Flores, el concurso representa fielmente el espíritu de la compañía: aportar a la comunidad a través de la educación –en este caso de estudiantes de arquitectura– y acercar el acero a la gente.

"Nos sentimos cada año más orgullosos de la importancia que ha adquirido este concurso, no sólo en los alumnos de distintas universidades sino que también a nivel latinoamericano, con el desarrollo del Concurso organizado por Ilafa. Como Grupo, no queremos ser sólo productores de acero, sino que aportar en la formación de futuros profesionales, estimular el trabajo creativo de los alumnos y continuar promoviendo el vínculo entre ellos, los profesores y nuestra empresa. Parte de nuestra política de Responsabilidad Social es difundir nuestro conocimiento del acero a las nuevas generaciones y a las personas en general".


LA REVOLUCIÓN DE LA LUZ
"No concuerdo con la excesiva privatización de la ciudad"
Reactivación del mercado de viviendas: un escenario de oportunidad
Agenda
China en la cuerda floja
Diseñan el centro de eventos más grande de la región
Acero refuerza la Torre de la Libertad
El acero en tiempos de crisis
Problemas del diseño que se deben superar
Innovación al serviciode la construcción chilena
Parte curso sobre diseño estructural
INN actualiza norma de acero
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios