Miércoles 26 de Noviembre de 2014


Piscinas Temperadas: Ahora se puede nadar sin frío
Gabriela Lacoste
Para calefaccionar la piscina se han desarrollado nuevas tecnologías que reutilizan la energía existente. En Chile, ya se comenzó a usar este sistema.

Publicado: Jueves, 21 de Octubre de 2004

A nadie le gusta salir congelado del agua. Unos tres grados menos que la temperatura ideal influyen para que la persona se descompense y renuncie a bañarse. Por eso no es casual, dicen los expertos, que actualmente mucha gente está interesada en una piscina temperada bajo techo, incluso al aire libre, donde pueda recrearse a su antojo.

¿Qué se está haciendo en Chile para que nos tiremos a la piscina? Los expertos aseguran que mucho.

Porque una piscina fría no es un buen negocio. Pero tras esto hay toda una ciencia y una técnica que sólo los especialistas en el tema pueden ejecutar.

"Por ejemplo, en las piscinas temperadas el nivel de calor debe ser acorde al uso que se le dé. En las competencias se debería tener entre 24 y 26 grados, porque la persona está haciendo ejercicio y el intenso calor produce mucho cansancio. En las piscinas lúdicas, donde se está mucho tiempo en reposo, se necesita entre 30 y 32 grados, y en las de spa debe superar los 37 grados.

Para calefaccionar el agua existen muchos sistemas y, como en todo, hay unos mejores que otros.

Dice Oscar Anguita, ejecutivo de Aquasol, que la forma más tradicional es sobre la base de calderas y placas de intercambio de calor.

"Se trata de una forma eficiente de calefaccionar, pero gasta mucha energía. Por lo tanto, no es recomendable para las piscinas particulares, más bien se utilizan en las comerciales".

Con el correr del tiempo, se han venido desarrollando nuevos sistemas dirigidos al uso doméstico y que no necesariamente necesitan de una caldera enorme para calentar el agua como en las piscinas comerciales. La innovación es usar una bomba de calor para temperar el agua.

El sistema de la típica caldera que se utiliza en las piscinas residenciales para climatizar el agua es similar al proceso del calefón, pero a escala mayor. El agua pasa por la cañería y el quemador que la tempera, pero para que ocurra todo este proceso se necesita una gran cantidad de energía, produciéndose una pérdida de 25% entre lo que se toma y lo que se entrega. Este tipo de calefacción como combustible puede utilizar gas, petróleo e incluso electricidad.

En tanto, la innovadora bomba de calor es uno de los pocos sistemas que existen en el mundo capaces de tomar una unidad de energía y entregar cuatro. Pero, los especialistas dicen, que para su perfecto funcionamiento requiere ciertas condiciones climáticas que evidentemente nuestro país no posee a lo largo de todo el territorio y durante todo el año.

El fundamento de la bomba es que es capaz de quitarle calor al aire y entregárselo al agua. El experto agrega que en el caso de que la temperatura esté sobre 25 grados, la bomba toma el calor del ambiente y se lo entrega al agua. Ahí es donde se produce la gran economía energética.

Dentro de la bomba se produce un proceso químico termodinámico, encargado del ahorro de energía. Sin embargo, en los meses de invierno, la bomba resulta tremendamente ineficiente en la zona central y sur del país. Por tanto, sólo se recomienda para ser utilizada desde septiembre a marzo, vale decir, para prolongar la temporada de piscinas.

Climatización

Para mantener una piscina temperada se usan las mismas técnicas que para las corrientes. No obstante, se debe considerar que se utilizan más químicos que los normales. O sea, se les tiene que pasar el limpia fondo una vez a la semana y aplicar los líquidos necesarios.

La mayoría de las piscinas temperadas comerciales están techadas, por lo tanto, se agrega el problema que es el manejar el aire. Un centro temperado sin control de esta variable puede convertirse en un horrible lugar, porque se pega la humedad en el cuerpo, no se puede respirar bien, se gotea el techo y se termina por dañar la infraestructura. Para evitar las molestias físicas y de infraestructura en las piscinas techadas temperadas existen dos alternativas. La primera es poner una manejadora de aire y, la segunda, un deshumidificador.

Sebastián Pizarro, gerente general de Astral Pool Chile, dice que hasta la fecha lo que más se ha usado es la tradicional manejadora de aire, pero gasta mucha energía. El funcionamiento del aparato consiste en que toma el aire caliente del ambiente, lo bota por completo y vuelve a ingresar aire nuevo. En el caso de que la temperatura de afuera esté tibia, la manejadora funciona perfectamente; sin embargo, en invierno se vuelve completamente ineficiente por la forma como opera.

Energía latente

En pos de la modernización del sistema se creó un equipo para que la energía que existe no se pierda, conocido como un deshumidificador. El experto enfatiza que, desde el punto de vista tecnológico, es lo más moderno y hacia donde deberían apuntar todas las piscinas comerciales.

El nuevo sistema toma la energía latente que está en el ambiente, la absorbe, procesa, la seca y la ingresa nuevamente, sin la necesidad de perder la energía que se tiene. Cuando hay mucha energía o humedad, el deshumidificador del ambiente la aprovecha y, además, calienta el agua. Entonces, al mismo tiempo, el equipo permite ahorrar.

Sebastián Pizarro concluye que para el hogar existen deshumidificadores más pequeños que utilizan el apoyo eléctrico y que buscan que el dueño de casa no tenga el problema de la humedad en el ambiente alrededor de su piscina temperada.

Pensar en una manejadora de aire es algo que no tiene sentido porque significa una caldera y mucho gasto de energía.

También se tiene que considerar que, aunque la piscina es beneficiosa para el cuerpo, el ambiente que genera puede ser perjudicial para los materiales que la constituyen.

Dice el experto que cuando el agua se evapora, los niveles de humedad interior aumentan significativamente.

Esto, en casos controlados, no es desagradable para las personas. Pero si no es mantenido bajo control, podría destruir los materiales de construcción tradicionales.

Por ejemplo, la humedad desintegra los yesos, pudre la madera, oxida el metal y crea un ambiente ideal para el crecimiento de hongos y moho casi invisibles y perjudiciales para la salud. Por lo tanto, se deben utilizar materiales y técnicas constructivas especializadas para protegerse del deterioro de los materiales.

Antes de iniciar el diseño de una piscina temperada bajo techo, se tiene que contactar a profesionales especializados en el tema, con experiencia en el diseño y construcción.

Gracias a las diversas tecnologías que se han desarrollado, se puede decir que las piscinas temperadas, en el último tiempo, han ingresado fuertemente en el mercado nacional, porque las personas han internalizado bien este concepto, incluso para el hogar.

OTRAS ALTERNATIVAS DE CALEFACCIÓN

El gas natural puede ser una solución

La red de energía llega hasta un dispositivo especial de calefacción, instalado a la intemperie junto a la piscina.

En Chile ya existen otras alternativas para calentar el agua de las piscinas temperadas.

Y el gas natural es una de ellas. Pero esta energía funciona gracias a un sencillo equipo que posibilita regular la temperatura.

El objetivo de esta tecnología es que el uso de la piscina puede prolongarse a más horas del día y a más meses del año que cuando no se utiliza este mecanismo.

Según ejecutivos de Metrogas, empresa que también se ha dedicado al tema, el trabajo consiste en extender la cañería de gas natural hasta el equipo de calefacción, el que puede instalarse a la intemperie y junto a la piscina.

Dicen los expertos que de modo simple y poco intrusivo, este sistema ofrece grandes beneficios, ya que te permite disfrutar de la piscina por más tiempo, con lo que se rentabiliza la inversión inicial de su construcción e instalación.

LA REVOLUCIÓN DE LA LUZ
"No concuerdo con la excesiva privatización de la ciudad"
Reactivación del mercado de viviendas: un escenario de oportunidad
Agenda
China en la cuerda floja
Diseñan el centro de eventos más grande de la región
Acero refuerza la Torre de la Libertad
El acero en tiempos de crisis
Problemas del diseño que se deben superar
Innovación al serviciode la construcción chilena
Parte curso sobre diseño estructural
INN actualiza norma de acero
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios