Martes 20 de Agosto de 2019

Roaming internacional
¿Aló, aló? Su cuenta telefónica lo está llamando
Pamela Carrasco T.
La Unión Europea levantó polvo cuando denunció que los precios del roaming en el mercado europeo eran "inaceptables". ¿Cómo anda la cosa por casa? El público tiene la palabra.

Publicado: Jueves, 25 de Mayo de 2006


PAMELA CARRASCO T.

Cada vez más chilenos, por trabajo o por simple placer, cruzan las fronteras del país. Y claro, mientras están en el extranjero necesitan comunicarse con sus amigos, su familia o resolver problemas personales. Y llamar. Pero muchas veces el gustito de marcar desde sus celulares en Estados Unidos o Europa hacia Chile les ha costado más de un dolor de cabeza cuando les llega la cuenta. La comodidad del roaming tiene su precio, y las tarifas son tan variables como los países del mapamundi.

El tema ha estado dando vueltas en el aire cada vez con más fuerzas desde que la Comisión Europea hizo un enérgico llamado para abaratar las llamadas internacionales desde los móviles.

La comisaria de la Sociedad de la Información, Viviane Reding, consideró "inaceptables" los altos precios que pagan los consumidores por este concepto. Por esto, la Comisión presentará en junio su propuesta final de reglamento para forzar la disminución del precio de las llamadas en el extranjero hasta en un 50%, basándose en los principios del mercado interior.

Modelos distintos

Frente a este tremendo tirón de orejas conviene preguntarse cómo andamos por casa.

Juan Carlos Jil, director ejecutivo de GSM Latinoamérica, dice que el uso del servicio de roaming ha aumentado sustantivamente en el último tiempo, más incluso de lo que ha crecido el servicio básico de telefonía móvil. "Según datos de Wireless Intelligence, en Latinoamérica y el Caribe, el número de usuarios ha crecido en 90% desde enero de 2004 a la fecha. En Chile, en tanto, ha crecido en 50% en igual periodo. Se estima que el número de usuarios de roaming ha crecido a tasas aún mayores, debido a que en muchos países se trata de un servicio nuevo, considerando que la adopción de GSM es reciente", dice.

De todas formas, Jil explica que el roaming internacional opera de manera muy diferente.

Por ejemplo, para que una compañía ofrezca el servicio a los clientes chilenos cuando viajan al extranjero, ésta celebra contratos con empresas extranjeras de telefonía móvil donde finalmente son éstas las que dan el servicio final al cliente chileno cuando usa su red.

"Dado este escenario, hay que entender que el servicio se da fuera de Chile, por lo cual las compañías chilenas no definen el precio, sólo traspasan este precio definido afuera al cliente final en Chile, más un margen adecuado por todos los costos de transmisión, billing, etc.", dice.

Para él, la libre competencia es la mejor regulación para el servicio de telecomunicaciones móviles, ya que son mercados altamente competitivos, con actores que están constantemente sacando nuevos servicios y mejorando su oferta de precios hacia el cliente.

"Es mucho más sano si se permite que el mercado realice una autorregulación que si se fuerza mediante normativas y leyes que se empujan desde fuera del mercado", señala.

Nicolás Guzmán, gerente de Negocios de Tráfico de Movistar, comenta que las tarifas de todas las compañías en Chile son similares y están en línea con lo que se cobra en el mundo por este servicio. "Sin embargo, el grupo Movistar ha trabajado en dar ventajas a sus clientes que visitan redes Movistar en los más de 14 países donde estamos presentes, dando facilidades de uso de servicio y de una tarifa fácil de entender y recordar", dice. Y agrega que no existen tarifas diferenciadas para el llamado vía roaming desde un móvil en el extranjero a un celular y a un número de red fija en Chile. "La idea de Movistar ha sido siempre simplificar el cobro y darle la tranquilidad al cliente de saber cuánto va a pagar cuando llama a Chile. Es por eso que con la tarifa plana Movistar, el cliente podrá llamar a Chile a un solo valor, independiente de si su destino es móvil o fijo".

Carlos Rodríguez, gerente de Mercados y Productos de Entel PCS, comenta que pese a que el precio lo fija el operador del país visitado (más un 10 a 15% de la compañía chilena para cubrir costos de cobranza, marketing, etc.), una forma de generar precios competitivos es establecer alianzas entre operadores. "Nosotros tenemos este tipo de alianzas en Sudamérica, Estados Unidos, etc, lo que nos ha permitido bajar notablemente las tarifas", dice.

Juan Carlos Jil no cree que en el caso de Chile los precios sean inaceptables. "En Chile el servicio se ha desarrollado muy bien, y cada vez son más los usuarios que ocupan este servicio cuando viajan al extranjero. Los precios vienen dados desde afuera, a lo cual los operadores locales aplican un margen. Además, la propia competencia y creación de alianzas regionales ha llevado a una baja del precio de roaming en los últimos dos años, especialmente en América Latina, que es a donde viajan la mayoría de los chilenos", afirma.

Para Rodríguez, una de las ventajas de estas alianzas es que además permiten que los servicios sean cada vez más naturales y que para el usuario no le resulte muy diferente marcar aquí o en cualquier país del planeta. "Esto ha permitido que el roaming haya crecido fuertemente y que el consumidor chileno esté exigiendo ofertas más atractivas. Hoy es increíble, por ejemplo, la cantidad de gente que envía fotos por MMS desde el extranjero", dice. Y añade: "Esta misma competitividad del mercado ha hecho que generemos promociones para fines de semana largos a Argentina o en lugares donde juega la selección".

Casos diferentes

Juan Carlos Jil no cree que el caso europeo sea comparable a nuestra realidad. Para él, por la importancia de la telefonía móvil en inversión y generación de empleo, entre otros factores, una regulación sobre los servicios de roaming internacional en Latinoamérica tendría efectos más negativos sobre la economía que para el caso europeo.

"El esquema comercial de cobros para los chilenos que ocupan su teléfono mientras viajan es un mero traspaso de precios más un margen moderado. Europa y América Latina son mercados muy diferentes, ya que Europa funciona prácticamente como un gran país y el nivel de desarrollo de los países que integran la comunidad europea es similar. Este tipo de integración social, económica y política sería impensado en América latina, a lo menos por muchos años más. Acá las diferencias geográficas, políticas y económicas son mayores. El comportamiento de los mercados y su nivel de desarrollo, en uno y otro continente, son muy distintos", asegura.

Respecto de si podría bajar los precios, Nicolás Guzmán dice que efectivamente han pensado en hacer cada vez más conveniente el uso del servicio para los clientes frecuentes. "Es por esto que en Movistar hemos desarrollado planes específicos para roaming con descuentos relacionados. La presión tarifaria en Europa es distinta, la idea es cobrar más barato las llamadas de roaming pensando en la Comunidad Europea como un solo país. Este concepto lo hemos querido hacer extensivo como grupo Movistar para todos los países de la región", señala.

Los beneficios de GSM

Uno de los grandes "culpables" de la masificación de los servicios de las llamadas internacionales es la tecnología GSM, que desde su origen fue concebida para entregar un servicio transparente a los usuarios. "El hecho más visible es que con GSM el usuario no necesita cambiar su equipo ni hacer activaciones especiales cuando quiere utilizarlo en el extranjero", dice Juan Carlos Jil.

Al ser GSM un estándar abierto, permite la compatibilidad de equipos y redes GSM de los distintos países. "En la medida en que la mayoría de los países se van integrando a esta red global, cada vez habrá más usuarios que comenzarán a utilizar el servicio, y la competencia seguirá aún más fuerte desarrollando el servicio y bajando los precios", vaticina Jil.

La Ruta del Roaming

El servicio de roaming internacional es muy complejo y acarrea costos para las empresas. En primer lugar se deben integrar técnicamente las redes móviles. Para esto primero se requiere una interconexión de señalización donde se transmiten los datos clave entre redes. Este servicio debe ser contratado con empresas extranjeras que lo proveen. Luego se deben hacer pruebas del funcionamiento desde el punto de vista técnico, además se deben probar todos los servicios (voz, SMS, datos, etc.).

Después se prueba el "billing", es decir que el servicio y los minutos usados por un cliente en el extranjero sean tasados correctamente por el operador que presta el servicio en el extranjero, luego enviados de alguna forma a la red de origen del cliente en su país de residencia. Para esto los operadores deben contratar los servicios de las llamadas "clearing houses", que transportan los archivos de tráfico desde donde se realizó el servicio hasta el país de origen del cliente. Y finalmente viene el "settlement" o pagos, para lo cual otra vez las empresas contratan servicios de compañías extranjeras que se dedican a las transferencias de pagos. Además de todo, intervienen las compañías de larga distancia, que son las que finalmente llevan las llamadas de larga distancia internacional.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios