Lunes 11 de Diciembre de 2017


Cubrir el acero
Orelvis González


Publicado: Jueves, 25 de Agosto de 2005


Por Orelvis González, jefe de sección área de ingeniería de protección contra el fuego, Dictuc.

En la protección contra incendios, una variable de seguridad es la protección pasiva, que se relaciona con la capacidad de los distintos sistemas constructivos para contener un incendio dentro de un recinto y para que sus ocupantes tengan la posibilidad de evacuar.

Para ese fin, el mercado entrega variadas opciones de productos con comportamientos al fuego aceptables para distintos requerimientos; sin embargo, el mayor peligro se produce cuando existen improvisaciones en la construcción.

Un caso muy particular es el del acero, en el que su resistencia estructural disminuye dramáticamente cuando se somete a elevadas temperaturas.

Alrededor de los 500ºC la tensión de fluencia decrece aproximadamente 50%; similar situación ocurre con el módulo de elasticidad y la tensión de ruptura.

En Chile existen variados productos para la protección pasiva de los elementos estructurales frente a incendios, como las pinturas intumescentes, morteros proyectados, placas de yeso cartón, fibrosilicatos y hormigones. Todos ellos tienen por objeto retardar el flujo de calor incidente sobre el elemento, evitando, por un tiempo, el colapso del edificio.

La mayor complejidad para determinar el grado de resistencia al fuego es que cada uno de ellos se comporta de forma distinta frente a un aumento de temperatura. La normativa chilena define el concepto de "masividad" como la razón entre el perímetro expuesto al fuego del perfil y el área de éste. Perfiles de distinta masividad tienen distinto comportamiento, y a mayor masividad, peor es el comportamiento frente al fuego.

Las resistencias al calor aportadas por cada uno de los productos para revestir el acero sólo pueden ser conocidas mediante la realización de los respectivos ensayos en algún laboratorio capacitado. Y son los fabricantes, al momento de vender, los responsables de informar respecto de esta cualidad. El Dictuc cuenta con un moderno laboratorio, en el que se pueden ensayar múltiples configuraciones de protecciones, bajo normativa chilena o de acuerdo a estándares internacionales.

Certificaciones

Además de la resistencia al fuego de los productos, acreditada en los ensayos, es muy importante que se disponga de un adecuado sistema de certificación e inspección en las obras, sobre todo cuando se trata de materiales "aplicados" en terreno, como pinturas o morteros, donde deberá siempre controlarse el espesor de la aplicación y las condiciones en que ésta se hace.

Los laboratorios oficiales de ensayos de resistencia al fuego, que existen a lo largo de Chile, cuentan con el respaldo y aprobación de normativas chilenas e internacionales que permiten a los expertos asegurarles los estándares mínimos de seguridad requeridos para estos efectos.

En resumen, estos tipos de productos están enfocados a proteger la vida de los ocupantes de recintos, por lo mismo es urgente que el mercado nacional logre distinguir e internalizar el "trigo de la paja".

LA REVOLUCIÓN DE LA LUZ
"No concuerdo con la excesiva privatización de la ciudad"
Reactivación del mercado de viviendas: un escenario de oportunidad
Agenda
China en la cuerda floja
Diseñan el centro de eventos más grande de la región
Acero refuerza la Torre de la Libertad
El acero en tiempos de crisis
Problemas del diseño que se deben superar
Innovación al serviciode la construcción chilena
Parte curso sobre diseño estructural
INN actualiza norma de acero
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios