Jueves 15 de Noviembre de 2018


60 Años con las riendas de las tradiciones chilenas

¿qué encantos tiene este deporte que convoca a más de dos millones de aficionados al año? Acá develamos sus misterios.

Publicado: Miércoles, 26 de Marzo de 2008


Más allá de una disciplina deportiva, el rodeo es toda una cultura. Así lo expresan las cientos de personas que lo practican y las miles que lo disfrutan como espectadores cada año. Y es que está ligado indisolublemente a nuestra idiosincrasia chilena. Basta pensar que su origen radica en el duro trabajo realizado por los campesinos en sus labores agrícolas, cuando debían bajar a los animales desde la cordillera para que sobrevivieran en terrenos más amigables.

La conducción del ganado más rebelde obligó a que los jinetes desarrollaran una gran destreza técnica en el arreo, lo que finalmente fue dando paso a una sana competencia por demostrar quién lo hacía mejor. Así, el origen de este deporte es tan antiguo como el de la patria misma. Es más. Don García Hurtado de Mendoza creó el premio "Movimiento de Rienda" para los jinetes más diestros ya en el siglo XVI.

Desde entonces, mucha agua ha corrido bajo el puente. En 1948 se organizó por primera vez el rodeo en forma oficial. En 1949 se corrió un Campeonato Nacional en la medialuna de Rancagua. A partir de esa fecha y en diferentes ciudades se desarrolló el llamado de Champion de Champions en el cual sólo podían intervenir los ganadores de rodeos oficiales.

Desde la primera temporada oficial de rodeos, los Campeonatos Nacionales han experimentado diversos cambios de todo tipo, especialmente en cuanto a modernización. De partida, el transporte del ganado y de la caballada se hacía en ferrocarril desde el sur y norte hacia las ciudades sedes, las que se engalanaban como si se tratase de las Fiestas Patrias. Incluso, muchos dueños de casa pintaban sus frontis y adquirían trajes nuevos para asistir a las corridas, ya que era "la fiesta" del pueblo.

Punto de encuentro

A partir de 1975, ya con la medialuna de Rancagua ampliada para recibir a 9 mil personas y reforzada con gruesos cables de acero, el Champion de Chile se quedó en esa ciudad hasta la fecha, con una diferencia de radical importancia: a partir de 1997, los Campeonatos se realizan en una medialuna de hormigón armado y con capacidad para 12 mil espectadores, recinto que tuvo una inversión de 3 millones de dólares y cuyo entorno preserva el estilo campesino.

En estos años, el arte se ha mantenido, mientras que la técnica se ha perfeccionado, según recuerda José Manuel 'Coteco' Aguirre, campeón nacional de rodeo, de movimiento a la rienda y de polo, e impulsor de muchos de los cambios que ha experimentado este deporte en los últimos años.

Por ejemplo, se eliminó el sistema de mantener los novillos en el apiñadero y se incorporó el toril o manga, lo que redujo considerablemente el tiempo de espera.

Además, para brindarle un mejor trato al novillo, se dispusieron banderillas al interior de la medialuna.

protagonistas

'Coteco' Aguirre se inició en el mundo ecuestre cuando tenía sólo cinco años y ha sido un actor protagónico del mundo del rodeo. Así, ha tenido la suerte de presenciar las actuaciones de grandes jinetes como Fernando Hurtado, Gonzalo Pérez, Gonzalo Vial, Jorge Lasserre y Ramón Cardemil. Dentro de los potros que más lo han impresionado destacan el Huila y el Reservado.

Y no tiene dudas de que el caballo chileno es por lejos el mejor dotado. "He trabajado con equinos de todo tipo: árabes, ingleses, entre otros, y no los cambio por nada. El caballo chileno es más rústico, noble, dócil y manso", afirma con total certeza.

Como anécdota de estos sesenta años de Campeonatos, recuerda que hace un par de años el público no estuvo de acuerdo con el cómputo del jurado y la gente hizo un abucheo feroz. "Duró como veinte minutos. Lanzaron cosas a la medialuna, incluso llegó un bototo", dice riendo.

Durante estas seis décadas de evolución, los Campeonatos Nacionales han visto desfilar por las pistas de sus medialunas a recordados latifundistas de antaño y propietarios de grandes criaderos de caballos chilenos, a numerosas familias que fueron traspasando sus aficiones por "correr la vaca" de generación en generación.

"Hemos visto que si bien antes el rodeo era un deporte casi exclusivo de personas vinculadas al campo, hoy cada vez más atrae a gente de distintos ámbitos. La pasión que despierta es algo increíble, indescriptible. Hay toda una cultura involucrada, que es muy rica. En el fondo, todos tenemos alma huasa. Y me he dado cuenta que en el último tiempo ha habido una especie de retorno a la tradición", dice 'Coteco'. Como reflejo de la explosión del rodeo como atracción deportiva, sólo el 2006 se construyeron 13 medialunas a lo largo del país.

Pura pasión

y fervor

El rodeo es el segundo deporte más popular del país. La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) estimó en 2.038.567 personas las asistencias a los torneos de Apertura y Clausura el 2007, mientras que ese mismo año, el rodeo convocó 1.872.000 aficionados en todas las medialunas del país con un promedio de 15 rodeos por fin de semana desde la Región de Atacama hasta Magallanes.

Un espacio para todos

En los 60 años de desarrollo de los Campeonatos Nacionales, la Federación de Rodeo ha sido particularmente generosa con otras disciplinas deportivas y ha rendido tributo a quienes le han dado éxitos al país. Por las medialunas donde se han realizado Champions de Chile, ha recibido el aplauso del mundo corralero el vicecampeón olímpico de equitación en Helsinki, Oscar Cristo; quien fue y mantiene el record mundial de salto de a caballo, el coronel Oscar Laraguibel; el campeón mundial de tiro al vuelo Juan Enrique Lira y más recientemente el tenista Fernando González cuando ingresó a los top ten.



Portada
60 Años con las riendas de las tradiciones chilenas
Cuidar el estricto reglamento
EL HUASO TIENE SU DÍA
"Somos ejemplo de eficiencia y modernización"
Todo listo para la gran fiesta
La edad es lo de menos
Por las buenas
Campeones en la historia
Patrimonio de los chilenos
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios