Domingo 21 de Julio de 2019


Pequeño detalle de lo científico tecnológico: Invertir es el camino a la competitividad
José Miguel Benavente, PHD en Economía y Master of Economics de la universidad de Oxford.
La evidencia internacional muestra que aquellos países que invierten en forma sistemática recursos humanos y financieros en actividades científicas y tecnológicas presentan tasas de crecimiento de la productividad total más altas que aquellos que destinan menos recursos.

Publicado: Jueves, 26 de Mayo de 2005

Desde hace un tiempo que se viene hablando acerca de la importancia que tienen las actividades científico-tecnológicas para mejorar la competitividad de una nación. Ello, basado principalmente en que nuestro país aparece bastante rezagado en esta dimensión en los índices de competitividad internacional, a pesar de presentar evaluaciones sobresalientes en otros aspectos.

Existe un cierto consenso en cuanto a la importancia que tienen sobre la performance productiva de un país variables como la estabilidad macroeconómica, la existencia de un empresariado que no le teme a la competencia o el creciente grado de internacionalización de los mercados. Sin embargo, para una gran mayoría no parece ser igual de evidente que el tener más científicos, aumentar la inscripción de nuevas patentes o de-sarrollar más actividades científico-tecnológicas pueda ser parte de las variables que le permitan a un país mejorar el bienestar de sus ciudadanos.

Pero ello es así. Más allá de las satisfacciones que pueda significar para un país tener científicos talentosos, la evidencia internacional muestra que aquellos países que invierten en forma sistemática recursos humanos y financieros en actividades científicas y tecnológicas presentan tasas de crecimiento de la productividad total más altas que aquellos países que destinan menos recursos a este tipo de actividades.

Un reciente trabajo para los países desarrollados muestra que la elasticidad del gasto en Investigación y Desarrollo a Producto es cercana al 5%.

Esto significa que para un país como Chile - que gasta cerca de 0,7% del PIB en estas actividades- si dicho gasto aumentase en un 20% (el equivalente de lo que se espera recaudar con el royalty minero), la tasa de crecimiento del producto debería aumentar en cerca de un punto porcentual en forma permanente, con lo que nos acercaríamos más al anhelado 7% de crecimiento anual.

Pero existe un pequeño detalle. Este estudio también muestra que aumentos en los recursos asociados a actividades científica-tecnológicas no tienen un impacto inmediato sobre la tasa de crecimiento de los países, a diferencia de lo que ocurre con la inversión tradicional.

Paralelo a ello, existe otro elemento económico que inhibe un mayor nivel de inversión privada en este tipo de actividades, pese a la mayor rentabilidad relativa que se obtiene de ellas. El conocimiento es un bien no rival parcialmente excluible. Es decir, quien desarrolla el nuevo conocimiento puede que no logre apropiarse de todos los beneficios que se derivan de éste y por tanto existe espacio para el comportamiento oportunista de competidores, lo que a la larga inhibe que algunos realicen el esfuerzo en generarlo.

De allí la importancia de tiene el sector público tanto como generador directo de cierto conocimiento, particularmente de aquel menos apropiable - como es el caso de la investigación básica- , como en el financiamiento de actividades de investigación realizadas por otros agentes, tales como universidades o empresas, de modo de solucionar esta falla del mercado.

Evidencia para Chile muestra que efectivamente el financiamiento público en este tipo de actividades potencia la capacidad de las firmas para desarrollar nuevos productos y procesos productivos y mejorar su productividad.

En efecto, firmas manufactureras que han participado en programas públicos de innovación tecnológica no sólo innovan más, sino que apalancan recursos privados con un incremento cercano al doble en la productividad de las firmas beneficiarias de estos aportes.

De esta forma, la evidencia demuestra que este tipo de actividades tiene un impacto significativo sobre la productividad de las firmas y que el esfuerzo conjunto con el sector público es fundamental para consolidar dichos esfuerzos. Claramente esta es un área que necesita más atención tanto de parte de la autoridad como del sector privado. Ello, si queremos mejorar nuestra competitividad relativa en el mundo actual.

Links recomendados

· Universidad de Oxford

www.ox.ac.uk

· Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica

www.conicyt.cl

· Página del programa de innovación tecnológica de la subsecretaría de Economía del ministerio de Economía Chile.

www.innovacion.cl

· Fondo de Innovación Tecnológica de la Región del Biobío

www.innovabiobio.cl

· Cotec, fundación de origen empresarial que busca fomentar la innovación tecnológica en la empresa y en la sociedad española.

www.cotec.es

· Sitio web del Technology Innovation Center (TIC), organización sin fines de lucro dedicada a apoyar el desarrollo de nuevas tecnologías.

www.theincubator.com

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios