Martes 21 de Mayo de 2019


Sérgio Amadeu da Silveira, presidente del instituto nacional de tecnologÍas de la información de brasil : "El movimiento del software libre es el nuevo modelo"
Pamela Carrasco T.
El presidente de Instituto Nacional de Tecnologías de la Información de Brasil explica por qué uno de los países más grandes del mundo se negó a comulgar con el mayor productor de software del planeta. Y cuenta cómo les ha ido hasta ahora.

Publicado: Jueves, 26 de Mayo de 2005

Seguro que el mismísimo Bill Gates lo tiene en su lista negra. Sociólogo de profesión, Sérgio Amadeu da Silveira ha transformado la inclusión digital en la obsesión de su vida, y hoy está a la cabeza del Instituto Nacional de Tecnologías de la Información de Brasil, organismo encargado de impulsar la utilización de software libre en el gobierno y entre la ciudadanía.

Desde ese puesto de batalla no le teme a uno de los personajes más poderosos de la Tierra y el año pasado acaparó portadas y un cerro de e-mails de apoyo cuando la filial brasileña de Microsoft apeló a la justicia por sus declaraciones acusando al gigante del software de usar "prácticas de traficante". Él se negó a dar explicaciones. Así de rudo.

­En octubre de 2003, el Presidente Lula dictó el decreto para implementar el software libre. ¿Cómo ha sido la transición desde ese minuto hasta la fecha?

"Desde el inicio del gobierno de Lula vimos a las tecnologías de la información como estratégicas y no sólo como un área de compras. Percibimos que, para poner a Brasil como productor de soluciones y no como mero consumidor de alternativas producidas por otros países, era necesario proponer soluciones viables. La oportunidad que estamos intentando aprovechar es un cambio de paradigmas en la producción y negociación del software. El movimiento de software libre, fruto del compartir el conocimiento, es el nuevo modelo. Además, apenas el 14% de la población brasileña tiene conexión, así que hablar de prestaciones de servicios del gobierno vía redes o comercio, por ejemplo, es hablar de un aumento significativo de personas incluidas. Con este análisis es que optamos por el software libre. En países con déficit de capital como el nuestro, adoptar programas de inclusión digital con pago de licencias puede encarecer incluso más a la población".

­Implementar una política de software libre es "nadar contra la corriente".
¿Cuáles son los costos que han tenido que pagar como país por esta opción?

"No hay duda de que sufrimos presiones, principalmente de parte de empresas monopólicas. Sin embargo, hay que destacar que el mercado puede seguir licenciando sus productos con el modelo propietario o libre. Así, el sector productivo tomará las decisiones que más le convengan. Lo importante es que el gobierno les garantice a los ciudadanos los beneficios del software libre al contratar el desarrollo de esas herramientas. No tiene sentido que el gobierno use los recursos de la población para el de-sarrollo y que después no tenga el derecho de repasar los códigos para la sociedad".

Cuestión de principios

Para el gobierno del presidente Luis Inácio Lula da Silva, el "open source" es un asunto de democracia y acceso. Hoy en Brasil ya hay 195 mil servidores y 561 mil desktop trabajando con el principal sistema abierto: Linux. El 53% de las empresas privadas brasileñas ya usan este sistema, el 13% de las reparticiones públicas y el 10% de las universidades. Con este panorama en frente, hace poco Microsoft rebajó el precio de sus software en Brasil para no perder mercado.

­¿Cuánto estiman que podría ahorrar el Estado al pagar licencias por el uso de software?

"Como los manejos de los costos del área de Tecnologías de la Información son descentralizados, en la administración federal brasileña no tenemos un detalle exacto de los gastos. Sin embargo, como el gobierno posee más de 300 mil máquinas, la estimación es que haya una reducción por los gastos de licencias de más de 2 millones de reales (más de 400 millones de pesos) sólo con la migración de software de escritorio".

­¿Cuáles son las dificultades con las que se enfrentaron y cuáles son los beneficios que ya están percibiendo de esta migración?

"Actualmente, el Comité de Implementación del Software Libre agrega más de 92 órganos del Gobierno Federal. Hay ministerios que ya migraron más del 70% y otros partieron con aplicaciones específicas. Lo importante es que el movimiento está en todos los organismos. Por ejemplo, la Empresa de Correos y Telégrafos (ECT) invirtió la semana pasada $ 8 millones de reales para dotar a esa organización de una solución de informatización de escritorio libre. Hasta ahora la solución está siendo usada en 14 mil máquinas y el plan es que sea adoptada en más de 30 mil computadores, lo que generará una reducción de más de $ 21 millones de reales para el próximo año.

­El gran mito es que Linux es mucho más difícil de usar o es sólo para expertos. ¿Cómo manejaron ustedes el tema de la capacitación?

"Bueno, partiendo por el caso de la ECT, la empresa gastó $ 16 mil reales para capacitar a 40 técnicos que da-rían soporte a los usuarios finales. Realmente es un mito esa cuestión de que Linux es difícil o complicado. La prefectura de la ciudad de Sao Paulo ha instalado más de 100 telecentros con computadores con acceso gratuito en las periferias y ya los han usado más de 500 mil personas. Y tenemos muy buenas experiencias. Hay casos de jóvenes que no sólo aprendieron a usar un PC, sino que también se interesaron por los códigos y se profesionalizaron en esa área. El gobierno siempre entrenó gente, sólo que antes lo hacía considerando soluciones propietarias, incentivando la mantención de monopolios con recursos de la sociedad".

­Usted ha dicho que las mayores reticencias al cambio hacia un sistema de software libre son culturales. ¿Cómo están enfrentando eso en las divisiones públicas, donde generalmente los funcionarios son especialmente sensibles a lo nuevo?

"Lo nuevo siempre causa resistencia, es natural esa primera reacción. Pero hemos visto que cuando el trabajo de migración es bien hecho, precedido de una sensibilización y de demostración de la nueva iniciativa, se acepta bien. Además, hay que aclarar que la diferencia del software libre está en su modelo de licenciamiento y comercialización, y cumple bien las funciones para el que fue proyectado. Hay excelentes editores de texto, por ejemplo, que fueron desarrollados mundialmente, con el soporte de comunidades que agrupan a millares de desarrolladores. Seguramente el de-sempeño de esos software es superior a opciones producidas por un número restringido de técnicos".

Nos sobran los motivos

El presidente del ITI dice que la opción por el software libre tiene que ver con razones macroeconómicas, ya que disminuyendo el envío de royalties para el exterior, Brasil puede invertir en el desarrollo de tecnología nacional. Además, se cuida la seguridad, ya que el sistema abierto puede ser auditado y se sabe exactamente qué programa se ejecuta. También está en juego la autonomía tecnológica, ya que con la apertura del código fuente, los técnicos del gobierno o de las empresas pueden alterar en cualquier momento su estructura, según sus necesidades. "Con el software libre la oferta aumenta. Actualmente hay 190 opciones de distribución Linux, 10 navegadores, 14 programas de e-mail, 21 de mensajerías instantáneas y por lo menos 13 para archivos PDF. Además, todas las innovaciones son compartidas con la comunidad y con eso las personas dejan de ser usuarios arrastradores de íconos y pasan a diseminar el conocimiento".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios