Sábado 24 de Agosto de 2019


Realidad en latinoamérica: Avances a paso lento
Catalina Correia C.
Chile emerge como uno de los países que han apostado más fuerte por la modernización del Estado. Pero aún queda mucho por hacer.

Publicado: Jueves, 26 de Mayo de 2005

Hoy los chilenos pueden declarar sus impuestos, pagar los permisos de circulación y solicitar diversos trámites a través de internet, sin moverse de sus casas. Iniciativas como la del Servicio de Impuestos Internos y Chile Compras nos han situado en una posición privilegiada en el conexto mundial.

Pero no hay que quedarse de brazos cruzados. Al menos en nuestra región no estamos tan mal, aunque los expertos afirman que es difícil hacer comparaciones porque las realidades de la región son muy distintas: "Latinoamérica es bastante heterogénea y creo que en términos generales recién se está comenzando a implementar el gobierno electrónico en serio. Aunque existen algunas experiencias interesantes, la región ha mostrado resultados más bien tímidos. Sin embargo, creo que está dentro de lo esperable", dice Carlos Osorio, miembro del Centro Nacional de Gobierno Digital de la Universidad de Harvard.

En el contexto regional, Hanno Klausmeir, especialista en tecnologías para el sector público de SAP, dice que Chile es pionero y que la tecnología está disponible, pero hay que enseñarle a la gente a cómo usar esa herramienta y que la incorpore en su vida cotidiana. Y es que si bien hoy en la administración pública prácticamente todos los funcionarios tienen un computador, es más que común encontrarse con memorándum escritos a mano, y mucho, mucho papel.

A juicio del ejecutivo, una de las principales razones por las cuales Chile debe hacer un mayor esfuerzo por incorporar más TIC es que éstas les facilitan la vida a todos. "Dado que estamos en una economía global, los países deben competir entre ellos para obtener mayor inversión. Un país que no ofrece buenos servicios a los ciudadanos o empresas a un costo aceptable, deja de ser competitivo", afirma Klausmeier.

Las piedras en el camino

Chile avanza a paso firme, aunque lento, dice Osorio. La distancia en cuanto a la modernización del Estado con respecto a otros más avanzados "no tiene tanto que ver con el gobierno digital en sí, sino con el estado de desarrollo del país, en especial con respecto a tecnología e innovación. También la especial manera en que la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales) influye en la toma de decisiones, la manera en que como sociedad nos relacionamos con el Estado y las barreras impuestas por el derecho administrativo", sentencia Osorio.

Otro problema es la falta de recursos. Hay reparticiones públicas que tienen necesidades más prioritarias que atender y ante la disyuntiva de destinar recursos para poner más camas en un hospital o más computadores en un colegio, la opción parece evidente: "Una de las principales debilidades del país es la falta de presupuesto", afirma Klausmeier.

La falta de masa crítica es otro escollo. Si bien hoy contamos con muchos servicios a los que se puede acceder mediante tecnologías, no son utilizados porque los usuarios no saben cómo hacerlo o porque no les da confianza. Un ejemplo es la última iniciativa del Servicio de Impuestos Internos que permitía declarar la renta a través de un mensaje de texto por celular. Sólo 334 personas la ocuparon.

"Además de la existencia de planes debe avanzarse de manera importante en el acceso a la tecnología y a su utilización en forma masiva. Países como Chile han dado importantes pasos, ya sea a través de la habilitación del equipamiento necesario en colegios y universidades, como en la formación ténico y profesional. Aún así subsisten problemas de cobertura asociados, más que a los problemas propios de los planes en gobierno electrónico, a los conocidos problemas de equidad que retardan el acceso pleno a la población", afirma Eduardo Araya, profesor del departamento de gobierno y gestión Pública de la Universidad de Chile.

Y es que no se trata de que el Estado traiga tecnologías a tontas y a locas; es necesario que se conviertan en una herramienta útil para su vida diaria. "Creo que el principal problema es la excesiva focalización en incorporar nuevas tecnologías. La tecnología en sí no tiene mucho sentido si no es en el contexto de crear valor público", afirma Osorio.

Los expertos concuerdan en esto: "Es importante considerar que la innovación, fundamentalmente en el ámbito de la gestión no se relaciona necesariamente con la incorporación de nuevo equipamiento tecnológico. La modernización no es sinónimo de más computadores en las oficinas, si las personas no están capacitadas parea usarlos y aún más si los procesos no son lo suficientemente eficaces para alcanzar objetivos", concluye Araya.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios