Martes 21 de Mayo de 2019


Tecnología en los estudiantes de pedagogía: Comienza la generación de los e-profesores
Daniel Fajardo C.
A pesar de que las universidades podrían incentivar aún más el desarrollo de las TIC en los futuros pedagogos, la implementación de laboratorios y ramos relacionados, sumado a un fuerte cambio generacional, está produciendo profesores más versados en las herramientas informáticas.

Publicado: Jueves, 26 de Mayo de 2005

Una investigación realizada recientemente por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica indica que los jóvenes que poseen un uso intensivo de la mensajería instantánea desarrollan una serie de habilidades cognitivas nuevas, respecto de las de otras generaciones. Son capaces de manejar varias conversaciones en paralelo, con una velocidad y capacidad de síntesis que ya los quisiera cualquier adulto.

Los estudios no sólo muestran los efectos sociológicos de la incorporación de las nuevas tecnologías, sino también el tremendo desafío que se plantea a los profesores escolares a lo largo de todo el país, para adaptarse a este cambio y así poder incorporarlo a sus metodologías de enseñanza.

Durante los últimos años han aparecido en Chile varias iniciativas públicas y privadas para capacitar a los profesores en las nuevas tecnologías. Enlaces, CDI, Fundación de Vida Rural, Foges y Edunova son algunos ejemplos. ¿Pero qué sucede con el futuro profesor? O sea. ¿Cómo las escuelas de pedagogía y educación universitarias están preparando a sus alumnos con herramientas tecnológicas? A primera vista, el diagnóstico es bastante alentador. Prácticamente todas las facultades relacionadas con la educación poseen laboratorios de computación donde los alumnos pueden aprender ciertas herramientas que utilizarán en las aulas escolares.

Por otro lado, en la mayoría de las mallas curriculares se incluyen ramos relacionados a las TIC. Por ejemplo, la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), institución que posee la plaza de estudiantes de pedagogía más grande del país, tiene estas áreas bastante incorporadas, lo que se aprecia en el caso de Pedagogía en Educación Básica, donde aparecen ramos como "Informática Educativa", "Educación Tecnológica", "Laboratorio Pedagógico Multimedial" y "Didáctica de la Educación Tecnológica", cátedras que se repiten en casi todas las pedagogías de esta institución educativa. Incluso en la Pedagogía en Educación Musical se aprecian los ramos de "Tecnología e Informática Musical" I y II.

En el caso de la PUC, los futuros profesores de Educación General Básica tienen sólo el ramo de "Educación Tecnológica" entre los obligatorios, cuya materia se acerca más que nada a una perspectiva histórica. Sin embargo, esta casa de estudios posee modernos laboratorios y varios ramos electivos de tecnología para alumnos de pregrado.

En regiones podemos tomar el ejemplo de la Universidad de La Serena, que a pesar de tener en la malla de los potenciales "profes" de Básica sólo el curso de "Metodología de la Educación Tecnológica", comenzaron hace unos años a implementar un centro para desarrollar sistemas educativos apoyados en el desarrollo informático. La Universidad de Concepción, por su parte, también incluye materias como "Educación Tecnológica" e "Informática Educativa".

Temas pendientes

Aunque el proyecto Enlaces, dependiente del Ministerio de Educación, tiene como uno de sus objetivos el capacitar tecnológicamente a los profesores de la enseñanza pública, Hugo Martínez, su director ejecutivo explicó a Chile Tecnológico que trabajan en conjunto con las universidades para lograr sus metas. "La forma en que llegamos a las escuelas, el soporte y la capacitación contemplan una red de universidades a lo largo del país con el fin de involucrar a quienes estudian pedagogía, con docentes que ya están ejerciendo y así mejorar la calidad de nuestra enseñanza", comenta Martínez.

El personero gubernamental agrega además que es muy difícil para Enlaces influir en la formación tecnológica de las universidades. "Es complejo, porque ellos tienen total autonomía al respecto, por lo tanto sus mallas curriculares tienen muchas veces que ver con las estrategias que cada universidad define", señala.

Sin embargo, Martínez sostiene que la clave en la formación tecnológica tanto de profesores como de estudiantes de pedagogía tiene tres esferas. La primera es el conocimiento de una "cultura informática" básica. O sea, utilizar las funciones típicas de un computador, navegar por internet y ocupar los principales programas. "Creo que esta área ya está resuelta en las escuelas de pedagogía, ya que cuentan con una infraestructura tecnológica adecuada, además de una modernización del sistema universitario en general. Por ejemplo, ya en la mayoría de las universidades los alumnos inscriben sus ramos o ven sus notas por internet, lo que obviamente influye en su formación como profesionales.

La segunda fase es la capacidad para usar la tecnología en la pedagogía propiamente tal, para así hacer planificaciones pedagógicas. Y en tercer lugar se encuentra el aprovechamiento de las TIC para labores de gestión educativa, como organización de notas o informes, entre otras actividades. "Creo que en estos puntos estamos en un nivel preocupante aún y ahí es donde hay un área de desafío enorme", detalla Martínez.

Herramientas especializadas

Uno de los pocos ejemplos donde se ha aprovechado al máximo la formación tecnológica en profesores es lo que ocurre en el Centro para el Desarrollo de Innovaciones en Educación "Comenius", que funciona en la Universidad de Santiago de Chile (USACh). Con más de 15 años de vida, esta entidad se dedica a formar a los futuros profesores en Licenciatura en Educación en Matemáticas y Computación.

Los alumnos del centro son capaces de hacer clases de geometría, álgebra o representar funciones con una serie de herramientas y programas informáticos, además de otra serie de habilidades tecnológicas en pos de la pedagogía.

Fidel Oteíza, académico de la USACh y director del Centro Comenius, estima que la formación tecnológica se ha incorporado bastante en la formación de profesores en las universidades chilenas, pero aún queda camino por recorrer.

"Si hay que poner una nota, diría que estamos entre el 3 y el 4. Los estudiantes de pedagogía están recibiendo el conocimiento adecuado en herramientas generales. Ya saben manejar bien el computador, recibir un correo electrónico, escribir en Word, hacer informes o confeccionar una presentación en Power Point, pero lo que falta ahora es crear ramos y centros donde se generen herramientas especializadas para cada asignatura", concluye Oteíza.

E-learning docente

La educación a distancia o e-learning tiene sus adeptos entre los profesores. Un ejemplo de esta utilización de herramientas tecnológicas es lo que realiza el Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) de la Universidad de Chile, que hace cuatro años imparte cursos de perfeccionamiento virtuales para profesores. La idea de la iniciativa es realizar una serie de cursos de perfeccionamiento que ya son bastante conocidos por los profesionales de la educación, cuya única diferencia es que se brindan de manera virtual.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios