Domingo 21 de Julio de 2019

FORMACIÓN EN SALUD
La tecnología responde a los nuevos desafíos de la medicina
Catalina Correia C.
Con un número mayor de casas de estudios que dictan carreras relacionadas con la salud y pacientes cada vez menos dispuestos a ser "conejillos de indias", la preparación de este tipo de profesionales se complica. Para eso está la tecnología.

Publicado: Jueves, 26 de Octubre de 2006


Catalina Correia C.

De niños, todos soñamos con ser doctores y salvar cientos de vidas humanas. En el camino, muchos van desistiendo, principalmente por el terror a la sangre que sienten algunos, y otros porque se dan cuenta de que es una forma de vida que tiene muchas exigencias. Y es que los que persisten no la tienen nada fácil.

Muchas veces los profesionales de la salud se ven enfrentados a casos o enfermedades rarísimas, antes las cuales no saben cómo reaccionar, porque nadie les ha enseñado. Pero cuando se está lidiando entre la vida y la muerte, un error no es cualquier cosa.

Se estima que 50 mil muertes al año en Estados Unidos son provocadas por errores médicos, los que, a diferencia de las negligencias, son involuntarios. Si se traspasa la misma cifra a la realidad chilena, podríamos afirmar que en nuestro país mueren 5 mil personas al año porque los profesionales que los atendieron no supieron cómo reaccionar adecuadamente. Es decir, por un problema de formación.

Y es que en el mundo, y Chile no ha sido la excepción, la educación en medicina se ha tornado cada vez más compleja. En nuestro país, cada vez tenemos más universidades que dictan carreras relacionadas con el área de la salud. Y, sin embargo, los pacientes están cada vez más conscientes de sus derechos, y muchas veces se niegan a ser utilizados como "conejillos de indias" para que jóvenes que están recién aprendiendo practiquen en ellos.

Simuladores

"Es más, estoy seguro de que en no más de dos años tendremos una nueva ley que exigirá consentimiento de los pacientes para que puedan ser atendidos por profesionales en formación. Y la mayoría dirá que no", vaticina el doctor Carlos Reyes, presidente de comité nacional de reanimación cardiopulmonar y médico de la Clínica Alemana.

Ante esta situación, los simuladores aparecen como la mejor opción. Se trata de maniquíes de tamaño real, con la tecnología necesaria para desplegar miles de escenarios catastróficos para que los profesionales de la salud puedan practicar sin problemas.

Uno de ellos es SimMan, un muñeco capaz de simular cualquier condición aguda que puede tener un paciente. Fue desarrollado por la compañía de origen noruego Laerdal, que comenzó a incursionar en esta área hace más de sesenta años. Los avances han sido enormes.

Tore Laerdal, CEO de la empresa, estuvo en Chile para el congreso Trauma Care realizado en septiembre en CasaPiedra. En la ocasión aprovechó de reunirse con los jefes de carrera de medicina y enfermería de varias universidades chilenas, para advertir sobre las potencialidades del uso de este tipo de simuladores en el entrenamiento de profesionales médicos tanto en el manejo de las situaciones clínicas graves más frecuentes en la práctica diaria, como en la correcta utilización de recursos para la optimización asistencial.

Además, este tipo de simuladores permiten analizar y discutir las actitudes de los alumnos ante los casos clínicos que se plantean en el momento.

El escenario en el que se desenvuelven estas situaciones es controlado a través de un software dirigido por un tutor debidamente entrenado. En función de la respuesta que vaya dando el alumno, el programa va registrando los distintos parámetros: electrocardiograma, pulso y tensión arterial, respiraciones, saturación de oxígeno, temperatura, auscultación de sonidos cardíacos, respiratorios y abdominales, etc.

Además, constata la realización de técnicas de urgencia como intubación y ventilación pulmonar, gástrica, descompresión de neumotórax, desfibrilación, canalización de vías venosas, masaje cardíaco y administración de medicamentos.

El simulador cuenta además con una cabeza de intubación realista con lengua flexible, cartílago arytenoide, epiglotis, cuerdas vocales, tráquea, árbol bronquial, esófago y pulmones. Está preparado para ser sometido a múltiples técnicas de ventilación, exhalar CO2, mostrar signos de respiración espontánea (movimiento de pecho, exhalación de aire por la boca, sonido, etc.), ofrecer una frecuencia de respiración variable, obstrucción farígea, edema de lengua, trismus, laringoespasmo, limitación cervical de movimiento, reducción de la capacidad pulmonar, distensión estomacal, pneumotórax en diversos lugares o impedir la intubación o la ventilación.

Hiperinteligente

Para la aplicación de técnicas circulatorias y administración de fármacos, SimMan cuenta con un brazo derecho con piel y venas recambiables, así como zonas para punciones subcutáneas e intramusculares. Ofrece también pulso carotideo bilateral, pulso braquial y radial en el brazo de presión sanguínea, pulso femoral bilateral, o dependencia del pulso según presión sanguínea y posición anatómica.

En lo que se refiere a funciones cardíacas, el software es capaz de reproducir más de 2.500 variaciones de ritmos cardíacos, con distintos tipos y frecuencias de extrasístoles. Asimismo, permite la desfibrilación semiautomática o manual, la monitorización cardíaca y marcapasos transcutáneo.

La presión sanguínea se puede tomar de manera automática, auscultada o palpada. El brazo izquierdo permite la auscultación de los sonidos de Korotkoff sincronizados con el pulso.

Además, puede hablar a través del micrófono del instructor, emitir sonidos cardíacos, intestinales y pulmonares, tos, vómito, lamentos y demás sonidos. "Esta es una capacidad muy importante, porque la gran falencia que tiene hoy día el personal médico es la comunicación con sus pacientes. Y ésta es vital para poder hacer un diagnóstico certero", advierte Laerdal.

Luego de finalizada la intervención, el programa presenta un detalle paso a paso de todas las acciones que se realizaron en el paciente, y muestra cómo fue respondiendo. Esto permite que el futuro profesional comprenda claramente qué hizo mal o que podría haber hecho mejor.

Así lo explica el CEO de Laerdal: "Los simuladores ofrecen una preparación realista de casos extremadamente raros, en los cuales los errores están permitidos y las repeticiones son posibles", cuenta.

Y afirma que de acuerdo a su experiencia, muchas veces los estudiantes olvidan que están tratando con maniquíes y "se involucran personalmente con ellos".

IGUALITO A LOS PILOTOS

El doctor Reyes explica que el uso de simuladores para la formación de profesionales es de larga data. Recuerda que hace más de 20 años que este tipo de equipamiento se está implementando en todas partes del mundo para entrenar a los pilotos de aeronaves, lo que diminuyó considerablemente las tasas de accidentes. "En la medicina deberíamos haber comenzado mucho tiempo antes", dice.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios