Miércoles 24 de Abril de 2019

TELEVISIÓN POR CABLE:
Cuando el control apaga la violencia
Daniel Fajardo C
Con alrededor de 500 familias suscritas a la televisión por cable, el proyecto quijote ha permitido que niños y jóvenes de la población Escritores de Chile (Recoleta) pasen más en su casa y menos en la calle. además se logró desarrollar un sistema de organización social pocas veces visto.

Publicado: Jueves, 27 de Marzo de 2008


Daniel Fajardo C

"Cuando empiezan las balaceras en la calle, los niños están en sus casas viendo monitos animados."

Miguel Acosta explica de forma muy gráfica cómo la incorporación masiva del TV cable ha ayudado a la población Escritores de Chile a mejorar sus problemas sociales. Conocido en todo Recoleta como "El Lito", Acosta es presidente del Centro Cultural "Los de la T", organización comunitaria que ha logrado construir una sede vecinal, realizar eventos, crear una escuela de alfabetización digital, y ser el piloto del Proyecto Quijote de VTR.

La iniciativa, que comenzó en mayo de 2006, tiene el objetivo de dar facilidades a una población con serios problemas económicos y alto riesgo social, al acceso a televisión por cable. La metodología es cobrar un precio preferencial, bastante menor que el regular.

Además, el proyecto, patrocinado por la Municipalidad de Recoleta, implementó una Escuela de Informática y Ciudadanía, con la colaboración del Comité para la Democratización de la Informática (CDI).

La lógica de VTR era sencilla. Mucha gente en los sectores más pobres se cuelga al cable. Y usando el refrán: "Si no puedes contra ellos, úneteles", decidió crear un sistema a la medida de dicha realidad, logrando además, realizar sus objetivos de Responsabilidad Social Empresarial.

Con ese entusiasmo y energía típicos de quienes están acostumbrados a organizar cosas las 24 horas del día, "El Lito" explica sus aprensiones iniciales. "Mucha gente estaba acostumbrada a colgarse. Acá entraba una camioneta de VTR y todo el mundo se urgía o bien comenzaban a apedrearla. Por eso nuestra pregunta inicial era: ¿Dónde está la letra chica? Siempre estábamos desconfiados".

Cuando se dieron cuenta de que la cosa iba en serio, comenzaron a confeccionar carteles avisando a la gente que fuera a inscribirse. En una semana tenían 200 interesados y en un mes, 300.

Dicom vecinal

Lo interesante es que a dos años de su puesta en marcha el Proyecto Quijote ha funcionado como un reloj suizo. De 700 familias que viven en la población Escritores de Chile, 500 tienen el servicio. Y el porcentaje de morosidad es tan bajo, que ya lo quisieran las grandes compañías de telecomunicaciones para su cartera de clientes.

Tan innovador como la iniciativa es el mismo funcionamiento. La idea es que la administración del pago esté a cargo de la misma comunidad. Y aquí es donde entran nuevamente Los de la T. Ellos son los que recaudan una vez al mes el dinero de las suscripciones y luego le pagan el total a VTR.

"Al principio fue enredado administrar todo este cuento. Llegaban facturas que no correspondían y esas cosas. Pero con el tiempo todo se acomodó," agrega el dirigente vecinal.

De esta forma, sagradamente, todos los días 20 de cada mes, desde las 19:30 a las 21:30, cientos de personas acuden a la sede vecinal a pagar su suscripción. Es casi un evento social. Niños, ancianos, jóvenes y familias enteras se agolpan responsablemente.

Dicen cuál es su dirección y desde fuera de la reja de la sede cancelan. El Lito y otros jóvenes corren de un lado para otro recibiendo el dinero, anotando los nombres y entregando vales que dicen "Proyecto Quijote". A veces, la jornada se extiende hasta la medianoche. "Incluso logramos que un furgón de Carabineros se estacione al frente para no tentar a los malandrines", comenta Miguel Acosta.

Ha llegado a tal la sofisticación organizacional, que poseen una especie de "Dicom vecinal", como ellos mismos la bautizaron.

Se trata de listas de morosos que son pegadas en los almacenes y negocios de la población. De tal manera que todos sepan quién no ha pagado.

"Igual, la mayoría de la gente paga. Especialmente los más humildes. Cuando vemos que definitivamente alguien no va a pagar, a pesar de haberle avisado, le enviamos un e-mail a VTR para que le corten el servicio. Y tenemos una política que al que le sucede esto, no vuelve a participar del Proyecto Quijote. Es una técnica simple y que nos ha dado muy buenos resultados," apunta Acosta.

La vicepresidenta de Asuntos Públicos y RSE de VTR, María Paz Epelman, considera que es imperativo que las empresas con visión incorporen este nuevo modelo de negocios, puesto que ello conlleva un aprendizaje mutuo entre empresa y comunidad.

"Es un proyecto de responsabilidad social que crea nuevas oportunidades de acceso a la base de la pirámide social chilena, capaz de generar un acceso más equitativo a los beneficios educacionales y culturales de la televisión por cable", indica la ejecutiva.

Participación

Entre los beneficios que, según sus propios protagonistas, ha generado el Proyecto Quijote está, en un principio, la seguridad. "Antes los jóvenes pasaban en la calle porque no tenían nada más que hacer. Y ahí corrían armas hechizas, consumo de drogas y microtráfico. No digo que ahora no exista. Pero ha bajado bastante. En parte porque niños y jóvenes están más dentro de sus casas, ya que tienen una herramienta de distracción y entretención", comenta el Lito.

Y agrega: "Por otro lado, las dueñas de casa ven programas que antes no conocían y los viejos ven Discovery Channel. Me reí mucho hace unos meses cuando un vecino me comentaba con mucho interés sobre un reportaje de las cárceles en Estados Unidos."

Pero independientemente de los beneficios que pudiera dar una ventana al mundo como es la televisión por cable, el Proyecto Quijote ha demostrado que una comunidad puede organizarse sola y autoadministrar un servicio relacionado con las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Miguel Acosta cree que uno de los elementos más rescatables es la participación ciudadana que se ha generado.

"Muchas veces el Gobierno promete cosas, como computadores. Pero la verdad es que no le creemos mucho. En cambio, con esto estamos logrando un sistema de organización ciudadana pocas veces visto. Y sin tener absolutamente ningún color político. Por ejemplo, la otra vez citamos a unareunión y llegaron 700 personas. Tuvimos que hacer siete reuniones, durante todo el día", menciona Acosta.

El pasaje "T"

El Centro Social, Cultural y Artístico Los de la T nace el año 1995. En sus inicios el trabajo organizacional fue dirigido principalmente a niños y jóvenes en riesgo social, pero actualmente incluye a toda la familia. Entre sus logros destaca el haber sido una de las agrupaciones fundadoras de la Unión Comunal Infantil y Juvenil de Recoleta ser la primera agrupación juvenil en lograr una sede social propia, imprimir un boletín vecinal con 4.000 copias quincenales y ser premiada en varias oportunidades como la mejor organización social de Recoleta y la Región Metropolitana. El nombre proviene del pasaje donde vivían sus fundadores, que tenía la forma de la letra "T".

Recoleta Ciudadana

Entre sus diversas actividades, "Los de la T" fueron la primera agrupación vecinal de Recoleta en ser capacitados y formar parte del portal "Recoleta Ciudadana" (www.recoletaciudadana.cl), desarrollado por el Observatorio de Comunicaciones Digitales y patrocinado por la Municipalidad de Recoleta. El sitio es un diario de periodismo ciudadano comunal único en Chile.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios