Sábado 24 de Agosto de 2019

Telecomunicaciones
Fiscalización, la pata coja con que camina la Subtel
Pamela Carrasco T.
Tanta tecnología y tanto reclamo dando vueltas, vale la pena preguntarse si necesitamos contar con una Superintendencia de Telecomunicaciones dedicada exclusivamente a fiscalizar y poner ojo. Los expertos tienen la palabra.

Publicado: Jueves, 27 de Abril de 2006

Las tecnologías nos invaden por todas partes: celulares, banda ancha, WiFi y telefonía IP nos resultan realidades cada día más familiares. Y desde el sector público y privado se lanzan frases de orgullo por el avance de nuestras telecomunicaciones.

Pero como todo lo dulce tiene un lado de agraz, con este mayor boom de ofertas y productos en telecomunicaciones han aumentado las quejas. Sólo en 2005 la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) recibió más de 27 mil reclamos de clientes.

Frente a esto surge la pregunta de si necesitamos contar con una Superintendencia de Telecomunicaciones -que igual que la de Isapres o la de Bancos- concentre todas sus fuerzas más en fiscalizar que en regular.

Les lanzamos la interrogante a abogados, analistas, docentes, empresarios y autoridades.

Cuestión política

El principal implicado, Pablo Bello, subsecretario de Telecomunicaciones, aclara que el programa de Gobierno de la Presidenta Bachelet no contempla la creación de una Superintendencia sectorial. "Sin embargo, existe disponibilidad para estudiar este tema, como otros, en la medida en que exista un amplio consenso sobre la materia y que contribuya efectivamente". Para Mauricio Ríos, gerente sector Telecomunicaciones de DMR Consulting, contar con una Superintendencia de Telecomunicaciones puede ser una interesante alternativa. "Las tendencias de convergencia de servicios hacen que cada vez los operadores estén esforzándose por mantener altos niveles de operación y satisfacción ante quejas o problemas de servicio", añade.

Ríos piensa que en materia de reclamos y protección al consumidor, una Superintendencia de Telco podría ser un canal más eficiente en la materia dadas las pocas estadísticas que presenta el Sernac y la Subtel en el sector.

"En Europa, sin embargo, la defensa se centra en organismos de defensa del consumidor que tienen divisiones especializadas. Esta estructura - como una división del Sernac especializada en telecomunicaciones- es el responsable de entender el mercado, la regulación y representar a los consumidores", aclara.

Jorge Miguel Otero, abogado experto en telecomunicaciones y socio del Estudio Jurídico Otero, cree que la Subtel sí tiene facultades para fiscalizar, puede interpretar la ley y aplicar multas. "Pero distinto es que no se ejerzan oportunamente, como lo es la falta del cumplimiento de la segregación de la red de CTC, dispuesta reiteradamente por los organismos antimonopolios y que es necesaria para que haya competencia efectiva en servicios que requieren llegar a los usuarios por medio de cable. Esto no se ha hecho por falta de voluntad política".

Néstor Becerra-Yoma, Ph.D., académico del Laboratorio de Procesamiento y Transmisión de Voz del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile, advierte que el crecimiento de abonados en telefonía puede que no haya sido acompañado de un aumento de la infraestructura de las empresas proveedoras. "Además, el explosivo incremento de usuarios de internet ha traído la demanda de accesos cada vez más rápidos, y la oferta de "banda ancha" se ha hecho banal", dice.

Advierte que es necesario definir antes para el mercado lo que empresas de telefonía y proveedores de internet realmente ofrecen. "Y luego una fiscalización continua y metódica de los servicios ofrecidos", dice.

Mejorar lo que hay

Al igual que Otero, el académico hace ver que la Subtel ya cuenta con una división de fiscalización. "La creación de una Superintendencia de Telecomunicaciones mostraría cierta redundancia. Por lo planteado aquí, se hace esencial una fiscalización del Grado de Servicio (disponibilidad de red para hacer una llamada) en telefonía celular y de los parámetros de calidad de servicio en internet (velocidad de transmisión, pérdidas de paquetes, tiempo necesario para conectarse, etc.) de modo continuo y con una metodología".

El problema -resalta- es que estos estudios requieren de un expertise y conllevan un costo. "Este tipo de estudios bien lo puede coordinar la Subtel con una voluntad política. Sin embargo, las atribuciones de una Superintendencia podrían ir más allá, una vez que pueden tener acceso al estado financiero y contable de las empresas para verificar el cumplimiento de las inversiones en tecnologías y plataformas hipotéticamente acordadas. Aun en este caso, este tipo de fiscalización no puede restringirse sólo al aspecto contable por los alcances de la evolución tecnológica".

Becerra-Yoma cree que es de sentido común que, antes de discutir la creación de una Superintendencia, "se planifique una fiscalización consecuente, sostenida e inteligente usando las atribuciones de la Subtel".

Alberto Mordojovich, gerente de RedVoiss, está en el centro de la pelea por el monopolio y derechos del consumidor en voz sobre IP. Pero aún así, cree que Chile no necesita una Superintendencia. "Previo a eso tiene que resolver cosas como ¿Qué tipo de internet tendremos, neutral o parcial? ¿Qué derechos tienen los usuarios de esta red? y ¿Cómo se regula y se gobierna Chile como parte de la Sociedad del Conocimiento?, concluye.

La empresa

Alberto Mordojovich aclara que las Superintendencias sirven para fiscalizar el accionar de ciertos actores del mercado bajo un regulación muy precisa y ampliamente aceptada por la sociedad. "En el caso de las telecomunicaciones en nuestro país eso no existe. Tampoco la dinámica del sector ha llegado a una estabilidad tecnológica para crear esta instancia. En resumen, una Superintendencia de Telecomunicaciones no tiene más ni menos sentido que el que tiene la actual Subtel. Creo que ya hay demasiadas organizaciones estatales que sólo agregan burocracia en algo que debe apuntar al lado contrario", dice.

Jorge Miguel Otero dice que es vital tener una normativa eficiente que se ajuste a los cambios tecnológicos y los estimule. "Necesitamos una autoridad con visión de futuro, proactiva, que junto con castigar incentive nuevas tecnologías. Y esto se enmarca dentro de un concepto mayor que dice relación dónde Chile quiere estar en la industria tecnológica, que incluye las telecomunicaciones. Personalmente, soy más de incentivar que castigar", resalta.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios