Martes 21 de Mayo de 2019

Nuevo dispositivo
Una ayudita para los no videntes
Catalina Correia C.
Una máquina desarrollada por una investigadora del MIT permite que las personas que tienen problemas a la vista puedan leer libros y ver fotos. Se trata nada menos que del proyector más pequeño del mundo.

Publicado: Jueves, 27 de Julio de 2006


Catalina Correia C.

Los invidentes o personas que han sufrido una disminución importante de su capacidad visual, ya sea por alguna enfermedad o accidente, tienen muchas dificultades para desenvolverse en la vida cotidiana. Obviamente, están imposibilitados de leer y tienen que lidiar con muchos problemas cada vez que tienen que desplazarse por la ciudad.

La tecnología ahora les echa una mano.

Una investigadora del Massachusetts Institute of Technology, Elizabeth Goldring, quien ha debido batallar con estos mismos problemas visuales, ha desarrollado el proyector más pequeño del mundo, que al ser colocado en el ojo permite que los no videntes puedan no sólo leer libros, sino también ver fotos o visitar espacios virtuales.

Arte y tecnología se unen

En sencillo, se trata de una versión avanzada del oftalmoscopio láser (SLO), que habitualmente se emplea para mediciones de la retina y del nervio óptico, pero tiene un tamaño y un costo mucho menor (cerca de 3 mil dólares).

Gracias a un lenguaje visual desarrollado por esta investigadora, el aparato es capaz de proyectar imágenes relacionadas con ciertas palabras directamente en la retina. Así, se pueden percibir desde dibujos sencillos hasta espacios virtuales.

El proyecto ha sido publicado originalmente en la revista Optometry y ha tenido una excelente acogida en las pruebas clínicas que se han realizado con 10 personas afectadas

La relación entre esta investigadora y su innovación nace de una experiencia personal. Producto de una diabetes, Goldring llegó a perder completamente la visión, hasta que se sometió a una cirugía que restauró en parte su capacidad de ver.

Abre los ojos

Luego, debió someterse a múltiples exámenes. Uno de ellos la puso en contacto con el Oftalmoscopio de Escaneo Láser, que le proyectó una imagen directamente en la retina, con el fin de determinar si la investigadora, que había sufrido hemorragias que le impedían ver, tenía alguna parte de su retina no comprometida.

Goldring estaba más que feliz cuando descubrió que era capaz de ver la imagen que le presentaron, una pequeña tortuga. Sin embargo, le pareció una visión un tanto aburrida, y preguntó si podía escribir la palabra "sol", de manera que el oftalmoscopio de escaneo láser recibiera esa información y enfocara en su retina otra imagen. A partir de esta experiencia, Goldring decidió abocar todos sus esfuerzos para desarrollar un lenguaje visual que consistiera en palabras cortas que incorporaran gráficos y símbolos que transmitieran el significado de esas mismas palabras, de manera que éstas puedan verse y leerse. Y lo logró.

Pero además decidió modificar el aparato original, que era muy caro y grande, y entonces diseñó una máquina mucho más práctica y dirigida a todas las personas que padecieran de este tipo de problemas.

La nueva máquina para ver ha reemplazado además el láser del oftalmoscopio por diodos emisores de luz, una fuente de luz de alta intensidad que resulta mucho más barata. La máquina está diseñada para ser colocada en un solo ojo.

Hasta el momento, las pruebas clínicas han sido realizadas con pacientes del Beetham Eye Institute, que utilizaron la máquina para ver 10 ejemplos del lenguaje visual creado por Goldring. Seis de ellos interpretaron las imágenes-palabra correctamente, tal como se las habían pedido.

Además, emplearon la máquina para navegar a través de un entorno virtual, lo que abre la posibilidad de que los invidentes puedan ver un sitio antes de visitarlo.

Algo muy útil, ya que se ha constatado que las personas con problemas importantes de visión sienten mucho temor al enfrentarse a un nuevo lugar, porque desconocen la información básica, como la ubicación de los escalones y otras barreras que deban sortear cuando se están desplazando.

Con el aparato de Goldring, estas personas pueden "explorar" con anterioridad el sitio que van a visitar en un espacio virtual, y así obtener las pautas necesarias para moverse en ese lugar cuando lleguen hasta ahí.

La visita virtual se realiza mediante un joystick que permite moverse en todas las direcciones.

Y como el actual dispositivo sólo emite imágenes en blanco y negro, Goldring y sus colegas se encuentran trabajando en pruebas clínicas a gran escala con una versión en color. Así, los participantes podrían explorar incluso las galerías de arte.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios