Sábado 24 de Agosto de 2019

Genoma humano
El oráculo de la genética
Catalina Correia C.
Han proliferado las compañías que ofrecen realizar estudios para conocer la predisposición de las personas a padecer ciertas enfermedades.

Publicado: Jueves, 27 de Julio de 2006


Catalina Correia C.

En estos días, el mundo se sorprendió con la determinación de una familia entera que decidió extirparse el estómago para prevenir el cáncer. Y es que un examen genético determinó que tenían un 70% de probabilidades de padecer esta enfermedad.

Ahora imagine que está solo en su casa, y de pronto ve un comercial en la televisión que le asegura que por una módica suma obtendrá todo su perfil genético, información que le permitirá saber si tiene genes defectuosos o corre riesgos de padecer ciertas enfermedades. ¿Lo haría? Esto ya ocurre masivamente en países como Estados Unidos, bajo el nombre de tests genéticos directo al consumidor (DTC).

Pero ¿cuáles son los alcances de esta suerte de bolita mágica que promete decirnos qué enfermedades nos depara el futuro?

Los expertos dicen que el problema radica justamente ahí. En creer que la información genética nos permite saber nuestro destino. "La gente piensa que van a obtener una información que de otra manera no tendrían y, que a la vez, ésta va a redundar en una mejor calidad de vida. Pero no siempre es así", sostiene el doctor Fernando Lolas, director del programa Regional de Bioética de la Organización Panamericana de la Salud.

En la Sociedad Genética de Chile reconocen que los tests genéticos se han masificado. "Vemos una tendencia hacia la producción de kits de diagnóstico que, como una prueba de embarazo, el usuario puede realizar en su propia casa. El problema es, sin embargo, la calidad y pertinencia del resultado y la interpretación del mismo", dice Gonzalo Gajardo, presidente de la Sochigen.

Así lo ratifica Francisco León, profesor del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina de la U. Católica: "La información genética necesita de un especialista que determine en qué medida esos datos pueden convertirse en una enfermedad".

Usted decide

Y es que la información sobre los genes nos puede dar luces sobre una enfermedad ya presente en el individuo, o enfermedades que podrían aparecer más adelante con bastante probabilidad y otras con muy poca.

Porque se sabe que para que nuestro cuerpo desarrolle una enfermedad, la carga genética debe combinarse con ciertos factores ambientales, como la alimentación, los hábitos y la educación. Esto implica que si alguien cuenta con el gen de alguna enfermedad, ésta no se expresará necesariamente. A estos problemas se suma la confidencialidad de los datos y el posible estigma que acarrea el saber que una persona tiene posibilidades de padecer una grave enfermedad.

El doctor Lolas explica: "El problema es la discriminación, segregación y estigma. Cuando esto sale de los ámbitos de las instituciones que se han comprometido moralmente a guardar la confidencialidad, se vuelve algo imposible de detener. Nominalmente se puede prohibir la difusión indiscriminada de información, pero en la práctica todos sabemos que no se hace", sostiene el profesional.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios