Sábado 24 de Agosto de 2019

Nuevo tipo de outsourcing
Redes de innovadores revolucionan las oficinas
Pamela Carrasco T.
Aprovechando las ventajas de la red y el mundo conectado, las empresas están cambiando la clásica externalización de servicios por una nueva modalidad: el "crowdsourcing". Como todo, la nueva moda tiene de dulce y de agraz.

Publicado: Jueves, 27 de Julio de 2006


Pamela Carrasco T.

Así están las cosas en el conmocionado mundo de la tecnología: un número cada vez mayor de empresas está echando mano a la creatividad e ingenio de aficionados mal pagados o, incluso, no pagados, para bajar sus costos de publicidad, generar contenido y aumentar sus puntos a favor en investigación y desarrollo.

Es el "crowdsourcing", un término recién acuñado y una práctica cada vez más habitual.

En su sentido más literal, sería algo así como "encargo a la multitud". Lo aplican desde firmas pequeñas hasta grandes corporaciones como Procter & Gamble para obtener servicios de forma más barata que mediante el outsourcing o la contratación de servicios externos en países como la India y China.

Bajo el esquema de la colaboración y como un reto a la inteligencia, este nuevo tipo de tele-empleo saca todas las ventajas del trabajo externalizado y en línea, pero pagando los mínimos costos.

Reto a la inteligencia

Ojo, que el sistema funciona con el gancho de ser un "desafío" para científicos o trabajadores independientes a hacerse cargo de la investigación y desarrollo sin formar parte de la empresa ni pagarlo como ocurre con las clásicas modalidades de tercerización u outsourcing.

La remuneración suele presentarse como un "premio", que puede llegar a costar cinco mil dólares pero que no implica relación laboral.

A cambio de este "premio", las empresas se quedan con la mejor parte: reducen costos de investigación y desarrollo y tienen en su staff a los mejores recursos humanos trabajando simultáneamente bajo el alero de internet. Porque si bien las compañías pagan por solucionar un problema determinado, es mucho más barato que tener empleado a un batallón de ingenieros, científicos o técnicos en un departamento de investigación y desarrollo. En esta nueva forma de externalización no importa en qué lugar esté el "empleado", sólo saltan a la vista los ahorros económicos y las ventajas fiscales que se derivan de la utilización de esta verdadera concentración de cerebros en red.

Jeff Howe y el editor Mark Robinson acuñaron el término en la popular revista Wired para definir un fenómeno que se ha extendido gracias a la tecnología, cada vez más accesible y menos compleja.

"Las compañías están tomando mayor ventaja de una masa global que es más inteligente, más productiva y está más conectada", asegura Howe.

Bajo ese esquema, una compañía o institución traspasa una función que antes cumplían los empleados o subcontratados hacia una amplia red de personas anónimas que no se conocen entre ellas y han sido contactadas públicamente, muchas veces a través de internet.

Las redes sociales

En esa red pueden participar, por ejemplo, científicos desconocidos, trabajadores independientes o video-aficionados que utilizan su tiempo libre para resolver problemas, diseñar nuevos productos o crear un contenido nuevo. Uno de los centros de crowdsourcing más conocidos en el mundo científico es InnoCentive.com (http://es.innocentive.com/), que publica en la web los desafíos de grandes empresas en busca de soluciones, entre ellas su fundadora, la farmacéutica Eli Lilly, y el gigante Procter & Gamble.

Posibilidades de negocio

De acuerdo a Jill Panetta, responsable de la conducción científica de InnoCentive, más de 30% de los problemas expuestos en InnoCentive han sido resueltos por los visitantes a ese sitio web.

Entre las personas que han resuelto problemas se incluyen desde aficionados hasta doctores. Muchos de los problemas resueltos han sido de considerable complejidad.

Por ejemplo, Colgate-Palmolive quería traspasar fluoruro a un tubo de pasta dental sin que el fluoruro se disolviera en la atmósfera, un problema que había burlado la astucia de sus investigadores internos. Un científico resolvió el problema desde su garaje. Colgate-Palmolive pagó $25 mil dólares por dicha solución. El costo hubiera sido muchas veces esa cantidad si emplean a sus propios científicos en solucionarlo.

Por la solución de cada problema, por lo general en el área de investigación y desarrollo, la empresa ofrece un premio que oscila entre los 5 mil y los 100 mil dólares. Procter & Gamble también trabaja con empresas que ofrecen servicios similares, como NineSigma, YourEncore y Yet2.

Otra fuente de crowdsourcing es iStockphoto.com (http://istockphoto.com), un archivo fotográfico compuesto por unas 885.000 imágenes de bajo costo, confeccionado con la colaboración de miles de fotógrafos aficionados. Incluso hay quien considera que la Wikipedia ( www.wikipedia.org) es un ejemplo muy claro de 'crowdsourcing', aunque en este caso su uso es gratuito.

Las grandes también

Lego es otra de las empresas que han utilizado este sistema. La compañía lanzó una convocatoria para descubrir a los inventores de la próxima generación de productos "Lego Robotic".

Asimismo, la compañía Zazzle ( www.zazzle.com) recompensa el diseño de camisetas, sellos postales y otro tipo de mercancías a sus usuarios, que pueden obtener hasta un 17% de los ingresos.

Y en el caso de la publicidad, grandes empresas transnacionales como Sony, MasterCard, Converse y Chevrolet han usado anuncios publicitarios que han sido confeccionados por sus propios usuarios para sus campañas masivas. ¡Cosas de la tecnología!

NO SÓLO LAS EMPRESAS

Las instituciones también recurren a esta práctica. Entre ellas, el laboratorio de medios del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), que la usa para el desarrollo y prueba de software y hardware y la creación de robots.

Los medios de comunicación tampoco se salvan de esta tendencia, especialmente la publicidad y la televisión, que alimentan sus contenidos de contribuciones del público y potenciales usuarios.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios