Sábado 25 de Mayo de 2019

Sensores inteligentes
No sólo la mente humana es capaz de pensar
Catalina Correia C
En poco tiempo, los objetos han ido cobrando vida propia. Ya no sólo detectan enfermedades y evitan accidentes, sino que también hablan entre sí. Atentos a la nueva revolución tecnológica.

Publicado: Jueves, 27 de Septiembre de 2007


Catalina Correia C

Están por todos lados. En los hospitales, debajo de los puentes, en las ventanas de nuestras casas.

Se trata de los sensores inteligentes, es decir, aquellos objetos que cuentan con capacidades de gran relevancia social, como predecir huracanes o medir el avance del calentamiento global, hasta acciones que simplemente buscan hacer más fácil y cómoda nuestra vida cotidiana, como dar aviso cuando está por acabarse el pan.

Diversos organismos han catalogado que las potencialidades de estos objetos son tales, que bien podrían ser la próxima gran revolución tecnológica.

El Instituto del Futuro, por ejemplo, ha afirmado que en la próxima década habrá que tener en cuenta que nos moveremos en un entorno de tecnologías conscientes de lo que les rodea.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones, por su parte, ha señalado que los objetos se convertirán en los próximos años en los principales usuarios de la web.

"La ciencia ficción se convierte lentamente en realidad en una internet para los objetos basada en una red de conexiones omnipresentes", prevé el informe titulado "Internet para los Objetos", que fue presentado en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información de Túnez.

Y no es algo para lo cual tendremos que esperar demasiado. Ya existen electrodomésticos dirigidos por computador y prototipos de automóviles dotados de detectores que permiten evitar las colisiones.

La UIT anuncia la llegada de un refrigerador que se comunica directamente con el supermercado de la esquina para que no nos quedemos con la nevera vacía, o una lavadora que se pone en contacto con la camisa sucia.

Los sensores inteligentes se están tomando prácticamente todos los ámbitos de la acción humana.

Para todos los gustos

Desde aspectos tan frívolos como la mera diversión (es cosa de pensar en jugar tenis contra una pantalla, como la posibilidad que brinda la Wii), hasta otros más complejos, como la calidad de vida de pacientes crónicos.

En Estados Unidos, por ejemplo, se acaba de aprobar la comercialización de un sistema que se implanta debajo de la piel para conocer la concentración de glucosa que tiene un diabético en la sangre. La siguiente generación podrá transmitir los datos que se registren hacia un computador.

Se estima, también, que hacia el final de esta década, las camas y las mesas de las unidades de cuidados intensivos, las habitaciones de los hospitales privados, los quirófanos y algunas unidades de endoscopia seleccionadas estarán equipadas con sensores conectados con monitores de control.

De este modo los especialistas sabrán, casi en tiempo real, cómo evoluciona un paciente desde que ingresa al hospital.

El daño cerebral es una consecuencia frecuente del campo de batalla que, al no ofrecer síntomas inmediatos, a menudo pasa desapercibida.

Y los objetos nuevamente prestan una manito de ayuda. Un equipo de expertos estadounidenses ha instalado unos sensores en los cascos de varios soldados para medir la fuerza de los impactos en su cabeza y, de esta manera, identificar los posibles riesgos.

Evitando desastres

Redes de pequeños sensores instalados de forma permanente podrán muy pronto verificar de manera continua la formación de defectos estructurales en los soportes críticos de puentes y pasos elevados de carreteras, brindando a los ingenieros especializados en problemas estructurales una mejor oportunidad de impedir catástrofes.

Es que con el paso del tiempo las tensiones causadas en un puente por el tráfico, el clima y las propias obras de construcción, ampliación o remodelación, pueden provocar la formación de grietas diminutas en las estructuras de acero y hormigón.

La exposición al viento, la lluvia y otros elementos también causan corrosión, la que también puede convertirse en un peligro estructural.

Monitoreando la Antártica

Pero las aplicaciones suman y siguen. En octubre de este año, científicos chinos instalarán en el Polo Sur una red de sensores inalámbricos para controlar los cambios en los glaciares de la Antártica.

Ni más ni menos

El sensor es un dispositivo que registra diversos fenómenos físicos como temperatura, campos magnéticos, vibración, movimiento, velocidad, energía, tamaño, aceleración o presencia de gases.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios