Jueves 15 de Noviembre de 2018


Banda ancha en Punta Arenas: La nueva conexión para el Fin del Mundo
Daniel Fajardo C.
Tres mil kilómetros de fibra óptica y 300 de microondas se están terminando de construir en la Patagonia para que los puntarenenses y fueguinos puedan navegar por internet pagando casi lo mismo que un santiaguino. La gran diferencia es que en Magallanes el clima no ayuda mucho.
* Datos Patagónicos


Publicado: Jueves, 27 de Octubre de 2005

Tierra del Fuego "Hay días en que sólo se puede trabajar de 4 a 7 de la mañana, cuando baja un poco el viento", explica gritando uno de los especialistas encargados del proyecto que permitirá que por primera vez Tierra del Fuego, Punta Arenas y sus alrededores se conecten a internet banda ancha a precios similares al de otras ciudades de Chile.

El técnico habla afirmándose fuertemente de una antena que representa el único signo de civilización en medio de yaretas, guanacos, zorros, ñandúes y un frío casi insoportable.

A semanas de lanzarse oficialmente, Chile Tecnológico realizó un recorrido por parte de una red que consta de 3.000 kilómetros de fibra óptica y 300 kilómetros de señales microondas, cuya construcción en Santiago no tendría mayores dificultades, pero en la Patagonia, con vientos promedio de 70 kilómetros por hora todo el día y el torrentoso Estrecho de Magallanes de por medio, es una verdadera hazaña de la tecnología.

El proyecto, que evitará a Punta Arenas seguir accediendo a internet banda ancha sólo por vía satelital (la cual es evidentemente más cara), estaba en carpeta hace años. Pero una alianza entre Telefónica CTC de Chile y Telefónica Argentina S.A. lo hizo sustentable.

Con una inversión total de 26 millones de dólares, de los cuales 6 millones son desembolsados por la filial chilena, permitirá bajar sustantivamente los precios de las conexiones de banda ancha a los usuarios de la capital de la XII Región.

"Con este proyecto sacaremos a Punta Arenas de una situación de aislamiento digital en que estaba inmersa, dejándolos en igualdad de condiciones con el resto de los chilenos. Podrán duplicar su capacidad de transporte de datos con el mismo dinero que gastaban antes", comenta Pablo Frías, gerente general de Telefónica Mundo.

Su contraparte trasandina, Ernesto Castaño, que es Gerente de la División de Red y Transporte Multiservicios de Telefónica Argentina S.A., explica que para ellos también es un proyecto emblemático. "Ahora podremos conectar a precios asequibles a todo el territorio argentino, una vez que lleguemos con el proyecto a Ushuaia, en plena isla de Tierra del Fuego", comenta. Ambos ejecutivos se reunieron a mediados de octubre en el paso fronterizo Integración Austral, para afinar los últimos detalles de la obra ubicada en el fin del mundo.

Construcción extrema

La parte chilena de la red patagónica está constituida en su mayoría por cuatro antenas que transmiten datos informáticos de forma inalámbrica ubicadas en Posesión, Cerro Sombrero San Gregorio y Cabo Negro, donde vuelve a transformarse en fibra óptica que llega por postes a Punta Arenas. Entre cada una de las antenas no hay una distancia superior a los 50 kilómetros. En dos oportunidades cruzan el Estrecho de Magallanes.

Justamente este gran canal fue uno de los primeros obstáculos a sortear. Cuando se hicieron las pruebas, los ingenieros notaron que la señal que cruzaba el mar se perdía por algunos instantes. Luego de investigar se dieron cuenta que habían algunas embarcaciones que al ser más altas que las comunes, cortaban las comunicaciones.

Una vez establecidos los puntos base de las antenas, construir las mismas era cuento aparte.

Claudio Araya, ingeniero Telefónica Mundo, explica las dificultades: "Los problemas tienen que ver con la temperatura, la humedad y el viento, factores que diferencian esta zona del resto del país. Por ejemplo, en cuanto a las temperaturas, el fragüe del hormigón que usamos en la base de las antenas no se evapora, por lo cual tenemos que instalar una fuente de calor o usar bioquímicos especiales. Todo esto, ojalá en el verano, donde sube un poco la temperatura del ambiente".

Los vientos constantes también determinan la maquinaria y las técnicas tanto para construir la antena, como para instalar las parábolas que reciben y envían la señal. De hecho, el viento es la razón de por qué no se pueda usar cableado, ya que sería prácticamente imposible que éste no se cortara. "Incluso, en los lugares que tenemos fibra óptica por vía aérea, ponemos postes a 160 metros de distancia como máximo, cuando en el resto de Chile éstos se instalan entre 300 a 320 metros de distancia", explica Araya.

Para instalar las parábolas también se ocupa un equipo especial que mediante una compleja red de poleas y rondanas se suben para ser atornilladas y fijadas con gran firmeza. Una vez instaladas, se les agrega una tapa espacial que evita la acumulación de la nieve. Y todo esto, si es que el clima lo permite.

Regalo de Navidad

La operación se dificulta en las antenas ubicadas en Tierra del Fuego, ya que hay que embarcar todos los materiales en una barcaza y esperar una hora en que cruce de un lado a otro en la zona de Punta Delgada.

En ocasiones, el mar está tan embravecido que pueden pasar varios días antes de que la barcaza se atreva a cruzar. De hecho, cuando el equipo de Chile Tecnológico hizo el recorrido, había una fila de más de 85 camiones esperando cruzar, ya que el paso había estado dos días cerrado.

Según las proyecciones de Telefónica, de los casi 120 mil habitantes de Punta Arenas, para el primer año de funcionamiento se espera que al menos 15 mil se suscriban a los nuevos planes de banda ancha.

Incluso, Pablo Frías piensa que podrían triplicar la actual cantidad de clientes que están haciendo uso de banda ancha y recuperar la inversión en dos años. "Este proyecto se rentabiliza principalmente por los servicios que vamos a proveer a los usuarios hogareños y al segmento de la pyme", señala el ejecutivo.

De hecho, Verónica Gómez, gerenta de una agencia de turismo local, cree que la nueva banda ancha ayudará más a esta actividad en la región, una de las principales fuentes de ingresos de la pyme. "Permitirá un mayor desarrollo de páginas web que ofrezcan servicios a los turistas interesados en saber más de Magallanes, ampliando la información y la oferta", dice la gerenta del Centro Turístico Puerto del Estrecho.

Si bien la inauguración oficial sería a mediados de noviembre, lo más posible es que la primera semana de diciembre se comiencen a comercializar los planes completamente.

Un perfecto regalo para una de las pocas ciudades del país que puede decir con autoridad que tiene una "blanca Navidad".

Miriam Ruiz.

"Para nosotros que vivimos en Cerro Sombrero, las telecomunicaciones son un tremendo aporte. Si por aquí antes no había cómo comunicarse con nadie, menos con el resto del país. Menos mal que ahora están los teléfonos, los celulares e internet, porque acá estamos muy aislados en esta zona.¡Imagínese que estamos a cientos de kilómetros de Punta Arenas! Antes la única posibilidad de hablar con alguien ante una emergencia era por radio".

Paula Triviño.

"A mí me gusta mucho la posibilidad de tener teléfono celular y poder comunicarme fácilmente. Voy a estar tremendamente feliz cuando llegue internet, porque voy a poder hablar con gente de Punta Arenas y de todos lados, incluso de afuera de Chile. Aquí a veces es un poco aburrida la vida y no hay mucho que hacer ni en qué entretenerse, es todo muy tranquilo. Así que podremos tener una entretención mucho mejor".

Carlos Oporto.

"Es mucho más bueno y cómodo estar siempre comunicado con el resto de las ciudades, por si hay algún accidente o algún caso de emergencia que resolver rápidamente. Pero con internet va ser mejor aún. El otro día andaban las personas de Telefónica haciendo los trámites para que la gente se integre a eso de internet y los computadores. A mí me encantaría poder conectarme luego y justo ahora estoy viendo un trabajo para poder hacerlo".

Hernán Antonil.

"Ahora hay muchos más adelantos. Yo trabajo en la ENAP hace 34 años y llevo más de 12 como poblador de Cerro Sombrero. Internet, igual que los celulares, me va a servir para hablar con mi familia, ya que a veces cuando estoy en terreno, cualquier cosa puede pasar y yo tengo que enterarme. En cambio, antes cuando salía a trabajar, no llegaba hasta la noche a la casa y ahí recién podrías hablar con mi señora e hijos".

María Paredes.

"Ahora estamos más cerca del continente. Cuando yo llegué acá el año 82, el camino era tierra y no habían comunicaciones de ningún tipo la verdad. En cambio hoy puedo llamar sin problemas a Coyhaique y Punta Arenas. En cuanto a internet, lo ocupamos bastante en el internado donde soy profesora. Ahora es medio lento, pero llegará uno más rápido. ¡Qué bueno porque los niños lo necesitan mucho para sus estudios y para entretenerse también!".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Portada edición impresa
Las fundadoras del ciberespacio
Datos Patagónicos
Para leer estos archivos debe tener instalado
Adobe Acrobat
Si no lo tiene BAJELO AQUÍ
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios