Sábado 25 de Mayo de 2019

Cartografía participativa
Maipú se la juega por sus vecinos
Catalina Correia C.
El año pasado la comuna comenzó a implementar una innovadora metodología, en la cual se les pide a los ciudadanos que identifiquen sus problemáticas barriales en mapas georreferenciados, para que el municipio luego pueda brindar las soluciones requeridas.

Publicado: Jueves, 27 de Diciembre de 2007


Catalina Correia C.

"Antes nos sentíamos abandonadas y solas. Nunca se había acercado alguien de la municipalidad a hablar con nosotras, a preguntarnos cómo estábamos y qué necesitábamos", afirma Gladys Vásquez, dueña de casa de Villa la Esperanza, Maipú.

A partir del año pasado, esta situación cambió radicalmente y los vecinos del sector poniente de esta comuna pasaron a ser protagonistas directos de las políticas que les permitirán mejorar su calidad de vida.

Todo gracias al concepto de Cartografía Participativa, metodología ideada en el contexto del plan de mejoramiento del sector poniente impulsado por el alcalde Alberto Undurraga.

El objetivo era aprovechar todos los avances que se habían registrado gracias al SITMA (Sistema de Información Territorial de Maipú) y convertir ese material georreferenciado en un instrumento de participación ciudadana, donde los mismos vecinos pudieran constatar cuáles eran las situaciones más conflictivas que experimentaban en sus villas.

"Nos dimos cuenta de que era posible hacerlo, aunque había pocas experiencias similares. Lo que pretendíamos era democratizar toda la información georreferenciada que habíamos conseguido, lo que nos permitiría hacer cambios concretos", afirma Guillermo Tapia, coordinador general del SITMA.

METODOLOGÍA

De este modo, en cada barrio los funcionarios del Sectra se articularon con las juntas de vecinos respectivas para constituir una asamblea. Los asistentes se dividieron en tres grupos, cada uno de los cuales trabajó con un monitor.

"El primer paso fue enseñarles a los vecinos a leer mapas y comprender mejor sus espacios públicos", explica Tapia.

Luego de que los habitantes de las villas aprendieron a identificar los objetos geográficos, se les pasaron lápices de colores para que identificaran los problemas que enfrentan día a día, como falta de luminaria o señalética de tránsito, sitios eriazos, focos de delincuencia y microtráfico, entre otros.

"Ellos son los que mejor conocen sus espacios y sus problemas. Por eso la idea era que se expresaran abiertamente", afirma Tapia.

Un par de días más tarde, se realizó la segunda asamblea o "devuelta de mano", donde autoridades municipales se juntaron con los vecinos para contarles qué soluciones concretas se podían entregar.

"Durante ese período, de entre 15 y 20 días, conversamos con las direcciones municipales correspondientes para ver la viabilidad técnica y presupuestaria", acota el coordinador general del SITMA.

Elizabeth Palomo, de la Villa Esperaza, cuenta que recibieron respuesta en el corto plazo para muchos de los problemas que fueron detectados.

"Se iluminaron las naves, se hicieron plazas en lo que antes eran microbasurales, las que fueron diseñadas por nosotros mismos. Nos juntamos y dijimos qué queríamos en esos lugares, dónde debían ubicarse las bancas y los juegos. Así, es mucho más democrático y participativo".

En este sentido, Gladys cuenta que el nombre de la plaza de su nave fue sometido a votación y que a ella se le ocurrió postular "Nuevo Amanecer", que era la designación de la micro que siempre tomaba cuando vivía en Valdivia. Y ganó su propuesta, lo que la emociona enormemente.

Pero más allá de estos detalles, los vecinos han experimentado cambios significativos en su calidad de vida. "Es notorio el cambio. No se terminaron la delincuencia ni la drogadicción, pero sí disminuyeron considerablemente. Ahora podemos salir más tarde de las casas, y las mamás y los niños pueden ir a las plazas sin miedo".

A la hora de hacer evaluaciones, Guillermo Tapia asegura que la Cartografía Participativa debería ser el mecanismo a utilizar por todos los municipios al momento de focalizar sus recursos. "Se deberían asignar los recursos de acuerdo a esta metodología. El balance es muy alentador, por eso hemos ido incorporando otras villas. Nos dimos cuenta de que se trata de algo que sirve y que es alegre. Nos permitió fomentar la participación y dejarla registrada para hacer los seguimientos necesarios".

LOGROS ALCANZADOS

El 2006 se realizaron las primeras asambleas de Cartografía Participativa, en las cuales colaboraron más de 500 vecinos de Maipú.

La idea ahora es extender el programa hacia otros barrios de la comuna.

VECINAS 100% COMPROMETIDAS

"No fue complicado el trabajo ni leer los mapas, porque uno conoce el sector donde vive, uno se ubica al ver el techo de la casa desde arriba. Fue un trabajo muy lindo. Cuando en el municipio nos dijeron que querían trabajar con nosotros estábamos felices".

"Fue algo novedoso y muy grato, porque la municipalidad nunca se había acercado a nosotros. Es gratificante que hayan venido, porque nos tenían bastante abandonadas. Gracias a esto pudimos resolver problemas importantes para nosotros, como la falta de iluminación".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios