Domingo 21 de Julio de 2019


Descargas Online :Sonando fuerte
Catalina Correia C.
Por décadas el modelo de negocios de la música se centró en el soporte. Hoy la masificación de los mp3 la obligan a bailar a un nuevo ritmo.

Publicado: Jueves, 28 de Abril de 2005

La música ya no suena igual que antes. 2.1 billones de dólares perdió la industria fonográfica el año pasado debido a la descarga ilegal de canciones desde internet. Pero algo está cambiando. Los grandes sellos discográficos y las principales compañías disqueras por fin entendieron que la única manera de sobreponerse a la piratería y sobrevivir era tomar el toro por las astas.

Unieron sus voces y crearon sitios de descarga de música legales, donde los cibernautas pueden bajar sus temas siempre que paguen por ellos. Hoy, son más de 230 sitios legales en el mundo. Pero los chilenos no se pueden beneficiar de ellos porque están hechos exclusivamente para los residentes del país de origen, por lo que se requiere pagar con una tarjeta emitida en el lugar de la compra.

Hasta el momento Chile no se ha unido a esta tendencia. Algo que debería hacer pronto si quiere revertir las magras cifras que viene registrando desde hace un par de años.

"En la medida en que las descargas online sean legales, es la alternativa del negocio futuro. La música se ha recuperado y esto se debe básicamente a los sitios y las descargas online legales que existen en estos momentos. El 2004 ha sido el año del despegue de la descarga en línea", afirma Francisco Nieto, gerente general de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) en Chile.

Pero no es fácil convencer a personas que han pasado los últimos años cargando sus computadores con canciones piratas, que ahora deben pagar por ello. No es tan sencillo. Nadie, por sí solo, va a comprar algo que antes conseguía gratis. Las persecuciones judiciales a las que han sido sometidos quienes bajan música ilegal sin duda han ayudado a dar el salto. Ya 11.500 personas en el mundo han sido demandadas. En Chile, esto aún no sucede.

Feria del Disco en alianza con Warner está pronto a estrenar un sistema que permita a los chilenos descargar canciones pagando 500 pesos por ellas. Pero saben que no será una tarea fácil: "El problema es que hoy día en Latinoamérica engañar al sistema es un deporte nacional. No como en Estados Unidos o Europa donde piratear está visto como una ilegalidad. Cómo convencer a gente que ha pirateado por mucho tiempo y que está acostumbrada a que sea gratis, a que ahora tiene que pagar. Va a ser complicado revertir eso, pero yo creo que a la larga se va a lograr", afirma Octavio Silva, jefe de nuevos negocios de Warner Music Chile.

La motivación tras la implementación de este sistema es acercar los contenidos al público a través de precios accesibles, lo que a su vez ayuda al control de la piratería y a no quedarse atrás en los nuevos métodos de distribución de música que hoy día existen en los países desarrollados, sostiene Mauricio Escalona, gerente general de Duomo Multimedia Group, partner tecnológico de Feria del Disco. La gracia del sistema es que cuenta con tecnología DMR (Digital Right Managment) creada por Microsoft, lo que permite una cantidad determinada de grabaciones o "quemadas" por canción. Warner permite siete. Pero al contrario de lo que se podría pensar, el soporte no está destinado a desaparecer.

Y aunque al público joven, que son los primeros en adoptar las nuevas tecnologías, no le interesan los discos completos de un artista sino una o dos canciones que estén sonando en las radios, en la industria creen que las descargas online legales favorecen la posterior venta de discos, "ya que en la medida en que a la gente le guste va a tener el impulso y va a comprar el álbum completo", dice Nieto.

Además que el disco de por sí tiene un valor que el MP3 no tiene: "La idea es ir agregándole valor al soporte, incorporando videos, entrevistas con los artistas o el making off de los clips", sostienen en la IFPI.

Pero los cambios que trae internet no sólo afectan a la industria discográfica sino también a los músicos.

La gran disponibilidad de temas en línea está forzando a un cambio en lo que se entiende por derecho de autor: "Lo que se necesita es establecer un mercado de derechos electrónicos que esté al alcance de la gente y que permita que los artistas puedan ir a estos mercados digitales sabiendo que van a encontrar las remuneraciones que les corresponden y de las que quieren vivir para seguir haciendo su música", explica Santiago Schuster, director de la Sociedad Chilena de Derecho de Autor.

BOOM ONLINE

Hay más de 1 millón de canciones y 80.000 álbumes disponibles en los servicios de música online legales.

Son más de 230 los sitios de descarga de música online en el mundo. El número de descargas legales se está acercando rápidamente al de las ilegales. 44% de los usuarios han descargado desde sitios piratas, mientras que un 22% lo ha hecho desde sitios formales.

Más de 200 millones de canciones fueron descargadas en 2004 entre Estados Unidos, Alemania y Francia.

En el mundo hay 1.7 millones de personas suscritas a servicios de música online como Napster, Rhapsody, MusicNet, Musicmatch y Emusic.

NUEVOS MÚSICOS

Pero no sólo la industria discográfica ha cambiado debido a la masificación de internet. Los músicos han visto en la red una plataforma que les permite llegar a lugares antes inaccesibles y también ha hecho que los artistas emergentes encuentren un lugar donde exponer su arte sin tener que tocar las puertas de los lejanos sellos discográficos. Aunque no todo es tan perfecto como suena.

Como lo que ocurrió con el grupo musical chileno Los Picantes. En 1999, dos productores musicales, Claudio Prado y Rodrigo Angles, trabajaban en el disco Sigo Romántico de Douglas. A modo de broma, grabaron una canción con un fuerte contenido, llamada Falso Amor. La idea era hacer algo divertido. Ninguno de los dos se imaginaba que un ingeniero en sonido iba a grabar la canción y luego se la iba a enviar a un amigo por correo electrónico. El archivo fue pasando de persona y persona, hasta que los cibernautas de todo el mundo les pusieron nombre: Los Picantes.

En 2003, el taquillero Rumpy puso la canción en su programa radial. De ahí al éxito fue un solo paso. Grabaron un disco, a la semana eran disco de oro, y al poco tiempo adquirieron la presea de platino.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios