Lunes 22 de Julio de 2019


Incubadoras Tecnológicas: Los ángeles se interesan por Chile
Daniel Fajardo C.
Robótica, sistemas de monitoreo de fraudes y reciclaje electrónico son algunos de los proyectos que están en curso entre las incubadoras chilenas de tecnología, que logran cada vez más presupuesto, interesados y mercado. Aquí una catastro de la innovación local.

Publicado: Jueves, 28 de Abril de 2005

Durante el mes de abril se realizó el primer encuentro del año de la Red de Inversionistas Ángeles de Chile, donde se presentaron los siete proyectos más destacados por algunos emprendedores chilenos en el ámbito de la tecnología.

Pero la mayoría de estas iniciativas no surgieron de la noche a la mañana, sino que, al igual que pequeños huevos que nacieron sólo como una idea, fueron incubándose poco a poco hasta transformarse en realidad. Y justamente las incubadoras tecnológicas chilenas son las encargadas de darles curso a las iniciativas.

La mayoría de esta docena de entidades no posee más de tres años de vida. Sólo Access Nova, de la Universidad de Chile, tiene más de seis años, y Santiago Innova, de la Municipalidad de Santiago, cuenta con casi diez. El punto de origen de la mayoría es la universidad, debido a que en ella hay infraestructura, conocimientos y un grupo de estudiantes y profesores dispuestos a arriesgarse y dedicar su tiempo a las ideas. "Una incubadora trata de reemplazar a un mercado inexistente, creando empresas basadas en el conocimiento y en la innovación tecnológica, que generan riqueza a partir de la investigación universitaria y del dinamismo natural del ambiente estudiantil," explica José Miguel Piquer, director de Access Nova.

Corfo creó hace más de dos años "Chile Innova", un sistema de subsidios para el fomento de incubadoras tecnológicas chilenas, con un fuerte énfasis en las regiones. Bajo este esquema, se financian proyectos hasta un 70 por ciento del total requerido, con un tope máximo de $ 300 millones. Enfocadas básicamente en las universidades, este "empujón" ha dado varios resultados y prácticamente todas las incubadoras locales postulan al financiamiento.

Los proyectos son tan variados como ideas existen en los seres humanos. Tecnologías aplicadas a negocios específicos, software de servicios empresariales, robótica industrial, reciclaje de basura electrónica e incluso sistemas para el desarrollo de tecnología LED son algunos ejemplos. El común denominador de todos dice relación con crear aplicaciones concretas que tengan un mercado objetivo y sean rentables.

TAREA POR DELANTE

Pero Chile está lleno de buenas ideas y a pesar de existir una serie de incubadoras dispuestas a hacerlas realidad, aún falta mucho camino por recorrer para estar al nivel de Irlanda, Nueva Zelandia, Corea o la India en cuanto a financiamiento de "capitales ángeles" se refiere. Para qué hablar de Silicon Valley, la meca indiscutida de las ideas informáticas.

Para Gabriel Hidalgo, gerente general de Octantis, la creación de empresas tecnológicas requiere de emprendedores seriales - ejecutivos u hombres de negocios- e inversionistas que arriesguen dinero para pruebas y desarrollo de prototipos. "En el fondo una cultura de inversión de riesgo que muy tímidamente recién comienza a despertar interés en nuestro país", detalla el ejecutivo.

Carolina Salinas, gerente de GeneraUC, estima que para estar al nivel en que se encuentran las incubadoras de EEUU y Europa se requiere, además de un par de historias y de éxito que estimule tanto a los ángeles como a los emprendedores.

En lo que a legislación se refiere, la propuesta de reforma a mercado de capitales II, se plantea un beneficio tributario para aquellos inversionistas ángeles que inviertan en nuevos emprendimientos, lo que nos acercaría a las
realidades de otros países como Inglaterra y Escocia.

Pero las cabezas de las incubadoras chilenas concluyen que para que exista más innovación se requiere un cambio cultural que nace justamente de la educación superior. "Nuestros profesionales estudian en la universidad con el sueño de conseguir un empleo estable, bien pagado y donde no se trabaje mucho. Creen que terminan de estudiar cuando salen de la universidad y se sorprenden cuando quedan cesantes y obsoletos 20 años después", concluye José Miguel Piquer.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios