Viernes 24 de Mayo de 2019


Conectividad itinerante: Acortando la brecha digital a domicilio
Catalina Correia C.
Muchos lugares del mundo están tan alejados, que resulta muy difícil y caro proveer la infraestructura necesaria para darles acceso a internet. La solución viene sobre ruedas.

Publicado: Jueves, 28 de Julio de 2005

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Esa es la decisión que se tomó en India. Con las necesidades urgentes de muchas regiones del país de contar con agua potable, luz y carreteras, dotar a las zonas rurales de la infraestructura necesaria para tener acceso a internet parecía estar en el último lugar de la lista de prioridades. Pero eso no significa que los indios no se conecten a la red.

Algunas de las zonas más apartadas de los grandes centros urbanos cuentan con la visita, al menos una vez a la semana, de salas dotadas de equipos y conectividad. Así, sus habitantes van, bajan información y envían correos electrónicos. La próxima vez que vuelva el bus, pueden bajar las respuestas a los mensajes anteriormente enviados. Se trata de las conexiones itinerantes.

El caso más conocido es el de Daknet. La idea es equipar aldeas alejadas con quioscos con antenas WiFi a las que se puede ir para mandar emails. Un bus, moto, o incluso una bicicleta, equipado con una antena WiFi, sale de la central. Cuando llega al pueblo, la comunicación se establece entre el quiosco con ruedas y el fijo.

Y es que si bien estamos acostumbrados a pensar que la brecha tecnológica sólo se acortará brindando acceso a toda la población a computadores de última generación y conectividad de alta velocidad, la cosa, al parecer, no va por ahí. Sobre todo si pensamos que en muchos países en vías de desarrollo no hay cobertura telefónica en más de un 3% del lugar.

"Más relevante aún es la discusión del tipo de uso que se les da a estas tecnologías. De nada sirve un computador con gran capacidad y acceso a conexión banda ancha si las personas no optimizan el recurso, saben utilizarlo y se apropian de éste. Aquí hay una mirada distinta a la brecha digital, no sólo al acceso a las tecnologías de la información, sino a la no apropiación de esta", afirma Ana María Raad, directora de estudios y proyectos del Comité para la Democratización de la Informática (CDI) Chile.

Inclusión tecnológica

Ana María estuvo en Baramati, India, observando la experiencia de otro tipo de conexión itinerante.

Un bus, financiado por el Instituto de Información y Tecnología de Baramati, con conexión a internet vía satélite, visita la escuela del lugar dos veces por semana para que los alumnos puedan acercarse de mejor manera a las tecnologías de la información.

Los méritos de la conexión itinerante tienen que ver precisamente con democratizar aún más el acceso a la informática, sobre todo en países en desarrollo donde la banda ancha o conexión continua sigue siendo principalmente urbana y para algunos sectores. Se trata principalmente de un problema de recursos.

Y es que según algunos estudios, los costos de las conexiones continuas son hasta 20 veces más altos que los de las conexiones intermitentes.

"El hacer un esfuerzo por dar soluciones como las conexiones itinerantes es una manera de sincerar las realidades locales, en donde las zonas rurales están excluidas de los beneficios de la sociedad de la información. En la medida en que el acceso a internet siga siendo tan costoso, este tipo de soluciones puede ser un camino real y más viable que otros", señala Raad.

Pero no se trata de rivalizar entre ambos tipos de conexiones. Chile es un país de múltiples realidades y puede beneficiarse de ambas. Y es que lo básico, más que el tipo de conexión, es su uso.

"Hay personas que con las conexiones intermitentes hacen uso eficiente de la tecnología, mientras que otros que la tienen todo el día no le sacan provecho. ¿Cuáles son las verdaderas demandas? Eso es lo que debemos preguntarnos en esta discusión. No se trata de hacer una campaña contra la banda ancha ni mucho menos, porque se ha demostrado también que los beneficios para los países de tener mejores conexiones y mayor acceso a internet repercuten en su crecimiento y competitividad. El riesgo es una inversión tecnológica alejada de las necesidades locales y creo que el ejercicio de pensar desde las comunidades las soluciones y no al revés, es algo que aún nos falta por hacer".

En el área de las conexiones intermitentes, CDI está explorando las conectividad off line. Se trata de una conexión controlada pero no permanente, que es de gran utilidad para los lugares que sólo cuentan con acceso a internet a través del teléfono.

Con esta solución se puede bajar la información, usarla off line y luego volver a cargar las páginas en los horarios en que el costo es más barato, durante las noches.

"Esta es una realidad incluso para las zonas urbanas, donde hay comunas que no son de interés para las compañías que cablean. Y la conexión telefónica es carísima. Y aunque sea con dos horas la gente realmente le saca provecho", explica Raad.

Pero lo más importante, recalca Ana María, es tener claro que estas soluciones no son mediocres ni atentan contra el desarrollo. "Son reales y vienen a suplir necesidades específicas de la gente. En países en vías de desarrollo se debe aprender a sacar provecho a conexiones más sencillas y más baratas".

Salas Itinerantes en Chile

· Rodrigo Donoso, coordinador programa de educación de la Corporación Pro O'higgins

"La gran ventaja de las conexiones itinerantes es llegar a comunas que aunque no están muy alejadas geográficamente de los centros urbanos, no tienen la suficiente cantidad de computadores. Nosotros detectamos una falta de conectividad existente en la región, donde hay muchas comunas en las que el acceso a los computadores es muy dificultoso. En diciembre de 2004 se empezó a realizar la construcción de la sala y el recorrido comenzó en junio. Hemos estado en Rancagua, después se fue a Machalí y ahora se encuentra en Graneros. Es una iniciativa a nivel regional. Hay 22 empresas socias que aportan recursos. La conectividad de la sala está provista por Telefónica, Microsoft donó los softwares, Panda el antivirus y el transporte lo da una empresa de la región. Es un container con 14 metros de largo, 20 computadores, más un computador para el profesor y una sala climatizada. Se moviliza gracias a un camión. Al llegar a una comuna, Telefónica provee la banda ancha y SGE da el empalme eléctrico. Pero es difícil llegar a las zonas más rurales por el tema de la conectividad. Ofrecemos clases en forma gratuita a gente mayor de 25 años que esté fuera del sistema de educación formal y que no tuvieron acceso a computadores en el colegio y no pueden capacitarse en el tema.

La recepción ha sido muy buena, en Graneros tenemos los cursos copados. La idea es extender hasta diciembre y después se verán nuevos convenios".

· Mauricio Lorca, coordinador del programa nacional de Alfabetización Digital de Fundación Vida Rural

"La misión de este proyecto es la inclusión tecnológica de chilenos y chilenas de escasos recursos y sectores apartados. Comenzó en octubre de 2003, y ya tenemos casi 100 mil capacitados.El programa cuenta con un contenedor de acceso tecnológico que lo entregó Microsoft, que tiene 6 metros de largo por 2,8 m de ancho, al interior hay una sala de clases equipada, con 14 puestos de trabajo, más el del profesor, data show y aire acondicionado. La gracia es que se sube a un camión y se transporta, es autovalente. Sólo requiere de conectividad y electricidad. Es más rápido implementarlo porque está todo instalado.

El mérito de las salas intermitentes es que nos permiten llegar a lugares alejados de la gran urbe.

En lugares donde no hay conectividad, los computadores cuentan con navegación en seco, es decir, con simuladores de navegación para que la gente aprenda. Con este programa, vas despertando la necesidad de las poblaciones locales de meterse en este mundo y que aprendan las ventajas de la tecnología y como éstas les permiten mejorar su calidad de vida. Las empresas privadas se comprometieron con el presidente Lagos a entregar 100 mil capacitados y ya estamos alcanzando esa cifra. Pero dada la necesidad, queremos seguir trabajando en este proyecto, mantenerlo en el tiempo porque ha dado muy buenos resultados. Buscamos a la gente reacia que siente que la tecnología no es para ellos y que le tiene miedo a la computación".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Vea la portada de Chile Tecnológico
Acceso a la información pública
Organizaciones conectadas a banda ancha
Planes futuros para instalar tecnología de redes
Metas que se pretenden alcanzar con la tecnología
Para leer estos archivos debe tener instalado
Adobe Acrobat
Si no lo tiene BAJELO AQUÍ
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios