Sábado 24 de Agosto de 2019

COLUMNA DE OPINIÓN
Un necesario cable a tierra
Soledad Onetto
El mercado de la telefonía móvil nos ha malacostumbrado a tal punto, que ya ni siquiera somos capaces de recordar lo difícil y caro que era hablar por celular hace unos años.

Publicado: Jueves, 28 de Septiembre de 2006


Soledad Onetto

Me impresiona lo exigentes que nos hemos vuelto. Estábamos celebrando Fiestas Patrias y figurábamos cruzando un maravilloso bosque de pinos en medio de la nada.

Metros a la redonda no había vida humana y nosotros reclamábamos porque el celular no tenía señal.

Insólito, ¿o no? Pero ahí estábamos, despotricando contra la tecnología.

Hay que decirlo: el mercado nos ha malacostumbrado a tal punto, que ya no recordamos aquellos tiempos en que sólo podíamos llamar desde algunos zonas cercanas a las antenas; o más antiguo aún, cuando los pesados aparatos celulares (que más parecían equipos de radio) permitían sólo una decena de llamadas porque la batería moría rápidamente. También los invito gentilmente a buscar en sus archivos y ver cuánto pagábamos por cada discado.

Cómo hemos cambiado

Pero no protestábamos; al contrario, era tal la expectación y curiosidad por la naciente telefonía móvil, que cualquier modelo era fabuloso y digno de elogios.

Yo entiendo que el desarrollo de la industria nos incita a exigir más y mejores prestaciones. Ya no queremos un aparato liviano y una señal estable. Ahora esperamos que el celular se golpee y no le suceda nada, que resista el agua, que lea MP3, que se active por voz, que su batería dure más de dos días y que más encima sea bello y cool.

Y está bien, para eso existe una industria altamente competitiva dispuesta a satisfacer hasta al más exigente de los clientes, sobre todo ahora que está más que demostrado que en torno al celular y sus capacidades girará gran parte de la danza de millones de la industria tecnológica mundial.

Lo único que pretendo con esta columna es decirles que siempre es bueno recordar los orígenes, porque ese ejercicio simplifica el presente y nos revela cuánto hemos progresado en tan pocos años. Con el cable a tierra valoramos el presente.

Se los digo por experiencia propia, porque apenas salimos del bosque y nos acercábamos al poblado aledaño, la señal indicó que el celular estaba listo para cumplir su función. Entonces emocionada llamé a casa para describir el paisaje que acabábamos de presenciar. No cabe duda, ése era el momento de conectarse.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios