Martes 23 de Julio de 2019

Subsidio TI
La Banda Ancha como un derecho básico
Pamela Carrasco T.
Un proyecto de ley busca entregar acceso a internet como un servicio más en las viviendas sociales. La población San Expedito, de Viña del Mar, está funcionando como laboratorio de esta experiencia.

Publicado: Jueves, 29 de Marzo de 2007


Pamela Carrasco T.

Carla Bórquez tiene 28 años, una sonrisa pintada en la cara y una fuerza que le sale por los poros. En cuarto medio su sueño era comprarse un computador después de la graduación. Pero el destino quiso otra cosa. Se enamoró, se embarazó y hoy dedica hasta las últimas gotas de su energía a su hijo Andrés, de 7 años. Para eso vende empanadas junto con su mamá.

Tuvo que pasar más de 10 años para que Carla cumpliera su sueño de tener un computador. Hoy se la ve feliz, radiante, instalada en un acogedor living de un block de la población San Expedito, del sector Forestal Alto de Viña del Mar, recién inaugurada por el Serviu en noviembre pasado. En un rincón, junto con las fotos de su hijo, se ve imponente un computador con pantalla plana e impresora. Fue el regalo familiar de Navidad.

Pero no lo compró para ella, sino para su hijo. Quería que Andrés estudiara y tuviera las oportunidades que a ella la vida en algún minuto le arrebató.

"Yo con sacrificio tengo a mi hijo en un buen colegio y era súper sacrificado estar pidiendo favores por todos lados para tener internet y hacer sus tareas. Ahora mi hijo llega de clases y se mete al computador, hasta aprende las tablas ahí. En la casa no he hecho nada, no he puesto piso ni nada, porque eso puede esperar un par de años, pero la educación de mi hijo no", dice.

A $2.000

La historia no parte ahí. Carla se decidió a endeudarse a varios meses plazo por su PC 0 km la tarde en que inauguraron la población San Expedito. Ese día, junto con los discursos de buena crianza de las autoridades, les anunciaron que serían el primer conjunto de viviendas sociales en el país con acceso a internet banda ancha de 1 mega de velocidad por sólo $2.000 mensuales.

"Cuando nos dijeron que podíamos tener internet por ese precio, yo dije 'me la juego'. Y me metí al curso de computación que hicieron en el infocentro, porque siempre quise tener internet para mi hijo", cuenta.

¿Milagro?, ¿caridad de algún proveedor de buena voluntad? Nada de eso. Se trata de un proyecto hecho y derecho que pretende transformar a la banda ancha en un servicio básico, como el agua o la luz. Y la población San Expedito está funcionando como un exitoso piloto que puede sentar precedentes para instalarlo en todo el país.

Proyecto de ley

La idea surgió de las buenas migas entre un político y un empresario visionario. El diputado por la V Región, Rodrigo González, conoce a Fernando Vivanco, ingeniero informático y director ejecutivo de GobalLink. Juntos están convencidos de que es posible pagar lo justo por internet en Chile. Por eso comenzaron a trabajar y González presentó, junto con otros 9 diputados, un proyecto de ley que solicita la creación de un subsidio tecnológico complementario al subsidio de vivienda que facilite el acceso de los sectores de más bajos recursos a internet.

La Cámara ya aprobó el proyecto y ahora está en manos de la Presidenta, Michelle Bachelet, para su estudio.

"En este proyecto hay diputados de todas las bancadas apoyando esto y creemos que será bien recibido por el Ejecutivo", dice González.

Él está convencido de que es posible entregar conectividad sin pagar los casi $30.000 que se pagan hoy. Por eso decidió ponerlo a prueba en las 240 casas de San Expedito. Global Link iluminó toda la población y el sistema funciona como un prepago. La gente compra una tarjeta, raspa y con un código accede a internet todo el mes. Si el mes siguiente no tiene plata, simplemente no la compra.

"No conocemos otra experiencia así en el mundo y creemos que este proyecto, donde participan privados, deja en evidencia que hoy es excesivo el costo que está pidiendo compañías. Este proyecto viene a remecer el mercado y deberían bajar los costos a nivel global", asegura González.

Ya hay cerca de un 40% de casas que tienen computador, el regalo más popular de la Navidad pasada. Y el diputado dice que tienen un proyecto para importar computadores y venderlos a la gente de la población a bajo precio y con cuotas descontables de la cuenta del agua.

Buen negocio

Fernando Vivanco, lejos de la política, asegura que sí se puede hacer un buen negocio cobrando mucho menos que los proveedores que juegan en el mercado. Lo que hace es comprar como mayorista a las grandes operadoras a precios muchos más bajos que lo que ellos le cobran al público. Por ejemplo, dice que 1Mbps cuesta unos 700 pesos mensuales y él le traspasa toda esa rebaja al cliente. "Los 'grandes' compran a lo mismo, pero cobran muchísimo más", dice.

Y explica: "Creamos una red igual que la de una empresa, pero con la diferencia de que un usuario no ve al otro, porque al dueño del departamento 201 no le gustaría que el del 203 viera lo que está haciendo".

Fernando Vivanco explica que internet llega a San Expedito por fibra óptica a un nodo de GlobalLink ubicado en Viña del Mar. "El enlace se realizó en forma inalámbrica hasta Forestal, a 4,7 km", cuenta. Lo destacable es que hasta acá no llega teléfono ni internet de otras compañías. La empresa, con el apoyo de la Corporación CES, instaló además un infocentro para la comunidad y un teléfono público vía IP donde pueden hacer llamadas a cualquier parte por $100.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios