Martes 23 de Julio de 2019

Monos TI en la oficina
Una jungla tecnológica mejora la comunicación en el trabajo
Pamela Carrasco T.
Para algunos puede ser como vivir en una selva moderna y divertida. Para otros, un verdadero dolor de cabeza laboral. Lo que no cabe duda es que la nueva idea de los chicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) no dejará indiferente a ningún trabajador.

Publicado: Jueves, 29 de Junio de 2006


Pamela Carrasco T.

Imagínese que llega un lunes por la mañana a la oficina y se encuentra con todo el lugar invadido por monos artificiales que aletean y avisan de todos sus movimientos de usted y lo de sus colegas. ¿Un sueño?, ¿Una pesadilla? Aunque usted no lo crea, eso ya está ocurriendo en algunas partes.

Una oficina poblada de monos de peluche es un nuevo delirio cibernético que se les ocurrió a los ingenieros para propiciar la comunicación entre grupos de trabajo dispersos.

Los macacos, dotados de un cerebro electrónico tipo animatronics, están conectados a computadores que a distancia van controlando sus movimientos. De esta forma pueden avisan de cualquier alteración en el entorno. Por ejemplo, agitan los brazos cuando se inicia una discusión, señalan el desplazamiento de algún miembro del equipo o la labor que hacen en cada momento. Lo curioso -y desesperante- es que están colgados de cualquier parte de la empresa, igual como si fuera una selva laboral.

La idea es que también sirvan como parte de la "decoración" de las lateras oficinas y así ayuden a mejorar las relaciones sociales en la empresa. Claro que si molestan demasiado, existe la posibilidad de apagarlos.

¿Cómo funciona la jungla?

La gracia es que si el "dueño" de un mono se interesa por alguna conversación o acontecimiento, puede seguir "copuchando" a través de la retroalimentación con el peluche, quizás inclinándose más a él, movimiento que el primatee detectaría con un sensor de proximidad. El mono puede responder ensanchando los canales de comunicaciones entre las dos oficinas, o permitiendo que el trabajador escuche lo que pasa dentro de la otra oficina a través de la alimentación audio directa. Cada miembro del equipo de trabajo tiene asignado un mono. Éste utiliza una combinación de micrófonos y sensores para reconocer la actividad en la oficina que ocupa. Si hay un cambio en el estado de la actividad de la oficina, el agente difunde la información hacia fuera a la red de otros agentes.

Los otros monos, con gestos sutiles, movimientos, y los sonidos, indican los cambios del estado de la oficina que difunde. Así todos los miembros del grupo se enteran de las actividades de los otros.

Mejor ambiente

La idea de los monos trabajadores fue de la investigadora Rachel Kern, del MIT. Ella quería crear un sistema original y poco intrusito que facilitara la comunicación informal entre los miembros de grupos que trabajan juntos, pero que están en lugares diferentes, mientras que reduce al mínimo la interrupción en las horas inoportunas.

Los primates de Kern pueden ser fabricados a medida, de manera que cada uno pueda sea usado para detectar remotamente alguna actividad en un lugar concreto, para moverse en una dirección particular y para comunicarse con otros. También pueden usarse para mantener a la gente conectada a través de emisiones de audio.

Fabricados con la forma de marionetas, cada uno de los monos contiene cinco servomotores: uno en la cabeza, uno en cada brazo, uno que les hace girar de izquierda a derecha, y otro que les permite columpiarse colgados de su cola, con cinco grados de ángulo.

Los monos se cuelgan de cualquier barra o saliente de la oficina.

También tienen un parlante y un micrófono internos, por lo que pueden oír los ruidos de la oficina y a su vez, emitir sonidos. No poseen cables, y funcionan conectados a un computador.

Un software de aplicación envía señales desde el ordenador, a través de un puerto de serie, hacia un microtablero de mandos localizado en los monos, con el que se controla y provoca el movimiento de los peluches.

El funcionamiento

El micrófono es usado para recoger los datos sonoros que las rodean. Además, están equipados con sensores de movimiento y de proximidad, y los datos que recogen les sirven para reconocer lo que sucede en la oficina en que se encuentran y transmitirlo.

El mayor reto del proyecto es determinar la combinación perfecta de movimiento, gestos y sonidos de los macacos con el fin de que éstos comuniquen la información con efectividad y sin resultar intrusivos.

Obvio, la idea es que faciliten la interacción entre los miembros del grupo, pero que no molesten en su trabajo. Por tanto, si hay actividad en cualquier otra parte del edificio, los monos comienzan a moverse, a mirar hacia arriba y a lanzar pequeños gritos. ¡Ojo!, que estos ruidos son distintos en cada uno de los muñecos, y proceden de grabaciones de vocalizaciones realizadas por chimpancés reales. En un proyecto paralelo, Rachel y su equipo de trabajo han explorado también el uso de estos monos animados como medio para enviar "mensajes de comportamiento" desde los teléfonos celulares. Los monos, tras recibir los mensajes, se mueven y emiten sonidos que indican determinadas emociones o los comportamientos de los usuarios.

MACACOS Y OTROS PROYECTOS


Rachel Kern siempre ha estado interesada en lo que se denomina informática afectiva, y que sirve para hacer que las tecnologías sean utilizadas para comunicar, expresar o facilitar experiencias humanas emocionales sin necesidad de teclados y monitores.

Otro de sus proyectos es el eMotoPhone, un teléfono celular que permite enviar imágenes personalizadas de caras que expresan ciertas emociones (emoticones), al mismo tiempo que permite al receptor decidir si tomar o no la llamada en función del "tono" emocional con que ésta llegue. También ideó el Galvaphone, un celular que lleva un "galvactivator", artefacto en forma de guante que detecta, a partir de la piel, el estado de ánimo actual del usuario. Puede conectarse a un computador o directamente al teléfono, que recibe las señales de la piel. Las aplicaciones del teléfono reciben esta información y generan imágenes que reflejan el estado de ánimo del usuario, con la cara que éste haya elegido para que represente esa emoción.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios