Sábado 25 de Mayo de 2019

Justicia chilena
El punto negro del proceso de informatización estatal
Daniel Fajardo C.
A pesar de que ya existen varios guiños de modernización tecnológica en el Poder Judicial, aún gran parte de los funcionarios son analfabetos digitales y la Ley de Firma Electrónica se aplica bastante poco. Aún queda un gran camino por recorrer.

Publicado: Jueves, 29 de Junio de 2006


Daniel Fajardo C.

Los nuevos juzgados penales rebozan en modernidad. Caras jóvenes, oficinas nuevas y flamantes computadores conectados a un sistema de banda ancha se pueden ver en las salas, gracias a la reconversión que trajo la reforma procesal penal.

Pero no todo el sistema judicial chileno tiene ese rostro. La justicia aún es más lenta de lo que se quisiera y los procesos están bastante lejos de estar tecnologizados. Es cosa de darse una vuelta por los juzgados civiles, laborales o de menores para ver que aún es el papel quien manda, constituyéndose el Poder Judicial como uno de los lunares de la modernización del Estado.

La excepción, aparte de los penales, son los tribunales de cobranza judicial y de familia.

Según los expertos y los involucrados en el quehacer judicial, las razones son básicamente dos: por un lado, la falta de recursos, ya que en muchas áreas de esta entidad los presupuestos aún no alcanzan para realizar una reforma total de la infraestructura informática. Cabe recordar que los juzgados se encuentran en todas las grandes ciudades de Chile. Y en los pueblos más pequeños, en ocasiones es el mismo alcalde quien hace de juez de policía local.

Pros y contras

Pero más que un tema de platas, el otro atasco a la digitalización pasa por la edad de la mayoría de los funcionarios del Poder Judicial, a quienes voluntaria o involuntariamente les cuesta adherir la tecnología como algo normal de su trabajo.

Y el problema no sólo está en los juzgados, cortes y tribunales, sino también en muchos organismos y entidades relacionadas, como el Conservador de Bienes Raíces y notarías, que no aprovechan al 100% las bondades que les permite la firma electrónica.

Por ejemplo, una inscripción de una sociedad podría demorar mucho menos si todos los documentos se enviaran por correo electrónico y se validaran vía firma digital. A pesar de que esta práctica se realiza ya en varias notarías, gracias a la validación que le da la firma electrónica a los medios tecnológicos, aún no es algo muy masivo. Incluso existen brechas enormes. Mientras el Conservador de Bienes Raíces de Santiago posee una plataforma online que ya la quisiera cualquier entidad pública, en regiones el tema es abismalmente diferente y no ha cambiado mucho en los últimos años. Todo se hace aún de forma presencial o vía fax.

Felipe Piumarta, asesor jurídico computacional de los juzgados laborales de Santiago, conoce muy de cerca cómo se mueven los bits al interior de los tribunales.

"De a poco el sistema laboral se está modernizando.

Por ejemplo, desde marzo del presente año, los tribunales de cobranza están funcionando con herramientas tecnológicas bastante avanzadas en comparación a lo que existía con anterioridad. Hay que tener en cuenta sin embargo que la mayoría de la plataforma aún funciona con terminales bajo el sistema operativo DOS. Actualmente están conviviendo dos mundos que en algún momento comenzarán a homogeneizarse", comenta el profesional encargado de solucionar muchos problemas tecnológicos al interior de los tribunales.

Es así como toda el área dedicada a la cobranza judicial y juicios provisionales se acaba de mudar a un moderno edificio con un sistema computacional de primera línea, que incluye servidores, computadores conectados a banda ancha, monitores planos, un flamante servidor que no tiene nada que envidiarles a los que poseen las mejores empresas o entidades estatales modernas.

El problema es que a pesar de que la lluvia tecnológica está empapando a los juzgados, muchos funcionarios no saben qué hacer con un PC.

"Hay que pensar que aproximadamente el 60% de los funcionarios del Poder Judicial no conocen la tecnología, ya sea por edad o porque nunca se han involucrado en ella. Ya el hecho de usar un mouse les complica la vida. Muchos preguntan qué hacer cuando se les acaba el mouse pad", explica Piumarta.

Y justamente esta es una de las razones de por qué los terminales con DOS aún tienen tanta popularidad, ya que sólo funcionan como base de datos y todos lo entienden y a pesar de ser arcaico, hasta el funcionario más analfabeto digital lo entiende.

Promoción digital

La buena noticia es que existe una gran conciencia de que falta alfabetizar más a la justicia chilena. Al respecto, Paula Jervis, abogada y profesora de Derecho Informático del Centro de Estudios de Derecho Informático de la Universidad de Chile, explica que a nivel académico se está buscando tratar de aterrizar la Ley de Firma Electrónica al trabajo del Poder Judicial.

La idea es que comience a ser más utilizada en la recepción de los juicios, notarías y archivos judiciales, entre otras áreas. Para este fin existe una iniciativa para crear un nuevo "auto acordado" que inste al uso de los medios electrónicos. Un auto acordado es una especie de norma para regular internamente ciertos procedimientos para el mejor funcionamiento de los procesos judiciales.

"Actualmente las herramientas para implementar los procedimientos electrónicos existen, pero los operadores (ministros, jueces, actuarios, etc.) no están preparados para la utilización de esta tecnología. La excepción está en la reforma procesal penal, debido a que la mayoría de sus funcionarios son gente joven que ya tienen incorporados los conocimientos tecnológicos", comenta Jervis.

La abogada cree además que no sólo es un tema de analfabetización digital, sino que la falta de hardware y software adecuados en el Poder Judicial también entrampa el tema. "De alguna forma, la falta de recursos tecnológicos también constituye un freno a la entrada de la firma electrónica", comenta.

La profesional agrega: "Además, hay otro tema importante. Si se realiza una implementación mayor de tecnología en la justicia, debe ser para todas sus áreas, ya que se debe asegurar un acceso equitativo de todas las personas involucradas en un juicio, porque obviamente un estudio jurídico que posee mucha tecnología en su funcionamiento quedaría en ventaja a una contraparte más pobre", concluye.

Pero no todo es tan negro en cuanto a tecnología en la justicia. Al caso tecnológico de la reforma procesal penal, se le puede agregar el ejemplo del sitio web del Poder Judicial ( www.poderjudicial.cl), donde se actualizan diariamente el estado de las causas a nivel nacional.

Sin embargo, muchos usuarios de este sistema se quejan de que muchas veces las causas no se actualizan a tiempo y el "estado" de ellas se visualiza con términos demasiado poco descriptivos.

También de a poco, estudios jurídicos y notarías están validando una serie de documentos mediante firma electrónica e incorporando procedimientos mediante la utilización de herramientas tecnológicas como bases de datos o servicios en línea mediante ASP (Application Service Provider).

Pero de ahí a hablar de una justicia más "high tech" o electrónica, aún falta bastante por recorrer.

PROYECTO E-JUSTICIA

En lo que a informatización de la justicia se refiere, España nos lleva varios años de delantera. Gracias a una serie de leyes y reformas que comenzaron en 1994, se han incorporado progresivamente las TIC en los procesos judiciales. Una de las iniciativas más aplaudidas es el "Proyecto E-Justicia", que mezcla una serie de iniciativas, objetivos y programas para lograr una justicia electrónica. Minerva, el Centro de Atención al Usuario (CAU), un código de conducta para usuarios de equipos y sistemas informáticos al servicio de la administración de justicia y el sistema Lexnet son parte de este programa.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios