Lunes 11 de Diciembre de 2017

Invento chileno:
Con crustáceos nortinos crean biopiel para regenerar heridas

Gracias a las investigaciones de un experto de la Universidad de Concepción, se logró un apósito transparente que permite una rápida recuperación del tejido dañado.

Publicado: Miércoles, 29 de Agosto de 2007


Insólito. El langostino colorado y el camarón nailon, oriundos del norte chileno, específicamente de entre la Primera y Quinta Región, son los responsables de un innovador apósito, bautizado como Biopiel.

Este parche, denominado como inteligente, nace para cubrir heridas productos de quemaduras de primer y segundo grado y úlceras varicosas. Explica Daniel Cruz, de Laboratorio Recalcine, que todo el proceso de investigación fue realizado por el profesor Galo Cárdenas, de la Universidad de Concepción.

Innovación regional

"El trabajo se basó en la búsqueda de un apósito que contuviese polisacárido, la que se extrae del caparazón de los crustáceos, llamado quitina, y que posteriormente es transformado por procesos químicos en quitosano, principal componente de la Biopiel", dice el especialista.

Este tipo de innovación también se ha desarrollado con éxito en Estados Unidos, pero con indicaciones distintas a las que tiene el producto chileno. "Por ello, somos los únicos que contamos con este producto", explica.

Comenta Daniel Cruz que los resultados obtenidos hasta la fecha son extraordinarios.

"Ya han sido demostrados en diversas experiencias clínicas hechas en Chile, Argentina y en otros países de Latinoamérica por connotados profesionales con una casuística de más de 200 pacientes. Y así de ha demostrado que Biopiel es un gran aporte biotecnológico para el cuerpo médico que irá en ayuda de miles de personas que sufren quemaduras".

Comenta el especialista que de esta investigación resultó como producto un apósito transparente que tendrá varios tamaños de 10x10 centímetros; 2x2 centímetros, y de 2x10 centímetros, y además, una presentación en gel.

Todas estas variantes servirán de terapia en diversas indicaciones como el tratamiento de quemaduras de primer y segundo grado, y en varias indicaciones para dermatología.

Dice que Biopiel al ser colocado en un paciente con quemaduras de primer y segundo grado y en zonas dadoras tiene una epitelización y recuperación del tejido a los 15 días de tratamientos y con varias ventajas. Entre ellas, que el apósito no es necesario cambiarlo y además, por ser transparente, el médico puede ver la evolución de la herida.

"Los efectos que tendrá es que será un gran aporte en el manejo del paciente quemado y tendrá una cobertura en Chile y en toda Latinoamérica", enfatiza Daniel Cruz. Otra ventaja de la biopiel es que ayuda a regenerar la misma superficie de piel que se perdió, evitando así que las heridas se retraigan y dejen cicatrices en relieve.

Un desafío por resolver
La prevención es vital en la lucha contra el cáncer cérvicouterino
Diagnóstico precoz y manejo de vanguardia para el melanoma
Soy alérgico, pero ¿a qué?
Probióticos ayudan a reducir los síntomas de alergias
Nuevos aires en la lucha contra el cáncer
Linfomas cutáneos: la clave de reconocer las señales
Cuando el alimento es el enemigo
Las alergias cruzadas
¿Por qué aumentan las alergias en primavera?
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios