Miércoles 18 de Septiembre de 2019

Investigación y desarrollo
Las patentes crecen en Chile, pero a paso muy lento
Catalina Correia C.
Falta de cultura, altos costos económicos y un proceso a veces demasiado complejo son algunas de las causas que señalan los especialistas para explicar el bajo patentamiento en el país. La situación comienza a revertirse.
* Patentes de innovación otorgadas
* Nivel de inventiva


Publicado: Jueves, 29 de Septiembre de 2005

Catalina Correia C.

174.465 es un número que probablemente no signifique nada para usted. Pero si le digo que es gracias a él que día a día puede utilizar un aparato electrónico para comunicarse con sus seres queridos o con quien se le antoje, entenderá que es algo realmente importante. El 174.465 es el código que recibió la solicitud de patente del magno invento de Alexander Graham Bell: el teléfono. Y es que este visionario comprendió que la única manera de proteger su creación y su trabajo de años era a través de un derecho de propiedad industrial. Gracias a éste, por un tiempo determinado nadie pudo crear uno de estos artefactos sin pagar licencias. Y fue esa protección, que transformó la idea de Bell en algo comercializable, la que permitió desarrollar la industria de las telecomunicaciones.

Es que el patentamiento es fundamental porque genera riquezas no sólo para el inventor, sino para todo un país. Jorge Yutronic, director ejecutivo del Fondef, explica: "Las patentes tienen un claro vínculo con el ámbito de los negocios, el que consiste en que parte de ellas pueden desencadenar nuevas industrias. Las patentes tienen la característica de que protegen el conocimiento que es susceptible de ser transformado en negocio y en nuevos desarrollos industriales, generando importantes retornos monetarios".

Eso sí, hay que tener claro que no todas las patentes dan con el palo al gato, como lo hizo Bell. Y es que para que algo tenga impacto económico tiene que existir un mercado que esté dispuesto a pagar por los productos que emanan de esas patentes. En el caso del teléfono, esto resulta obvio, pero los especialistas señalan que es frecuente que la distancia entre el minuto en el que se logra el invento y se patenta y el momento en el que se consigue un resultado económico puede ser muy grande. "Esto porque la gente que inventa se anticipa, tiene esa capacidad de proyectarse en el tiempo. Por consiguiente no siempre hay mercado justo en el momento en que salió la patente. Pero si ocurre lo contrario, si hay mercado y tengo un conocimiento y no lo tengo patentado, perdí el negocio", dice Yutronic.

Se trata de un asunto de oportunidades que los investigadores chilenos aún no han comprendido. Y aunque si bien los últimos 5 años el número de solicitudes de patentes en Chile ha crecido fuertemente, el nivel en el país sigue siendo bajísimo.

Definitivamente no saben lo que se están perdiendo.

"La patente permite capturar el valor de la tecnología que un país desarrolla. A través del licenciamiento, se generan retornos al país que pueden ser reinvertidos en investigación y desarrollo y se va generando un círculo virtuoso porque se van desarrollando nuevas tecnologías, se generan nuevas oportunidades de negocios y a la larga hay generación de riquezas para el país", explica Mauricio González, a cargo del proyecto Chile Inventa de la PUC, que busca potenciar el patentamiento a través de fondos concursables.

Lo que se esconde

A primera vista se podría pensar que las pocas solicitudes de patentes se deben a la falta de capacidad inventiva de los investigadores chilenos, pero los expertos rechazan esta alternativa categóricamente. "Hay investigación de muy buena calidad, principalmente en las universidades, pero eso no se traduce en patentamiento", afirma Eleazar Bravo, jefe del Departamento de Propiedad Industrial (DPI), organismo encargado de otorgar las solicitudes de patentes en Chile.

Lo mismo opina González: "El nivel es adecuado, pero la gente no está patentando, porque no tiene los incentivos, piensan que es caro o que no vale la pena. Si bien no es barato patentar, si se considera que una patente genera un monopolio legal y que nadie puede hacer lo que yo inventé salvo que yo lo autorice y me paguen en compensación, el retorno debiera ser altísimo".

El factor cultural, o más bien la falta de éste, es fundamental para explicar el magro número de patentes que tiene el país: "Las leyes chilenas protegen, pero la gente no está acostumbrada a eso. A mí me ha tocado ver personas que saben que tienen algo valioso, pero dicen, no, me lo van a copiar, mejor lo oculto. Porque no tienen la cultura de proteger. Esa es una diferencia muy importante con los países desarrollados, donde más gente sabe que eso es posible y lo practica", señala Yutronic.

Y añade que éste es el elemento más importante porque puede movilizar a muchas personas. "Y con muchas personas comienza un fenómeno estadístico donde algunos de ellos empiezan a hacer proyectos que pueden tener un alto impacto". Como el teléfono.

Un tema no menor es la gran cantidad de recursos económicos involucrados en la tramitación de una patente. Se calcula que una local cuesta cerca de 3 millones de pesos y una internacional alrededor de 15. "Además del descubrimiento, la patente significa centrarse en el desarrollo. Y eso es caro. La patente tiene un ámbito local, pero si se hace un descubrimiento de impacto global, hay que patentar en todos y cada uno de los países en los cuales hay un mercado para ese producto. Y eso está actualmente fuera de todos los presupuestos", indica Davor Cotoras, presidente de la Comisión Central de Propiedad Industrial de la U. de Chile.

Pero el académico agrega un dato que es quizá más relevante para explicar el bajo patentamiento. En la actualidad, la calidad de un investigador se mide por la cantidad de trabajos publicados en revistas de alto impacto, y no por el número de patentes. Así, los científicos tienen más motivaciones para publicar que para patentar. "¿Por qué patentar? Desde el punto de vista del país está claro, pero si te pones en el lugar de un investigador, por qué hacer el esfuerzo si el camino hoy va por el lado de las publicaciones científicas. Y si se publica en una revista científica de impacto, ya no se puede patentar. Porque las patentes requieren novedad total", dice.

Las medidas

Yutronic señala que al tratarse básicamente de una carencia de cultura de patentamiento en los científicos, lo primero que debe hacerse es fortalecer la educación. El ingeniero cita el caso de Japón, país donde la propiedad industrial es enseñada a nivel de educación escolar básica.

Pero lo actores estatales también pueden hacer mucho por revertir esta situación. Al ser ellos los encargados de asignar recursos a las instituciones para que desarrollen proyectos, pueden exigirles como parte del contrato que su trabajo termine en proceso de patentamiento. "En el Fondef empezamos con esa norma el año 2000, y pasamos de tener poco menos de 10 patentes a 128. Con estas dos dinámicas, una de tipo contractual y otra educativa podemos ir cambiando las condiciones para que el desarrollo de la propiedad industrial y el patentamiento se desarrollen más intensamente".

Bravo, del DPI, dice que los esfuerzos del Ministerio de Economía, Corfo, Conicyt y el convenio de cooperación con la Unión Europea de apoyo y patente a las pymes "buscan que cuando alguien descubra la pólvora o un buen invento se le aporte dinero para facilitar que lo patente tanto en Chile como en los mercados donde entrará. Eso significa que hay una política que se está revirtiendo, para que podamos traducir efectivamente la innovación en patentamiento".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Portada edición impresa
Lo más reclamado
Patentes de innovación otorgadas
Nivel de inventiva
Para leer estos archivos debe tener instalado
Adobe Acrobat
Si no lo tiene BAJELO AQUÍ
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios