Sábado 24 de Agosto de 2019


Manuel Castells: "La globalización actual favorece a ciertos grupos y valores"
Catalina Correia C.
El destacado sociólogo español, que ha dedicado su vida al estudio de las tecnologías y su impacto en la llamada sociedad de la información, se refiere a las oportunidades y riesgos surgidos con los nuevos medios, y analiza la realidad chilena.

Publicado: Jueves, 29 de Diciembre de 2005

Manuel Castells tiene historias que contar. Nació en España, pero fue exiliado por la dictadura de Franco. Debió abandonar el país e irse a Francia, donde inició sus estudios de sociología. A los 24 años se convirtió en el profesor más joven de la Universidad de París y fue justamente en una de sus clases donde se empezó a gestar la revolución de los estudiantes franceses en mayo de 1968.

Aunque él afirma que nada tuvo que ver, el hito le valió la expulsión del país. En 1979 llegó a la Universidad de Berkeley, Estados Unidos donde fue impactado por el incesante desarrollo tecnológico que estaba ocurriendo en ese país.

Y ahí encontró la temática que marcaría gran parte de su carrera y que se traduce hoy en lecturas obligadas en las cátedras de sociología y comunicación, como "La tecnópolis del mundo", y la trilogía de "La era de la información".

En entrevista exclusiva con Chile Tecnológico, el sociólogo español se refiere a los desafíos y oportunidades que traen los nuevos medios, y analiza el rol que nuestro país juega dentro de la sociedad de la información.

-¿Cuáles son los cambios más profundos que las tecnologías están ocasionando en la sociedad actual?

"Las tecnologías por sí solas no producen los cambios, pero sí han hecho posibles cambios profundos generados por la evolución de la sociedad. La globalización no sería posible sin la infraestructura tecnológica que disponemos. Internet hace posible la comunicación de muchos a muchos, entre cualquier lugar del mundo a bajo costo. La telefonía móvil permite la comunicación permanente. El nuevo sistema tecnológico acrecienta enormemente la productividad y, por tanto, el bienestar material a condición de que se combine con educación y formación y con organizaciones flexibles. El conjunto de nuestra sociedad funciona según una lógica de comunicación en red, lo cual es positivo para los conectados y muy negativo para los desconectados".

-¿Cuál es la importancia de la información en un mundo globalizado?

"La información y el conocimiento siempre han sido las fuentes de poder y riqueza en todas las sociedades. Lo nuevo es que en un mundo interdependiente la información y el conocimiento se organizan en redes globales, que son también las redes de poder y riqueza. Sin estar presentes en esas redes globales los países y las personas van quedando marginados".

-¿Cómo corregir los procesos de desigualdad que conlleva el acceso a la información?

"La experiencia de los países del este de Asia demuestra que esa brecha puede reducirse considerablemente mediante inversión en educación, tecnología e investigación. Incluso, los países que empiezan ahora ese desarrollo tienen ciertas ventajas, porque pueden acceder mas rápidamente a tecnologías recientes. Pero la experiencia también demuestra que esa nueva modernización requiere la dirección estratégica del Estado y la colaboración activa de empresas nacionales. China es hoy día la cuarta economía del mundo a partir de esa política, no sólo mediante bajos costos de producción. ".

-¿Qué rol juegan las tecnologías modernas para acercar la información a los ciudadanos?

"Las tecnologías de comunicación electrónica permiten la difusión de información y conocimiento en toda la actividad humana. Pero aún mas importante es que internet y la comunicación móvil permiten que los ciudadanos produzcan y comuniquen su propia información. Se acabó el monopolio de los medios de comunicación de masas sobre la información. Ha surgido lo que yo he analizado como autocomunicación de masas. Y esto tiene enormes consecuencias políticas, y si no que se lo pregunten a José María Aznar, que perdió el poder por la insurgencia ciudadana contra su enorme manipulación informativa".

-¿Es suficiente la adquisición de tecnologías para tener un acceso real a la información?

"Obviamente, una computadora sin información es un aparato tonto. Incluso le diría que una computadora sin internet no sirve para mucho hoy día. La educación, la generación de información y su procesamiento en conocimiento es lo importante. Pero sin las nuevas tecnologías la información tiene muchos límites en su comunicación y en su utilidad social. La tecnología no es una condición suficiente, pero sí necesaria".

-¿De qué manera América Latina se ha sumado a los importantes cambios de la sociedad globalizada?

"Bueno, como siempre, hay muchas Américas Latinas. A Chile le va muy bien, mientras que la mayor parte de los países han visto aumentar su pobreza y han perdido competitividad. Pero lo que ha quedado claro en la última década es que las políticas de liberalización sin control y apertura de mercados en favor del norte (el llamado neoliberalismo) no han funcionado y han conducido a alternativas políticas en casi todos los países, en el llamado giro a la izquierda, con intentos de buscar vías que integren a los países en la globalización, pero a partir de los intereses de la sociedad, no del funcionamiento del mercado. En este sentido, como demuestro en mi libro "Globalización, desarrollo y democracia: Chile en el contexto mundial", el Chile democrático es la experiencia mas convincente".

-¿Qué avances ha experimentado Chile con respecto a la sociedad de la información y qué aspectos quedan aún pendientes?

"Finlandia y el Chile democrático, países que yo he estudiado, son los dos modelos de desarrollo que mejor han sabido aunar desarrollo, bienestar social y democracia en el contexto de la globalización, en dos niveles distintos de desarrollo. Pero Chile puede ser víctima de su propio éxito, porque necesita dar un salto cualitativo en la producción de conocimiento y en su aplicación tanto en la economía como en la sociedad. No se trata de producir programas informáticos, pero sí de informatizar la producción y la gestión de forma innovadora. Y en ese sentido, Chile tiene dos grandes problemas: por un lado, su esfuerzo de investigación es insuficiente y la calidad de su educación no corresponde con el aumento de la cantidad. La próxima década tiene que ser la de la transformación del sistema educativo chileno a todos sus niveles, lo que empieza por la formación de sus formadores y por la utilización de las grandes posibilidades que ofrece la formación virtual de calidad para formar a las generaciones que ya salieron del ciclo educativo tradicional".

MAS INFORMACIÓN EN WEB

http://chiletecnologico.emol.com

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios