Jueves 23 de Mayo de 2019


Casos de alfabetización digital: Un salto hacia la era tecnológica
Daniel Fajardo C.
¿Qué tienen en común una poeta mapuche y un vendedor de churros? Todos ellos lograron mejorar su vida gracias a la tecnología.

Publicado: Jueves, 29 de Diciembre de 2005

Nelson Rivera Tiene 44 años, dos hijas y sólo cursó hasta octavo Básico. Es maestro carpintero y vive en Purén, IX Región. Un día escuchó un aviso en la radio local donde invitaban a los lugareños a capacitarse en la biblioteca pública. Nunca había visto un computador, pero pensó que era una buena oportunidad de aprender.

Hizo un curso básico donde aprendió a escribir textos, a usar Excel y a tener un correo. Hoy se ha ganado dos licitaciones en Chile Compra a través de internet y ya es contratista de dos obras. Reconoce manejar los computadores e internet. Hecho que le cambió la vida, porque se le abrieron nuevas posibilidades de trabajo.

Varios kilómetros hacia el sur, en Hijuelas, un grupo de 14 discapacitados llegan a la Escuela Básica Ana Jesús Ibacache, para aprender a usar la computación. María Loreto Debia, una de las coordinadoras del proyecto Enlaces del establecimiento, está sorprendida del nivel de avance de sus alumnos, que, a pesar de las limitaciones, no tienen nada que envidiarles a todos los niños, jóvenes y apoderados que ya saben navegar por la gran red de redes, aprovechando todos sus beneficios.

Estos son sólo dos casos emblemáticos de la llamada alfabetización digital, término que muchas veces es manoseado por instituciones, empresas y tendencias políticas. Pero basta con darse una vuelta por los sectores donde se aplica para ver sus efectos.

BiblioRedes, Fundación de Vida Rural, CDI Chile, el Instituto de Informática Educativa (IEE), proyecto Enlaces o Corporación Encuentro son algunas de las instituciones o programas que realizan este tipo de actividades a lo largo de Chile. Más que dar conexión a internet o entregar computadores, lo que hacen es enseñar a darles valor a las tecnologías de la información. Y de a poco lo están logrando.

Otro caso es el de Graciela Huinao, una destacada poetisa chileno-huilliche que ya en 1989 publicó su primer libro, "La Loika". Aprendió de computación e internet en la Biblioteca Pública N° 105 de Pudahuel y dice que gracias al programa de BiblioRedes descubrió una herramienta para la creación y difusión de su trabajo literario.

Más hacia el oriente, Juan Meriño y Ana Luisa Guajardo tienen dos cosas en común. Vivir en la comuna de Peñalolén y haber dado un salto en sus expectativas socio-económicas gracias a la alfabetización digital. Actualmente, Ana Luisa está a cargo de los cursos de computación de una sede comunal y Meriño mejoró sustantivamente su microempresa, que se dedica a la venta de churros.

Juan Meriño, microempresario.

"Antes de entrar a los cursos en la Corporación Encuentro no tenía idea de manejar un computador y menos cómo podía ocuparlo en mi microempresa de venta de churros. Antes, todo era con papel y lápiz. Ahora, en cambio, ya sé ocupar muy bien el Excel y llevo todos los pedidos, gastos y entregas en planillas lo que, aparte de darme más tiempo, significa una mayor seriedad hacia mis clientes.

"Internet y el correo también son claves. Puedo visitar páginas para cotizar máquinas o precios de ciertos ingredientes. Incluso, realizar cotizaciones electrónicas.

"Además, ahora que pude abrir una cuenta corriente, puedo manejarla de forma virtual sin tener que ir al banco, algo que para mí significa un gran ahorro de tiempo

"Y como si esto fuera poco, luego de visitar a un cliente le doy mi dirección de correo electrónico para que me contacte más tarde. Ideal".

María Loreto Vera, profesora.

"A pesar de que algo sabía de computación, los cursos que realicé con Enlaces y después con Intel me ayudaron a liderar, junto a la profesora Dayse López, un proyecto de alfabetización digital en Hijuelas (Quinta Región).

"Comenzamos con los Centros de Padres, para seguir con los centros juveniles y deportivos. Por otro lado, en la escuela empezamos desde kinder a enseñarles qué es la computación a los alumnos. Ya en los cursos siguientes se manejan bastante bien.

"El mayor impacto ha estado en los apoderados, porque ellos no sabían cómo ayudar a sus hijos en las tareas y gracias a la alfabetización digital, ahora trabajan en conjunto y comparten los logros.

"Hay que pensar que muchos habitantes de Hijuelas son temporeros, y esto les ha ayudado a conseguir mejores trabajos. Incluso, ya hay varios que se desempeñan sin problemas en las ciudades".

Graciela Huinao,poetisa mapuche.

"Soy una poeta mapuche - huilliche. Nací en Rahue, en la comunidad de Walinto, a 36 kilómetros al sur de Osorno, pero me vi forzada, como muchos mapuches de esta zona, a emigrar y vivo hace ya más de 30 años en Santiago. En la actualidad tengo casa en la comuna de Pudahuel.

"Me siento orgullosa de haber sido la primera mujer de mi pueblo que se atrevió a publicar un libro. Y en las dos lenguas: español y mapudungún. Antes de capacitarme en la biblioteca yo sólo sabía teclear y por eso aprender computación e internet fue como haber descubierto otro mundo. Para mí, internet es fundamental, porque la uso para dar a conocer mi trabajo.

Hace un tiempo, vieron mi página de Australia y ahora quieren investigar la cultura mapuche desde ese país. Por eso, mi gran sueño es poder publicar mis libros en la web. De hecho, estoy a punto de lanzar el tercero".

Ana Luisa Guajardo,microempresaria.

"Antes trabajaba de secretaria ejecutiva en un taller mecánico donde no teníamos nada de computación. Luego de un tiempo tuve que retirarme debido a una displasia de cadera, en la que aún estoy en tratamiento. En mi situación era casi imposible movilizarme, pero nunca pensé que me iba a costar tanto encontrar trabajo. Estuve varios meses buscando y fue muy difícil, en ninguna parte me recibían debido a mi problema. Recurrí a la municipalidad de Peñalolén y me ofrecieron capacitarme digitalmente para llevar los conocimientos al resto de la comunidad.

"Aparte del proyecto, internet me ayudó a crear un nuevo negocio que es la venta de productos como empanadas, kuchenes, sopaipillas y tortas. Yo no sabía cocinar y ahora saco todas las recetas de las páginas web. Tengo un mejor nivel al que tenía antes, pero sobre todo me ayudó a valorarme a mí misma".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios