Lunes 20 de Octubre de 2014


Biología sintética : Las bacterias ahora se las dan de fotógrafas
Catalina Correia C.
Difícil de explicar, difícil de creer. Científicos han creado fotografías "vivas" hechas a partir de bacterias. La manipulación genética de los microbios permite que una delgada capa de éstos capture y replique una imagen dada. ¿Raro o no?

Publicado: Jueves, 29 de Diciembre de 2005

No se trata de ninguna broma, aunque hay que reconocerlo, lo parece. Es nada menos que uno de los últimos adelantos de la ciencia: Bacterias que no sólo sacan fotografías, sino que además son parte de ellas. Claro, el mecanismo no vendrá a reemplazar el proceso convencional de fotografía, básicamente por una cosa de tiempo.

El "revelado" necesita a lo menos dos horas para producir una sola imagen. Pero esta idea genial demuestra el potencial de una nueva área de investigación, llamada biología sintética, que tiene un propósito bastante ambicioso: diseñar máquinas vivas a partir de células.

Es una suerte de ingeniería que requiere mucha experimentación y también una importante dosis de creatividad. Un ejemplo evidente de esto es la cámara fotográfica hecha a partir de microbios.

Viste, viste cómo se hace

El MIT es una de las universidades que se han dedicado a estudiar con más fuerza la biología sintética. Así, el año 2004 iniciaron un concurso para diseñar "máquinas genéticamente estructuradas". La cámara de bacterias fue uno de los tantos proyectos que se presentaron.

Esta insólita idea surgió de la cabeza loca de Zachary Booth Simpson, un artista digital con estudios de biología en la Universidad de Texas. Él armó un grupo que se unió al profesor Christopher Voight de San Francisco, quien junto a un alumno ya había desarrollado un sensor luminoso a partir de bacterias.

La cámara de microbios consiste en una caja que cuenta con un agujero en la parte superior para permitir la entrada de luz y en la que se cultivan las bacterias. Para implementar esta suerte de film bacterial, se utilizaron bacterias Escherichia coli, esas amigas que viven al interior de nuestro cuerpo, a las cuales se les inyectaron genes que hacen que se produzcan pigmentos negros sólo cuando éstas se encuentran en la oscuridad.

Luego se proyecta una diapositiva con una imagen en blanco y negro de 35 milímetros a través del agujero. Las zonas oscuras de la imagen impiden que la luz llegue a las bacterias, las que se tornan negras. La fracción de los microbios que queda expuesta a la luz se mantiene del mismo color amarillento que tienen cuando se encuentran en una cápsula de petri.

¿El resultado? Una rara fotografía negra y amarilla.

Y ahora, ¿quién se anima a posar para la foto?

El fraude en telefonía IP asciende a US$ 3,5 mil millones
Twitter
700 MHz: una pieza fundamental para reducir la brecha digital en Chile y toda América Latina
CONECTAD@S
... Guillermo Moya
Libros recomendados del mes
Los fraudes a la telefonía IP van en aumento
Lo último en tecnología presente en Berlín
Lenovo apuesta por la movilidad y las altas prestaciones
Funciones integradas en el nuevo sistema de navegación de Kenwood
Alta imagen y sonido en la nueva serie S90 de Sony en Berlín
Innovación y creatividad en IFA 2014
29 antenas satelitales que transmiten puro deporte
Un nuevo cargo que se toma las empresas
Sensor de actividad
Sonido compacto
Smart TV Android
Robot aspiradora inteligente
Google obtiene permiso para manejar sin conductor
Innovaciones en la industria
Una nueva cara para los espacios públicos del país
Novedades tecnológicas
Las mejores ideas para innovar se encuentran en TED
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios