Sábado 24 de Agosto de 2019


Computación: La industria del software local aún no logra despegar
Catalina Correia C.
Todos reconocen que el software es un motor de crecimiento, pero la industria local todavía no consigue consolidarse. Pocos incentivos y la falta de financiamiento y protección a la propiedad intelectual son algunos de los motivos.

Publicado: Jueves, 30 de Junio de 2005

Las cifras pueden llevar a engaño. Según el último informe global sobre tecnologías de la información del World Economic Forum, Chile es líder en la región en materia de TIC. Pero tras las cifras se esconde otra realidad, que algunos prefieren no ver o simplemente ocultar. La industria del software en Chile, uno de los principales motores de crecimiento de la economía, según los expertos, se encuentra dormida. Y necesita que todos los sectores involucrados, Estado, industria privada y universidades, le den un fuerte remezón.

"El estado actual de la industria del software no se diferencia de lo que era hace diez años. Chile no ha despegado. Y es triste verlo. A comienzos de los noventa, Chile se estaba transformando en uno de los primeros líderes en la industria del software. Algo pasó y nos alejamos, porque nos empezamos a preocupar de otras industrias en las cuales teníamos ventajas competitivas como la exportación de fruta y la celulosa. En cambio, en este otro rubro donde tenemos buenos profesionales, nos dimos cuenta de que teníamos que realizar una inversión más grande de lo que se pensaba. Y no lo hicimos", explica Marcelo Ponce, gerente general de la Asociación Gremial de Distribuidores de Software, ADS.

Debilidades de la industria

Chile no apostó por la industria del software, dice Hernán Orellana, gerente general de Microsoft Chile. "El país tiene que hacer apuestas, tiene que decir vamos a ser buenos en esto. Donde nosotros somos fuertes y tenemos liderazgo mundial, en algún momento ha habido algún tipo de subsidio. La pregunta es si Chile quiere hacerlo en la industria del software o no. Yo creo que en realidad no tiene ningún sentido estimular esta industria per se, porque hoy no tenemos ventajas competitivas".

Una de las principales deficiencias de la industria del software en Chile es su poca capacidad diferenciadora. Y es que hay que considerar que todos los países desarrollan software y si queremos situarnos con una ventaja frente al resto debemos hacer un esfuerzo por diferenciarnos.

"El software tiene una barrera de entrada muy pequeña, sólo se necesita un computador. Por lo tanto, la competencia global es muy alta. Exportar, significa que además de ser bueno se debe hacer una diferencia en el mercado global. Los contenidos en los cuales podemos hacer una diferencia son aquellos en los que tenemos diferencias a nivel material, como la industria vitivinícola, la minería, las salmoneras... Esto puede hacer una diferencia a nivel regional", afirma Víctor Cabrera, presidente de la Gechs, asociación gremial de las empresas chilenas desarrolladoras de software.

Otra gran falencia es que la industria todavía no entiende la necesidad de mirar hacia afuera. El mercado chileno es demasiado pequeño, por lo que se hace necesario salir a vender al exterior: "No hay que pensar en el mercado chileno, que es un mercado de prueba fantástica donde tú estás un año y testeas el modelo. Si da resultado, uno debería tener la capacidad de que alguien invierta en tu empresa y poder sacar así tu proyecto afuera", sostiene Rodrigo Alonso, gerente general de Humano 2.

El financiamiento no es un tema menor y tiene una alta responsabilidad en el poco desarrollo de software que se lleva a cabo en Chile: "Para que haya una industria exitosa, se necesita un mercado de capitales para las industrias innovadoras distinto al formal. Se necesita capital de riesgo y capital semilla. En eso estamos avanzando, hay un grupo de ángeles que está empezando a trabajar y es súper necesario", afirma Cabrera. Aún así, los mecanismos siguen siendo demasiado engorrosos.

"Hay buenos proyectos, pero contados con los dedos de las manos. Esto puede ser por la falta de inversión y por la poca motivación de los empresarios para arriesgarse y crear empresas de tecnología", dice Alonso.

El caso uruguayo

Chile tiene uno de los índices más altos de piratería en la región, y esto no es un tema menor a la hora de explicar el magro estado de la industria del software: "La cultura de valorar nuestras ideas ha estado fallando. Al no proteger la propiedad intelectual, los desarrolladores no se ven incentivados para crear. Si estuvieran protegidos podrían encontrar personas que les financien el proyecto", sostiene Ponce.

Y a pesar de que hace diez años teníamos ventaja, nos ganaron la carrera. Uruguay, país de características similares a las chilenas aunque con una población incluso menor, se ha consolidado como el gran exportador de software en la región. Los expertos concuerdan en que más que imitar el camino que tomó el líder y entrar a competir por sus mercados, debemos ser prudentes y sacar las mejores lecciones: "Tenemos que aprender de esos ejemplos, pero la única manera de tener éxito es ser nosotros mismos, tener nuestro propio estilo, encontrar nuestro propio modelo. Debemos aprender de los demás, pero al mismo tiempo formular nuestra propia estrategia", afirma Cabrera.

Una de las razones que explican que la industria del software uruguaya exporte 100 millones de dólares al año son las exenciones tributarias. El Estado uruguayo decidió no cobrar impuestos a las utilidades, lo que permitió que muchas compañías decidieran invertir en el sector.

Pero Rodrigo Alonso, de Humano 2, no está de acuerdo en que sea rol del Estado el impulso de la industria: "Yo creo que nos tendemos a quejar siempre del Estado, pero lo que el Estado debe hacer es generar el ambiente macro para que los empresarios luego jueguen su rol que es invertir, crear empresas, hacer proyectos novedosos y salir afuera. Yo no creo que sea culpa del Estado que no haya una industria del software; al contrario, el Estado ha sido muy proactivo con proyectos súper exitosos para fomentar la adopción de tecnologías". Alonso también sostiene que la razón del éxito uruguayo no se sustenta en los subsidios estatales, sino en una empresa, Genexus, que creció muy fuerte y pudo sacar sus productos afuera. Alrededor de esa empresa se creó un ecosistema de empresas que usan esa misma tecnología y venden sus servicios afuera.

"En realidad Uruguay no exporta tanto software, sino productos asociados. Acá en Chile no se ha dado porque no ha existido una empresa que haya servido de punta de lanza y que haya logrado salir afuera arrastrando un ecosistema", afirma Alonso.

Y es precisamente el alto impacto que tiene el software en muchas áreas de la sociedad lo que lo convierte en un motor de crecimiento: "El software tiene un claro efecto multiplicador y genera un montón de actividad en torno a su núcleo. Evidentemente es un motor de generación de economía.

Pero hay que ponerlo en perspectiva. Hasta el momento, el software y su actividad debe representar menos del 1% del PIB chileno. No es relevante dentro de la actividad económica", afirma Orellana.

El principal desafío de la industria, a juicio de Orellana, es la certificación. Muy pocas empresas chilenas están certificadas, a pesar de que éste es un elemento esencial para poder competir a nivel global. Cabrera también sostiene que se debe aumentar y potenciar la asociatividad. Además, se debe resolver el problema del financiamiento y lograr una mayor protección de la propiedad intelectual... Sin duda, queda mucho que avanzar.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios