Viernes 24 de Mayo de 2019

IMPACTO DE INTERNET
Descargas online golpean a la industria del video
Catalina Correia C.
El efecto de las descargas online se ha sentido con fuerza en la industria discográfica, que ha venido reportando importantes pérdidas económicas en los últimos años. Ahora se suma una nueva víctima: el video. Reinventarse o morir. No queda otra.

Publicado: Jueves, 30 de Noviembre de 2006


Catalina Correia C.

Dentro de las miles de ventajas que ofrece internet está la opción de intercambiar contenidos, ya sea música o videos. Aunque para el usuario común y corriente esta posibilidad parece un sueño, quienes viven de esto no se lo toman con tanto humor. Y es que las pérdidas económicas que las descargas online conllevan son enormes. Bien lo sabe la industria discográfica.

Ahora, el turno es de los videos. Los grandes avances en materia de banda ancha hacen que cada vez sea más fácil bajar películas por internet. Y claro, muchos prefieren conectarse y descargar el filme antes que ir a un videoclub y pagar por él.

Pero hay que hacer una importante distinción, ya que existen descargas legales cuando el usuario paga por los contenidos, y otras que simplemente se hacen a la mala. Si bien el primer escenario implica un cambio de modelo de negocios, en el que perfectamente podrían participar los videoclubs, la piratería es prácticamente inabordable.

"Nuestra industria se ha visto afectada por el incremento en el nivel de piratería en nuestro mercado y por ende en una baja generalizada en las ventas de las principales distribuidoras de video. Otra forma en que nos hemos visto afectados es con la descarga vía internet de productos, especialmente series de TV con nuevas temporadas o títulos que todavía no se comercializan en Chile", sostiene Carlos Rumié, presidente de la Asociación de Distribuidores de Videogramas de Chile (ADV).

Eso sí, el efecto se comenzará a sentir con mayor fuerza en un par de años más, según constata Pierre Monnier, socio y gerente general de MovieBank. "En Chile, aún tenemos una banda ancha limitada, que hace muy difícil y lento el proceso de descarga de películas. Todavía se necesitan cerca de tres días para hacerlo y ni siquiera se tiene la seguridad de que se ha bajado correctamente. Todavía no están dadas las condiciones técnicas. Calculo que recién en unos cinco o seis años más comenzarán a sentirse sus reales efectos".

En España, por citar un caso, el impacto de la piratería, potenciada en gran parte por los avances tecnológicos, ha sido dramático. Hace un par de semanas, la multinacional Blockbuster decidió cerrar todas sus tiendas en el país ibérico. Ricardo Vega, gerente general de Blockbuster Chile, señala que se trata de una situación especial, con condiciones únicas de mercado, y que no debería replicarse en nuestro país. "Si bien es cierto que la piratería fue un golpe fuerte, en España también tuvieron complicaciones con los sindicatos, gastos de inmueble y los altos costos de los productos", dice.

Adaptación urgente

Descarta de plano que se dé una situación similar en Chile. Pero conscientes del nuevo escenario, ya están viendo las posibilidades de adaptarse. "Estamos tratando de aprovechar las nuevas tecnologías y no espantarnos con ellas. La idea es que seamos capaces de distribuir las películas como el consumidor las quiera, ya sea online, en su casa o en la tienda".

Adelanta que están probando el nuevo modelo de negocios en algunos mercados, y en la medida en que funcione van a comenzar a exportarlo a otros países, entre ellos Chile.

Monnier, de MovieBank, tiene la certeza de que la industria no está destinada a desaparecer. "El video tiene futuro, pero implicará muchos cambios. Creo que la clave está en que las tiendas sean más pequeñas y sólo ofrezcan estrenos. El catálogo de películas viejas sí puede estar disponible por internet".

El profesional aclara que la industria del video es fundamental para el cine, ya que es ahí donde se generan los mayores ingresos de los estudios. Sostiene que hoy la entrada al cine provee sólo un 30% de los recursos del sector, mientras que el video representa cerca del 60%. El resto se reparte entre la venta de los contenidos a la televisión por cable o abierta, o internet.

"Todo recae en las ventanas de negocio que dan los estudios. El estudio va explotando cada una de ellas, empezando por el cine, luego la venta en el soporte y el arriendo. Y ellos comprenden que no pueden liberar el contenido hasta que las otras ventanas de negocios hayan sido explotadas adecuadamente", agrega Vega, de Blockbuster.

Así, más que el mundo del video, el gran perjudicado con la posibilidad de descargar películas online podría ser la televisión, según vaticinan los expertos.

Un pirata perverso

Y si bien el nuevo escenario que plantean las descargas online legales parece tener solución, la piratería asoma como un tema mucho más complejo de resolver. "Tenemos la impresión de que la piratería ha estado aumentando, pero no sólo por este efecto, sino porque ha aumentado la facilidad para que los consumidores accedan a un computador y, por ende, se conecten a internet", afirma Rumié.

Una de las soluciones a este callejón sin salida es que las empresas de video bajen los precios. Por eso hace dos años que en Chile se instauró el Día del Video, con arriendos y ventas de películas a precios bastante bajos: "Cifras preliminares indican que los arriendos aumentaron un 10% en tiendas y las ventas de productos en un 35%", dice el presidente de la ADV.

Pero todos los entrevistados concuerdan es que es fundamental que el país cuente con leyes más severas que penalicen la piratería. "Debemos impulsar una nueva ley de propiedad intelectual en el Congreso que permita una mejor forma de combatir y penalizar el comercio ilegal de nuestros productos. También creemos que debemos realizar todos los esfuerzos para crear conciencia en el consumidor de que detrás de una compra de un producto pirata hay una serie de perjuicios económicos para el autor de la obra, para los distribuidores de la películas y para el fisco, que deja de percibir impuestos por este concepto", sostiene Rumié.

Pero hay otras maneras para hacer frente a este delito. Una de ellas es presentar atractivas exhibiciones de productos en tiendas que incentiven a los consumidores a adquirir a precios razonables los productos legales y a través de una diferenciación de los productos con valor agregado, tales como ediciones especiales, packs de DVDs, y series de TV.

"Una de las reacciones de la industria discográfica fue darle un mayor valor agregado al soporte, creo que el mercado de los videos podría seguir un camino similar. Mayor valor en cuanto a contenido y menor precio, ésa pueda ser la solución", afirma Monnier.

EL VALOR DE LA PANTALLA

Los entrevistados concuerdan en que la descarga de contenidos online todavía tiene un pequeño inconveniente. La calidad, claramente, no es la misma. "Las descargas online se han masificado, pero quienes bajan películas luego se dan cuenta de que están obligados a verlas en el computador. Y claramente no se obtiene la misma experiencia que si se ve en una pantalla con características de imagen avanzadas y con un buen sistema de sonido", sostiene Ricardo Vega, de Blockbuster.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios