Lunes 22 de Julio de 2019


En qué están las universidades: Apuestas por la nanotecnología
Catalina Correia C.
Con financiamiento propio y aportes privados, las principales universidades del mundo dedican sus esfuerzos para la investigación tecnológica. La nanotecnología es una de sus principales preocupaciones y es un campo que se está desarrollando a pasos agigantados.

Publicado: Jueves, 31 de Marzo de 2005

Cables más delgados que un cabello y redes invulnerables a los hackers son algunas de las apuestas en materia de investigación que ocupan a los centros académicos más prestigiosos del mundo.

Financiados con fondos propios y aportes de privados, las mejores universidades del mundo son también importantísimos centros de investigación a la vanguardia de los adelantos tecnológicos.

El instituto chino de educación superior de la Universidad de Shanghai Jiao Tong (SJTU) publicó un estudio en 2004, tras dos años de trabajo, donde estableció las 500 mejores universidades del mundo.

¿Las top 5? Harvard, Stanford, Cambridge, Berkeley y el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT). Cuatro estadounidenses y una británica.

Tras una mirada por sus principales centros de investigación, la señal que están enviando estas insituciones es clara: el futuro viene de la mano de la nanotecnología.

Futuro en miniatura

Al parecer la próxima revolución en la electrónica será la miniaturización. Todos nos beneficiaremos de cables, interruptores y chips más chicos. Basta recordar la revolución de los años 60 con la aparición de los transistores en las radios.

Gracias a estos pequeños dispositivos los equipos comenzaron a ser más eficientes, más cómodos y a la larga, más baratos. Ésta es una de las grandes apuestas de la miniaturización: disminuir el costo de los dispositivos electrónicos.

Durante los últimos años, la investigación ha dado como resultado cables tan pequeños que ni siquiera son perceptibles a simple vista. El problema ahora es poder utilizarlos.

Si bien hoy podríamos hablar por celulares del tamaño de una caja de fósforos, los dispositivos aún no están preparados para trabajar con cables casi invisibles, ya que los puntos de contacto entre los interruptores de los circuitos son muy grandes todavía.

En los laboratorios de Harvard esperan resolver este problema lo antes posible. Y están trabajando para eso.

La estrategia de Stanford sigue un camino similar. La idea es construir dispositivos que, siendo del tamaño de una célula humana, puedan otorgar infinitas posibilidades. Desde fármacos para examinar el cuerpo humano hasta pantalones que repelan el agua. Todo un desarrollo que implica, además, trabajar con herramientas y laboratorios nanopequeños. A esto se abocan los principales esfuerzos.

En el MIT, en tanto, sostienen que el impacto de la nanotecnología es comparable a las revoluciones que han venido de la mano de la electricidad, internet y hasta los antibióticos.

La experimentación con nanopartículas ha concluido que éstas se comportan de manera distinta cuando cambian de tamaño: pueden ser más fuertes, más livianas, más resistentes al calor o mejores conductores de energía. Su flexibilidad permite que sean útiles para satisfacer amplias necesidades, no sólo en el campo de las telecomunicaciones, sino en otras más diversas como la medicina, la economía e incluso la defensa.

REDES MÁS SEGURAS

La inseguridad y la vulnerabilidad son algunos de los principales problemas de las redes de comunicación. Por eso, otro de los objetivos de los centros de investigación de las universidades más prestigiosas del mundo es el de-
sarrollo de redes más seguras y que permitan el intercambio de grandes cantidades de información.

En este sentido, Harvard está desarrollando una red de quantum, integrada con internet.

Las claves son enviadas como pulsos de luz muy débiles, que apenas alcanzan a ser señales. Cualquier intruso que quisiera leerlas perturbaría el haz de luz, lo que se detectaría fácilmente. Si esto ocurriera, los comunicadores podrán elegir una ruta alternativa para intercambiar los códigos.

Los científicos que la desa-rrollaron se encuentran ahora trabajando para ver si pueden vencer el sistema que ellos mismos han creado. El único problema de esta red es que sólo transmite en rangos pequeños (30 y 60 kilómetros). Se podría lograr un alcance global mediante el envío de señales hacia los satélites.

Una de las preocupaciones de Cambridge es mejorar el comercio electrónico. La idea es generar protocolos para apoyar las altas redes de intercambio de información y datos que emergen a nivel nacional y global. También se busca mejorar las funciones de control necesarias para este tipo de comercio como la autentificación, autorización, contabilidad y revocación.

La universidad de Berkeley, en tanto, tiene un centro exclusivamente dedicado a la investigación para los sistemas de comunicación inalámbrica de la próxima generación. El énfasis está puesto en desarrollar dispositivos que tengan el menor consumo de energía posible.

OTROS PROYECTOS EN DESARROLLO:

Impresos tridimensionales:


Imagínese que se le pierde el control remoto. En vez de subirse al auto y salir a comprarlo, imprímalo. Sí. Su impresora sacará capas de materiales para formar el mecanismo electrónico y la coraza, construyendo el control remoto ante sus propios ojos. Esa es una de las novedades de Berkeley: impresoras tridimensionales, la próxima revolución en tecnología.

Realidad virtual:

En Stanford buscan incorporar la tecnología a la medicina. Uno de sus proyectos es el VESPA (Ambiente Virtual para la Planificación de Cirugía y Análisis) que pretende ayudar a los cirujanos en los momentos previos a una intervención quirúrgica. El computador genera un modelo del paciente que permite al médico visualizar, cuantificar e interactuar con la información del paciente.

Viajes al espacio:

La universdad de Cambridge, en conjunto con la NASA, está desarrollando un proyecto para proveer de combustible a los cohetes que lleguen a la Luna. Se están explorando las posibilidades de producir oxígeno líquido, principal componente del combustible de las naves espaciales, a partir de la roca lunar. Esto permitirá que los cohetes, tras llegar a la Luna, puedan despegar hacia otros planetas.

Aviones silenciosos:

Para mejorar la calidad de vida de las personas que viven y trabajan cerca de los aeropuertos, el Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT está desarrollando un procedimiento experimental para reducir sustancialmente el ruido que produce un avión al aterrizar. Es probable que la iniciativa académica se incorpore pronto a los aviones comerciales.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios