Domingo 26 de Mayo de 2019

Biocombustibles
Chile poco a poco comienza a apostar por la agroenergía
Catalina Correia C.
Con una oferta energética cara e inestable, los combustibles a base de cultivos vegetales asoman como una opción más que atractiva.

Publicado: Jueves, 31 de Agosto de 2006


Catalina Correia C.

Prácticamente todos los combustibles que se consumen en Chile son traídos desde afuera. La oferta es cada día más cara y, bien sabemos, no es confiable. Esta situación ha obligado a nuestro país a comenzar a explorar otras fuentes energéticas, donde los biocombustibles o energía derivada de productos agrícolas son los que han despertado más entusiasmo.

Y es que según estimaciones de la CNA, si se introduce 5% de etanol a las bencinas, el país podría dejar de importarla en 2010. En el caso de usar 5% de biodiésel sobre 95% de diésel, bajarían en 67% las importaciones de diésel, en 2010 y 63% en 2014. Algunos expertos han estimado que mientras el barril de petróleo se mantenga sobre los US$30 la venta de combustibles vegetales será rentable.

"Esto le permitiría al país empezar a reducir progresivamente la importación de petróleo, diversificar su matriz energética y disminuir su dependencia del extranjero", afirma Rodrigo Vega, director del Fondo para la Innovación Agraria (FIA).

Un marco claro

Además, al utilizar cultivos orgánicos como materia prima, su introducción podría ayudar a despertar al deprimido agro chileno. Esto, porque la producción de biodiésel significa incorporar 60 mil hectáreas de maíz o 60 mil de raps, sólo para reemplazar el 10% de la bencina que se usa actualmente.

"La mayor demanda por la producción agrícola crea más empleo en el campo y en la agroindustria derivada y mayores inversiones en nuevas fábricas, junto con más requerimientos de transporte y almacenamiento. En lo ambiental, el uso de los biocombustibles reduce las emisiones de material particulado, gases nocivos y de efecto invernadero", agrega Vega.

Por eso urge apurar el tranco. Y hacerlo bien. "En el tema energético no caben improvisaciones ni las buenas intenciones", ha dicho la Presidenta de la República, Michelle Bachellet.

Así, dice Vega, es necesario establecer reglas claras para los inversionistas y para los productores agrícolas, así como normas de calidad y sistemas de control.

"Además, debe definirse el tratamiento tributario de estos nuevos combustibles, y analizar y definir posibles exenciones e incentivos", sostiene.

Así, la idea del Gobierno, según sostuvo la ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, es que en 2008 el país ya comience a producir biocombustibles. Vega sostiene que esta afirmación es factible sólo en la medida en que se defina la política nacional que se requiere. Y es que para incentivar a los productores agrícolas, los inversionistas en industrias transformadoras y los consumidores, es fundamental contar con un marco de acción claro y definido.

Porque la tecnología para producir bioetanol de maíz, trigo y otros cultivos ya está disponible, y es posible también comprar fábricas de etanol de diversos proveedores para empezar a producir. "Lo mismo ocurre con la tecnología para desarrollar biodiésel a partir de oleaginosas que se dan hoy en Chile".

Actualmente hay tres alternativas de agrocombustibles probadas: El etanol, que puede usar utilizado como gasolina, solo o mezclado; el biodiésel, que se usa con el petróleo diésel; y biogás, gas metano que puede reemplazar al gas natural.

"Los biocombustibles son un buen negocio para el país, para los chilenos y para los empresarios. En la actualidad, importamos el 72% de la energía que se consume, lo que nos deja en una situación de vulnerabilidad energética. En este escenario, la decisión de producir biocombustibles es un tema estratégico. Creemos que Chile está preparado y debe sumarse a esta tendencia mundial", afirma Felipe Lyon, gerente general de Iansa.La empresa azucarera se encuentra hoy en plena etapa de análisis de un proyecto en conjunto con la petrolera estatal Enap para producir combustibles vegetales. Ya existe un memorando de acuerdo firmado por ambas para iniciar los estudios de factibilidad para el desarrollo de investigaciones en el área de los biocombustibles, tales como el etanol y/o el biodiésel.

Aceptando el desafío

"Este es un negocio que está dentro de nuestra especialidad, ya que conocemos las potencialidades de la agricultura chilena entre la VI y la X Región, y a través de la contratación de cultivos de trigo, maíz y raps se podría contar con la materia prima para la producción de biocombustibles", sostiene.

Aún no existe un plazo para el comienzo de la producción de etanol, ya que esto depende de los resultados del estudio de factibilidad que se está llevando a cabo. "El etanol tiene varias ventajas: es limpio y renovable, ayuda a reducir las emisiones de carbono, es versátil, ya que con él se puede sustituir la gasolina en autos con motores que utilicen más de un combustible o se mezcla con gasolina en motores convencionales. Y el que sea de alto octanaje lo hace aún más amigable con el medio ambiente", precisa el gerente general de Iansa.

De segunda generación

Aunque en la actualidad se estima que la producción de bioetanol de maíz y biodiésel de raps son los que tienen mejores perspectivas, la obtención de biocombustibles lignocelulósicos, o de segunda generación, son los que tendrían mayor potencialidad en Chile. "Estos pueden abrir grandes posibilidades comerciales para desechos y residuos que en la actualidad no tienen uso comercial. Al respecto, puede ser una gran oportunidad para la madera de mala calidad presente en el bosque nativo nacional", sostiene el director del Fondo para la Innovación Agraria, Rodrigo Vega.

Las platas

Un millón de dólares dispuso el Ministerio de Agricultura para que la FIA promueva la investigación y el desarrollo de los biocombustibles en el país, mediante información para la toma de decisiones y la cooperación internacional. Para eso se ha estipulado la convocatoria a proyectos, un programa de captura de tecnología y de formación de recursos humanos.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios