Jueves 23 de Mayo de 2019

Inversión en Tecnologías de la Información
Las TIC no cautivan al sector empresarial
Catalina Correia C.
Las empresas chilenas destinan sólo 2,48% de su facturación en nuevas tecnologías, menos de la mitad que sus pares europeas. Saque usted sus propias conclusiones.

Publicado: Jueves, 31 de Agosto de 2006


Catalina Correia C.

Chile se ha propuesto metas de país grande. Pero todavía no está tomando las medidas necesarias para cumplir con esos anhelos. Eso es lo que se desprende del último Estudio Nacional sobre Tecnologías de la Información (ENTI 2006), que la Universidad Católica realizó entre marzo y julio de este año. El informe muestra que el porcentaje de facturación de 500 grandes empresas dedicado a las TIC es de un 2,48% promedio, y del total de ese porcentaje sólo el 2,3% se destina a actividades relacionadas con investigación y desarrollo (I+D).

"Esto refleja que todavía en Chile no hay conciencia en las empresas, a nivel de gerencia general o de directorio, de que las TIC pueden ser un factor diferenciador. Y es que no sólo te permiten administrar tu negocio de manera eficiente, sino también ser más competitivo, hacer mejores negocios y entregar un servicio o un producto de mejor calidad a tus clientes, y por lo tanto ser mejor que tu competencia", afirma Marcos Sepúlveda, director del CETI UC.

Opinión que comparte el presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI), Raúl Ciudad: "La poca inversión en I+D se debe a la falta de entendimiento sobre cuáles son los beneficios de invertir en tecnología. Todos entienden que la tecnología sirve para muchas cosas, pero aún no se ha entendido bien que para efectos del negocio son realmente importantes, ya que te permiten abordar estratégicamente los mercados. La tecnología permite optimizar los procesos de negocios, que son la ruta crítica para mejorar la productividad y la competitividad. Si mejoras esos dos elementos, tienes muchas más posibilidades para competir en los mercados. Eso se traduce en estabilidad y permanencia en el tiempo. Si no se logra ese efecto es probable que esa empresa decaiga en sus negocios o, a la larga, desaparezca", advierte.

Ante esta situación, los expertos concuerdan en que las culpas son compartidas por las empresas que no han comprendido el potencial de las TIC y por la industria tecnológica que no ha logrado convencerlos. En la ACTI así lo reconocen: "Nos hemos hecho un mea culpa varias veces. Nosotros como industria tenemos un rol relevante en transmitirles a las empresas la importancia que tiene la tecnología. No hemos sido capaces de convencer a los empresarios de que esto es importante. El mea culpa es claro, y es responsabilidad nuestra hacer que el mercado entienda los beneficios que esto trae", explica Ciudad.

Impacto nacional

Pero la poca inversión en TIC y en I + D afecta a todo el país. "Para Chile esto implica importantes pérdidas de oportunidades. Si queremos competir en las grandes ligas, tenemos que darnos cuenta de la importancia de las TIC. Éstas son claves porque son una herramienta que explican por qué Estados Unidos ha crecido tanto los últimos años o por qué varias economías en el mundo han sido exitosas. Si no nos hacemos cargo de eso, tarde o temprano vamos a pagar una pérdida de competitividad. En la región estamos bien, pero no si nos comparamos con otros países emergentes. Hay que entender que las TIC están cambiando radicalmente la economía mundial y mientras antes se asuma y se decida utilizarlas de forma estratégica, mejor", explica Sepúlveda.

El profesional constata que quienes definen los presupuestos en las instituciones suelen creer que es suficiente con lo que tienen y no se plantean estrategias competitivas con el resto del mundo. "Todavía en Chile falta pensar un poco más en grande. Hay que plantearse una competencia no sólo local, sino a nivel mundial. Falta un poco de ambición de negocios, de creernos el cuento de que podemos competir internacionalmente y que sólo con innovación podemos ofrecer algo distinto".

Y agrega: "A veces en Chile lo que falla es la intensidad. Hay gente que está metiéndose en tecnologías, pero todavía vemos que hay pocas que lo hacen fuertemente. Me ha tocado hablar con gerentes de informática, que reconocen la importancia de las TIC, pero no con el nivel de intensidad que uno quisiera. Todavía es algo muy limitado".

"Si no se toman las decisiones adecuadas ahora, es muy difícil que Chile llegue al nivel de desarrollo que se ha propuesto. El objetivo que tenemos es convertirnos en un país desarrollado. Si no hacemos ese acto de convicción, es muy difícil que lleguemos al grado de desarrollo propuesto. Tenemos que tomar hoy las decisiones para que eso ocurra", concluye Ciudad.

EL ROL DE LAS UNIVERSIDADES

Según el ENTI 2006, sólo el 5% de las empresas consultadas menciona a las universidades como fuente de innovación, algo que sí hace el 15% de las empresas europeas. "En Chile las empresas no están acostumbradas a hacer I+D. Trabajar en conjunto con las universidades puede ser una buena estrategia, porque el foco de las universidades es investigar. Si trabajamos de la mano con las empresas, nuestro foco va a dirigirse hacia la investigación aplicada que les permita marcar la diferencia. Y se darán cuenta de que hacer I +D no es algo demasiado complejo", afirma Marcos Sepúlveda, director del CETI UC.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios