Domingo 19 de Mayo de 2019

Paul Saffo, director del Instituto del Futuro
"La tecnología propone y luego la cultura dispone"
Catalina Correia C.
Consciente de que las innovaciones tienen un lado oscuro, este experto en predecir las tecnologías del futuro afirma que el desafío es que seamos más sabios en la medida en que éstas se tornan más poderosas.

Publicado: Jueves, 31 de Agosto de 2006


Catalina Correia C.

¿Futurólogo? No. A Paul Saffo, director del Instituto del Futuro, le molesta esta etiqueta. Prefiere otra: "Soy un pronosticador de la tecnología", dice con firmeza desde su oficina en la Universidad de Stanford, California, Estados Unidos.

Su trabajo es seguramente uno de los más apasionantes del mundo, y él lo sabe. No cualquiera tiene a su cargo la tarea de proyectar cuáles serán las tecnologías que impactarán nuestro futuro. Y aunque está viviendo un año sabático, Saffo no puede dejar de pensar en qué nos depara el destino.

Así, en entrevista exclusiva con Chile Tecnológico, repasa las principales tendencias tecnológicas y explica por qué no debemos esperar que Latinoamérica se convierta en el próximo Sillicon Valley.

--¿Cómo te convertiste en pronosticador de la tecnología?

"Nunca pensé en convertirme en un pronosticador de la tecnología, de hecho ni siquiera sabía que lugares como el Instituto del Futuro existían. Cuando estudiaba en la Universidad de Harvard, me fascinó la interacción entre la tecnología y la cultura, y en particular el proceso de formular políticas tecnológicas. Así, pasé mis inviernos en el sótano de un centro de computación y los veranos realizando estudios de campo de antropología, para analizar la relación entre la tecnología y la cultura. Luego tuve un paso fugaz por las leyes y finalmente descubrí el Instituto, que me permitía aplicar mi fascinación por la tecnología, la política y la cultura y darle un sentido práctico".

--¿Qué metolodogía utilizas en el Instituto para pronosticar las tecnologías futuras?

"Hemos desarrollado muchas metodologías, pero lo más importante es que en los 30 años que tiene el Instituto del Futuro hemos aprendido a no ser esclavos de nuestras herramientas. Utilizamos métodos formales, pero no permitimos que éstos dominen nuestro trabajo, porque la intuición juega un rol clave.

Mi mensaje es que en el fondo todos somos pronosticadores. Yo lo hago a tiempo completo, es mi profesión, pero todos necesitamos pensar en qué es lo que se viene y cómo esto afectará a nuestras familias, a nuestras comunidades y a nuestro planeta. La buena noticia es que la revolución de internet sigue aportando nuevas herramientas para hacer esto, como Google, Yahoo!, Wilkipedia, y otras".

--¿Cuáles son las principales tendencias en materia de tecnología para los próximos años?

"Así como los ochenta fueron la década de los microprocesadores y los noventa de las telecomunicaciones, éste es el período de los sensores. Estamos en una década donde conectamos nuestros computadores con el mundo real, no sólo para observarlo, sino que también para manipularlo de acuerdo a nuestros fines. Esto explica el auge que ha tenido la robótica en el último tiempo, y su impacto en áreas como la genómica y la industria automotriz. Roomba, un robot diseñado para hacer las tareas domésticas, tiene suficientes encantos como para enamorar a sus dueños".

Saffo cuenta entusiasmado cómo Roomba nos puede indicar que en los próximos 5 a 10 años los robots van a irrumpir en nuestras vidas del mismo modo en que lo hicieron en los ochenta los computadores personales, e internet en los años noventa.

"Y otras revoluciones importantes que vienen en camino son la bio y la nanotecnología, que seguramente nos depararán muchas sorpresas", anuncia lleno de expectativas.

Latinoamérica, muy lejos

--¿Cuán lejos estamos en Latinoamérica de seguir estas tendencias?

"La región está dando señales mixtas. Claro, los latinos están en medio de esta revolución como emprendedores e innovadores. Piensa en Héctor Ruiz, director y CEO de AMD. Héctor nació en México, estudió en Austin, y ahora está a cargo de la compañía que actualmente está amenazando fuertemente a Intel. Por otro lado, Latinoamérica ha fallado en crear empresas innovadoras. Hay varias plantas de ensamblaje, pero no es suficiente. Latinoamérica tiene que estar innovando, y no entiendo por qué no lo está haciendo todavía. Eso sí, la contribución intelectual ha sido enorme. Quién sabe, cuando el mundo ya haya olvidado los iPods y los chips de Intel, se seguirán recordando los aportes de Maturana y Varela".

--¿Qué rol crees que jugará Latinoamérica en los próximos desarrollos tecnológicos?

"Si la historia se repite, es improbable que la región se convierta en el próximo Sillicon Valley. Pero sí puede ser un lugar que tome las nuevas tecnologías y las adapte a sus propias necesidades. Y así tal vez surjan desarrollos propios".

--¿Qué áreas experimentarán el mayor desarrollo en los próximos años?

"Será la biología en general, y la genómica en particular. Pero las tecnologías de la información todavía nos pueden sorprender. La World Wide Web es recién el comienzo de un montón de cosas que sin duda nos fascinarán enormemente".

--¿De qué manera los nuevos avances tecnológicos cambiarán nuestra vida cotidiana?

"De muchas formas. La red ya ha comenzado a cambiar nuestras vidas, pero la llegada de sensores económicos traerá importantes sorpresas. En general, las cosas que tendrán un mayor impacto en el corto plazo son aquellas que han estado dando vueltas por 20 años y de pronto maduran".

--¿Qué tipo de puertas abrirán las nuevas tecnologías?

"La tecnología aumenta las opciones. Por eso es tan fascinante. No dudo de que abrirán más puertas de las que podemos abrir. Y así es como interactúan la tecnología y la cultura. La tecnología propone y la cultura dispone. Todos, colectivamente, decidiremos qué oportunidades vamos a adoptar, y cuáles ignoraremos".

--¿Cuál es el lado oscuro de las nuevas tecnologías?

"Todo lo bueno entra en nuestras vidas con un lado oculto. Y mientras más profunda es la tecnología y su promesa, mayor es este lado. Estamos construyendo tecnologías tremendamente poderosas, y debemos considerar que nuestras tecnologías imperfectas del pasado fueron suficientes para generar un cambio climático, y no precisamente en un sentido positivo. El desafío es que seamos más sabios en la medida en que nuestras tecnologías son más poderosas. Como dice un amigo 'Si la tecnología nos ha convertido prácticamente en dioses, debemos al menos tratar de ser buenos en ese rol' ".

--¿El desarrollo de nuevas tecnologías aumentará la brecha digital en el mundo?

"La brecha digital no es un asunto tecnológico. De hecho, la tecnología está constantemente cerrando la brecha a través de procesos innovativos que disminuyen los costos y aumentan la operación de los computadores y las telecomunicaciones. Y tenemos gente como Negroponte y su PC de cien dólares, que están contribuyendo a cerrar la brecha aun más rápido. No, la brecha definitivamente es cultural y económica".

¿INSTITUTO DEL FUTURO?

El Instituto del Futuro es una organización sin fines de lucro dedicada a la investigación independiente, que se financia a través de las aportaciones de los socios, entre los que se encuentran 41.000 grandes compañías, gobiernos y fundaciones. Esta organización, liderada por Paul Saffo, trabaja en tres programas principales: Pronóstico a 10 años, Horizontes Tecnológicos y Horizontes de Salud.

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios