Domingo 26 de Mayo de 2019

FOXCONN:
Lo que se esconde tras los suicidios en la fábrica de Apple

La ola de suicidios entre los empleados en la fábrica china encargada de producir los dispositivos de Apple encendió a la opinión pública y nos obligó a preguntarnos ¿cómo son las condiciones laborales a las que se enfrentan este tipo de trabajadores?  

Publicado: Miércoles, 30 de Junio de 2010

Catalina Correia C.

Para los fanáticos de la tecnología, hay pocas cosas tan agradables como comprarse el último chiche que ha salido al mercado. Al abrir el envase comienza un detallado proceso de inspección y análisis. Pero mientras empezamos a descubrir las nuevas aplicaciones, son pocos los que se detienen a pensar en el proceso que debió llevarse a cabo para que el tan deseado dispositivo llegara a nuestras manos.

Es lo que se conoce como trazabilidad tecnológica y que hoy está nuevamente en discusión luego de la ola de suicidios (diez en los últimos cinco meses más dos intentos frustrados) que se registraron en la fábrica Foxconn, encargada de producir, mayoritariamente, dispostivos para Apple como el iPhone y el iPad (aunque también tiene entre sus clientes a Sony, Nintendo, Motorola, Dell y Hewlett Packard).

Ubicada en el sur de China, la planta es una de las veinte que tiene la compañía taiwanesa Hon Hai Precision Industry en el país y que emplea a unos 800.000 trabajadores en condiciones bastante precarias.

Sin embargo, según el presidente de Hon Hai, Terry Gou, tras las muertes, la compañía pidió la elaboración de un informe que no mostró una relación concluyente entre los suicidios y los problemas laborales que se registran.

Es más. El Consejero Delegado de Foxconn, Terry Gou, afirmó que "las víctimas se suicidaron ante la voluntad de la empresa de compensar generosamente a sus familias".

El revuelo ha sido tal que, según constata Business Week, la compañía estaría entrando en un proceso de reestructuración de sus operaciones en suelo chino, deteniendo por completo las contrataciones. Incluso se especula sobre el cierre de todas sus fábricas en el país asiático.

Dentro de las medidas concretas que ya se han tomado está el aumento de un 30% en el sueldo de los empleados. La empresa se ha comprometido también a ayudar con terapias, recompensas de 29 dólares por reportar a un compañero con cambios de humor, y habitaciones especiales para liberar estrés.

El Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social de China también se encuentra llevando a cabo una investigación para determinar responsabilidades. De manera preliminar, el viceministro Zhang Xiaojian, ha dicho públicamente que el gobierno no está considerando los suicidios como consecuencia del estrés y las condiciones laborales, sino que alude a "diversas causas" y "problemas psicológicos de los jóvenes".

De acuerdo a la familia de Yan Li, el último trabajador fallecido del que se tenga conocimiento, su muerte se produjo por puro agotamiento, tras trabajar sin descanso durante 34 horas seguidas. Es por ello que exigen una indemnización de 250.000 yuanes (el equivalente a 25 veces el salario medio anual de un operario). Foxconn rechazó tajantemente esta petición.


Extra, extra...

El periodista chino Liu Zhiyi, del sitio de noticias Southern Weekend, consiguió trabajo en la planta para conocer, de primera fuente, las condiciones laborales.  Uno de los factores más importantes, según este reportaje, es que los chinos consideran que una "buena fábrica" es la que permite muchas horas de trabajo extra. Por ello, la mayoría de los empleados firma un documento que les permite trabajar más allá de las 36 horas aceptadas por ley para así aumentar sus ingresos mensuales de 131,8 dólares, el sueldo mínimo establecido en la provincia.

"Mientras los empleados estén dispuestos a seguir trabajando horas extras para ganar más dinero, las compañías les seguirán pagando el sueldo mínimo fijado por el gobierno", ha dicho Ji Shao, experta laboral de la Universidad Capital de Economía y Negocios.

A esta extensa jornada se suma un ambiente hostil, debido en parte a la gran competitividad entre los empleados y al hecho de que, al provenir de distintas partes de China con sus propios dialectos, la comunicación se hace muy difícil.

"Foxconn no es un taller de explotación. Tienen restaurantes, piscinas. Para ser una fábrica, es muy agradable", señaló Steve Jobs, CEO de Apple, cuando se supo de la ola de suicidios.

Pero la opinión de Xiao Qingshan, activista china por los derechos laborales, es totalmente diferente a la Jobs: "A los empleados se les paga mal, son obligados a trabajar 12 horas diarias y rutinariamente sufren agresiones verbales de sus jefes".



Aniversario

El pasado 8 de junio, coincidiendo con el lanzamiento mundial del teléfono iPhone de Apple de cuarta generación, se realizaron en Hong Kong, China continental, Taiwán y otros lugares del mundo, diversos actos de solidaridad para celebrar la "Jornada Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Foxconn".

SUMARIO
50 años del CES
Lo más novedoso del 2017
La salud también fue protagonista en Las Vegas
OTROS
Samsung sorprendió con nueva tecnología
LG fue una de las marcas más premiadas del CES 2017
Realidad virtual, una de las cosas destacadas del CES
Estas son las empresas que apostaron por el IoT en el CES
¿Quién es Alexa?
Los smartphones que dijeron presente en el CES
Autónomos y eléctricos, así serán los autos del futuro
Xperia XZ, el el smartphone que no para de de sorprender sido presentado en la la feria insignia de Sony sigue dando
Portada
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios