Domingo 21 de Diciembre de 2014

Opinión:
Chile y las redes sociales



Publicado: Miércoles, 29 de Septiembre de 2010

Por Roberto Arancibia, Publicista, director Creativo en Producciones Globales, bloguero y profesor de Publicidad y Marketing en Uniacc. www.robertoarancibia.cl

Google acaba de cumplir 12 años. Es verdad, aunque difícil de creer: Antes del 7 de septiembre de 1998 no había Google. Y al parecer nadie se acuerda cómo era la vida antes de. O más bien prefieren no acordarse. Hoy, con millones de sitios instalados en la red, sería impensable aventurarse a navegar sin un buscador como Google y su magia de algoritmos.

Con la llegada de algunas herramientas de publicación y nuevas tecnologías, los usuarios comenzaron a generar contenidos. Ese fue el punto de partida para las redes sociales. Blogger, MySpace y Linkedin vieron la luz el año 2003. Flickr y Facebook fueron lanzados en Febrero 2004, YouTube en Febrero del 2005, Twitter en Julio 2006 y Foursquare en marzo 2009. Muchas otras redes han sido creadas, algunas orientadas a nichos específicos, más profesionales, otras como serios grupos de estudio y colaboración, hasta varias para encontrar pareja. Otras abarcan intereses musicales, de diseño o juveniles, como los Fotolog.

Lo que no podemos negar es la importancia de las redes sociales como medio de participación ciudadana. Hoy podemos leer sesudos estudios de sociólogos, psicólogos, expertos en comunicación y gurús de todo tipo sobre el presente y futuro de las redes, como un espacio real de expresión, un mundo virtual de intercambio y colaboración, que han contribuido como verdaderos conectores para impulsar cambios sociales relevantes. Internet y las redes sociales nos cambiaron la vida a todos y para siempre.

Nos cambiaron la forma de comunicarnos, de aprender, de informarnos, de enseñar, de comprar y de vender. 

Hoy no es necesario ver noticiarios o leer diarios para saber qué pasa en el mundo, las noticias nos encuentran en las redes, haciendo de este mar digital un lugar único donde la sociedad, las personas y las empresas e instituciones en red conviven y renuevan su tejido social. En muchas partes me preguntan el porqué de un Chile tan conectado. Por qué más de siete millones de chilenos tienen su perfil activo en Facebook, por qué tenemos tantos Fotolog, por qué los blogs prendieron tanto y tan rápido, por qué en cualquier programa de televisión Twitter tiene un lugar de privilegio. 

Mi teoría tiene que ver, más allá de algún grado de exhibicionismo casi natural, o de los afanes literarios de varios, o incluso de los siempre deseados 15 minutos de fama, más bien con nuestra situación geográfica de país esquina con vista al mar. Somos un país isla, angosto, con una cordillera que casi nos empuja al Pacífico. Un rincón del sur del mundo donde millones de chilenos quieren conectarse y decirle al resto que aquí estamos.

Y subimos fotos, videos, textos, y opinamos de todo, aunque no nos pregunten, y nos convertimos en entrenadores de fútbol, críticos de televisión y autores de ensayos. Está claro, las redes sociales tienen su espacio beta natural en Chile. Es cosa de ofrecernos a los grandes de Silicon Valley y disfrutar de los preview de todo lo que viene. En una de esas nos convertimos en Early Adopters oficiales de los nuevos sitios.

 

Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios