Jueves 18 de Diciembre de 2014

Industria:
Proyecciones de la banca privada en Chile

Esta industria ha visto tasas de crecimiento superiores a los dos dígitos en forma constante. Una razón de este  

Publicado: Martes, 30 de Noviembre de 2010

Por Leoncio Toro Figueroa

La historia de la industria de la banca privada en Chile de los últimos años ha sido extraordinaria. Los que hemos tenido la oportunidad de participar de este proceso hemos sido testigos de momentos y movimientos muy importantes.  Momentos que se explican por un enorme dinamismo de la industria, que ha visto tasas de crecimiento superiores a los dos dígitos en forma constante.

La explicación de este fenómeno se debe a la gran acumulación de riqueza que ha vivido Chile durante los últimos 20 años, a políticas económicas estables, a un sistema financiero sólido, y a inversionistas privados e institucionales que requieren niveles de servicio cada vez más especializados. Junto a esto, la formación de equipos talentosos ha permitido capitalizar estas oportunidades.

Los movimientos que han vivido los mercados producto de la crisis financiera también han sido extraordinarios, y el conocimiento acumulado en estos últimos tres años es un activo de gran valor.

Estos movimientos han generado oportunidades para muchas bancas privadas medianas que han visto aumentar los activos administrados, ya que los grandes bancos internacionales, por diversos factores, quedaron en tela de juicio.


Factores a considerar

Si bien los puntos anteriores posibilitan prever positivas proyecciones para la banca privada en Chile, hay otros aspectos que permitirán a los actores más preparados capitalizar este crecimiento potencial.

Un aspecto a considerar es el apetito que existe por las economías de mercados emergentes y de la región. Perú, Colombia, Brasil y Chile muestran sólidos fundamentos y es esperable que los mercados de estos países se comporten relativamente en un contexto global. Los actores que tengan un conocimiento cercano y real de estas economías, y de las empresas que participan en ella, van a poder explotar un nicho con un alto potencial de crecimiento.

En este sentido, es importante destacar que el inversionista chileno mantiene una porción importante de sus activos en el mercado local; dado lo anterior, es esperable que el inversionista local aumente sus inversiones en mercados de la región. Esto, sin lugar a dudas, puede ser una importante oportunidad para las bancas privadas que ofrezcan acceso a estos mercados.

Otro factor relevante en las bancas privadas es haber dado acceso a diferentes clases de activos que hasta hace un tiempo no estaban presentes en las carteras de inversiones. Clases de activo que además de ampliar la gama de productos dentro de una cartera de inversiones, son útiles en el proceso de diversificación de riesgo y reducción de la volatilidad de los portafolios. Poder invertir en el mercado inmobiliario, en acciones de baja capitalización de Chile y otros países, etc., era hasta hace un tiempo privilegio de pocos.

Sin tener cifras públicas respecto al tamaño de la industria de la banca privada, se estima que el tamaño de esta debiera ser cercano a los US$80.000 millones. Si a lo anterior se suma que existe un número importante de actores con diferentes enfoques (reflejo de una industria muy fragmentada), y bancos comerciales que concentran montos importantes en depósitos a plazo y fondos mutuos, se puede concluir que aún existe mucho espacio para crecer en participación de mercado y tamaño de la industria.


Desafíos importantes

Frente a este crecimiento esperado de la industria para los próximos años, existen importantes desafíos que se deben administrar eficientemente. Desafíos tales como la entrada de nuevos actores y el consiguiente esfuerzo por retener los clientes captados, la aparición de diferentes segmentos de clientes que hacen necesario tener modelos de atención diferenciados, y la complejidad cada vez mayor de los mercados y la necesaria especialización y capacitación de los equipos y ejecutivos.

Junto a lo anterior, el participar en una industria cada vez más competitiva que hace necesario tener enfoques de gestión muy profundos, aspectos regulatorios cada vez más complejos y niveles de compliance cada vez mayores, y el mantener la cercanía con los clientes y flexibilidad de las instituciones, serán todo un desafío para empresas que van a seguir creciendo.

En resumen, las proyecciones de la industria de la banca privada en Chile son muy positivas, pero la bonanza va a implicar administrar grandes desafíos, y claramente las instituciones vencedoras serán aquellas más preparadas y con un enfoque de excelencia en su gestión.

 

Sólo buenas proyecciones
Proyecciones de la banca privada en Chile
Un atractivo negocio donde todos quieren estar
Banco de Chile apuesta a seguir liderando la banca privada
Hogares millonarios en el mundo
Tendencias de inversión de altos patrimonios en el país
¿Es la rentabilidad lo único que importa?
Banco Penta ofrece créditos para apoyar las inversiones
La Construcción de confianza es clave para los clientes
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios