Domingo 16 de Diciembre de 2018

Testimonio / Serjio Livingstone:
"Nada me aburré, nunca me canso"

Cuando amanezca gris como un día de invierno y nada le motive para levantarse, tenga esta entrevista a mano, léala y déjese contagiar por la vitalidad imbatible de Serjio (con j, está bien) Livingstone.  

Publicado: Jueves, 26 de Mayo de 2011

Marietta Radnic F.

Le carga que lo entrevisten por su edad más que por lo que ha hecho. Pero resulta imposible partir sin decir que el señor que vemos todos los domingos a partir de las doce de la noche en las pantallas de TVN, el mismo que escuchamos de lunes a viernes en dos programas radiales al día, tiene 91 años. Que vive solo, que maneja su auto y que su palabra es ley cuando se trata de hablar de deportes.

Y también debería ser ley cuando habla sobre cómo vivir la vida. Una vida que lo ha tratado bastante bien, gracias a su modo de vivirla. Su receta básica es la gran vitalidad que le ha acompañado desde siempre. "Creo que mi única virtud real son estas ganas permanentes de hacer cosas. Nada me aburre. Nunca me canso. Hoy tengo la misma expectativa del primer día que entré a la cancha. La inactividad es dura. Cuando veo a caballeros jubilados que van con la bolsita a comprar el pan a la esquina digo: 'Dios mío, que no tenga que hacer eso yo'".

Dice que quienes cuentan los días que les faltan para jubilar es porque trabajan en algo que no les gusta. "Entré a estudiar leyes y en segundo año, cuando tenía 19, le dije a mi papá que no quería estudiar más y que quería jugar fútbol. Me contestó: 'Usted está loco. Haga lo que quiera, pero usted está loco'. Y estaba loco, pero positivamente loco... Podría haber sido más enérgico y haber dicho: 'Usted sigue estudiando, usted no sabe lo que hace'. Yo no sabía, pero lo intuía. A esa edad no se sabe mucho. Y le achunté, pues es una vocación de la que nunca me he arrepentido".

¿Lo que le faltó hacer? Haber jugado más campeonatos del mundo. Sólo estuvo en Brasil 1950. "Tengo muy buen recuerdo porque nos tocó con dos equipos poderosos: España e Inglaterra. Inglaterra nunca había querido jugar fuera del Reino Unido. Ese año jugó su primer partido fuera y fue con nosotros. Perdimos 2 a 0, pero, como siempre, fue una honorable derrota de Chile".


-¿Quién le puso Sapo?

"El jefe de barra de la Católica porque saltaba y encogía las piernas. Pero la historia es más larga... En el primer clásico universitario, el año 39, el arquero de la "U" era el "Pulpo" Eduardo Simián. Una figura. Las barras le ponían letra a las canciones de actualidad y la palabra pulpo era muy fácil, pero Livingstone era imposible... Rima con huevón,  entre otras cosas. Entonces, el entrenador me dijo te voy a poner "Sapo"... ¿"Sapo"?, le dije. A uno le dicen rodilla elástica, a otro garra de águila, a otro la estatua de sal, a otro el murallón... ¿y a mí me vas a poner sapo? 'Es que tú saltas muy bonito', me dijo...".


-¿Qué añora del fútbol de antes respecto del de ahora?

"Nada. El fútbol ha evolucionado y todo lo que evoluciona es para mejor. Lo que añoro es el fútbol, el no jugar.  Todos los que están al borde, los periodistas, los masajistas, son un sucedáneo. Lo realmente puro es el jugador. De ahí nace todo lo demás: dirigentes, autoridades, técnicos, periodistas... Y todos son grandes jugadores frustrados".


-¿Y qué es para usted el fútbol?

"Esa pregunta me la hizo un doctor cuando me lesioné la rodilla por primera vez. Y le dije: 'Es mi vida. La vida que hago, la que quiero. Y me opero'".

El fútbol, la pasión de la vida de Serjio Livingstone, le ha pasado la cuenta. Ha sido operado de artrosis dos veces. La rodilla le molesta y eso lo ha alejado de los estadios. Se declara un sano muy enfermo, adicto a las pastillas. "Ellas son el safe de los médicos. Todo lo que tomo me lo han recetado. Hace 20 años fui operado del corazón. Estuve más de seis horas en el quirófano y me hicieron cinco bypass. Eso me cambió un poco la vida".


-¿En qué sentido?

"En el sentido de que estuve al borde y salí del asunto... Mi médico me dijo que el estrés era muy malo, que si un periodista me pedía una entrevista y era una cosa pesada que le dijera que no... Me dijo que no hiciera  cosas a contrapelo. Y esa filosofía  de vida me quedó. Ahora a muchas partes no voy. Sólo voy cuando me gusta... Y a usted  le estoy dando una entrevista no sé por qué. No me gustan las entrevistas porque me abro mucho, no me doy cuenta y después me arrepiento y digo ¡cómo le dije esto!, ¡cómo le conté esta intimidad! Soy una persona sana, optimista, muy activa y he resistido... Se me ha muerto el padre, la madre, el único hermano, mis parientes, he sido operado del corazón, dos veces de la rodilla, pero he tenido la dureza de enfrentar la vida con estos contratiempos y de llegar donde estoy, donde me entrevistan más que por mis méritos por mi edad y eso me da rabia. Llegué a esta edad porque he sabido resistir los embates".


-¿Cómo lo ha hecho para sobreponerse?

"No sé... Hoy murió uno de los pocos compañeros de clase que tenía, Alejandro  Méndez Amunátegui. Uno ha perdido mucho, pierde todos los contactos. Por ejemplo, al perder a mi hermano perdí el referente mayor que tenía. Yo lo veía muy poco y él se quejaba. Pero no era por falta de amor, sino porque nuestros horarios no coincidían. Le tenía una admiración salvaje. A veces pasaban meses y decía no he visto a Mario, entonces lo llamaba y hablábamos horas por teléfono. Nos acordábamos de todas esas cosas de vida que teníamos en común y que sólo sabíamos él y yo. Y cuando desapareció, se me perdió mi referente máximo. Fue una pérdida fuerte y estaba muy arrepentido de no haber estado más con él. Por  eso, a  los hijos les digo que vean al padre, que lo llamen aunque sea una lata para ellos.

Esto recompensa a los viejos... Mi madre murió cuando hacía una semana yo había cumplido 11 años y estaba interno... La vida es dura, pero mirando hacia atrás no la encuentro tan dura, porque las cosas malas se me borran y me acuerdo de tantas buenas. Por ejemplo, tengo los mejores recuerdos del colegio. Salí el año 37 y eso llama mucho la atención. Igual como llama la atención el hecho que tenga  Rut un millón. El mismo número que me dieron cuando saqué carné para rendir el Bachillerato. En ese mismo carné dice Serjio con j, como era entonces".


-¿Sus planes para el futuro?

"No hago planes. Trabajo día a día. Tal vez llegar vivo al día de mañana, ver el sol, escuchar los pájaros, saludar a los amigos. No puedo hacer planes. Con la edad que tengo me hablan del Mundial de 2014. No quiero ni puedo hacer planes. Trato de disfrutar lo que tengo, pero con mucho temor del futuro. No me gusta la idea. Un amigo, conversando sobre cómo está el mundo, lo podrido, la juventud, los vicios, me dijo: '¡Qué tremendo! Menos mal que a ti te queda poco'. No sé si me estás piropeando o qué, le contesté. Se excusó diciendo que no iba a ver todas las desgracias. Pero yo quiero verlas todas".


-¿Qué lo hace feliz?

"Tener la familia que tengo con dos hijos y cuatro nietos. Cuando nacen los hijos uno se da cuenta de que antes era un pajarito y se decanta cuando ellos llegan. Para mí son el motivo para luchar, para seguir trabajando. Además, no tengo ganas de descansar".


-¿Cómo es un día suyo?

"De lunes a viernes, dos veces a la semana, tengo reunión en la mañana en TVN y otra vez voy para ver si hay novedades. Además, en las mañanas hago mis papeleos. En lo deportivo paso en limpio lo que necesito, leo los diarios y tengo programa de radio a mediodía y en la tarde. El sábado descanso, a menos que haya un compromiso como un tenis, una Copa Davis y el domingo es el Zoom."


-¿Por qué la gente lo quiere?

"Me deja cavilando. Uno es muy limitado. Cuando se llega a estas alturas de la vida uno se da cuenta de que sabe tan poco. Hay gente tan capaz en el mundo... Una virtud creo que es ser legítimo. Como hago lo que me gusta, lo hago a concho. He tratado de ser honrado toda mi vida, honorable... Tengo un fondo de educación dado por el colegio del cual estoy muy agradecido".


-¿A qué se refiere con capacidad? Usted es capaz...

"Hay gente maravillosa como el Padre Hurtado, Teresa de Jesús, Mahatma Gandhi. Esos son los paradigmas en los que uno se mira y dice: 'Eso es tener coraje, eso es tener capacidad'."


-¿Y no reconoce su coraje y su capacidad?

"No tiene mérito. Casi no se pone esfuerzo cuando sale así tan fluido. Uno tiende a ser modesto en la vida a medida que pasan los años".


-¿Qué disfruta?

"Leer, ver fútbol, el cine. Me gustan las películas de argumentos como 'Los puentes de Madison'. Es que soy bien sentimental, a pesar de que soy bien gringo, escocés por mi padre y alemán por mi madre. No tengo la pasión de los andaluces. Soy bien controlado y eso le cae bien a la gente".


-¿Es bueno ser controlado?

"No. Me arrepiento de muchas cosas en la vida por no gritar a tiempo, por no frenar a tiempo a la otra persona, por dejarme avasallar. Muchas veces he sufrido por eso".


-Usted vive solo. ¿Le gusta?

"Voy a responderle con lo que me dijo una amiga a quien le pregunté lo mismo: 'Vivo en Independencia con Libertad'. Hago lo quiero a la hora que quiero, ando como quiero. Pero siempre hace falta una mano".


-No le deben faltar...

"No tengo. Tuve un muy buen matrimonio que terminó hace 20 años y me marcó mucho. Fue un matrimonio soñado. Era una mujer maravillosa, pero se puso celosa injustificadamente, y yo nunca en la vida la engañé. A ella, nunca".


-¿Qué piensa de la juventud actual?

"Me gusta la juventud de ahora que pololea, viaja, convive, se conocen las mañas. Uno no conocía bien a las personas y no se daba cuenta que se equivocaba. Puede que éticamente tenga todos los reparos del mundo, pero prácticamente lo encuentro fantástico. Lo que le diría a los jóvenes es que no fumen, no tomen y hagan ejercicio".

 

Rostros publicitarios
Un canto a la vida
70 años de Bombero
Una sonrisa joven en la tercera edad
El placer de la sexualidad a toda edad
El equilibrio se puede mejorar
¿Qué quieren los nietos?
Los Andes invita a vivir la vida...
Pensamientos de un adulto mayor
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios