Jueves 23 de Mayo de 2019

Mercado chileno:
El retorno de Seat

Estuvimos en Martorell, sede de la marca española que se apresta a aterrizar -otra vez- en nuestro país, esta vez de manera definitiva.  

Publicado: Miércoles, 13 de Julio de 2011

Leonardo Mellado, desde España

Seat tiene una historia curiosa en Chile. Estuvo y luego se fue; después volvió y luego se volvió a ir. Después dijeron que volvía y no llegó. Y ahora anuncian que vuelve, pero en serio. Y lo bueno es que tiene fecha: enero de 2012.

Roberto Álvarez, gerente de las marcas del grupo Volkswagen en el seno de Maco, está consciente de que esa discontinuidad es un problema en la historia de una marca que mientras se mantuvo a la venta en Chile fue capaz de atraer miradas, generar cariños y producir ventas. Los Ibiza y Toledo de los años 90 fueron capaces de establecer una impronta de buenos sabores de boca entre sus usuarios que, sin embargo, no pudieron seguir paladeándose por los azares del mercado.

El mejor año de la marca española fue precisamente 1996, cuando se vendieron 1.400 ejemplares. Álvarez recuerda que hace un lustro, cuando Maco pensaba relanzar la marca, que incluso estuvo presente en el Salón de Santiago, tuvieron problemas con la producción del Córdoba, modelo que finalmente se extinguió, y luego se suscitó la crisis económica que terminó por sepultar momentáneamente el proyecto.

Sin embargo, explica Álvarez, ahora, con un nuevo escenario económico, con una gama de modelos hatchbacks renovada y una serie de motores muy interesantes, Seat vuelve a ser una marca atractiva; vuelve a ser "una oportunidad", como dice el ejecutivo.

A causa de la pespunteada historia de Seat en Chile, para Maco es importante subrayar que ahora el relanzamiento de la marca es definitivo: "Si ahora lanzamos es para quedarnos", enfatiza. "Necesitamos estabilidad de precios y eso lo tienen claro en la marca", agrega.

Más aún, Seat es un fabricante que necesita expandirse para salir adelante en un contexto de mercado doméstico español en caída libre y una pérdida neta después de impuestos de 104 millones de euros en 2010. Por ello, claramente el constructor basado en Cataluña se siente compelido a buscar nuevos espacios de mercado, aunque sea en un país de demanda limitada, como Chile.


La gama

Así las cosas, a principios del próximo año las vitrinas de los concesionarios de Maco estarán adornadas con un trío de modelos Seat. La gama comenzará con un Ibiza 1,6 FR (106 HP con caja de cambios manual), seguido por el Ibiza 1,4 FR TSI (150 HP con caja de cambio de doble embrague DSG).

Un peldaño más arriba aparece la oferta del León, que comenzará con una versión 1,6 FR (106 HP, manual), seguirá con el 2,0 FR (210 HP DSG) y culminará alto y poderoso con un León Cupra R (265 HP, caja manual de 6 marchas).

Y para los de intereses más familiares se traerá también el crossover Altea Freetrack con motor 2,0 diésel de 140 HP, con caja manual y tracción 4x2. Según Roberto Álvarez, "Volkswagen, ?koda y Seat constituirán una gama 100% complementaria".

En buenas cuentas, esto significa que modelos como el Volkswagen Polo GTI no será parte de la panoplia del grupo porque el Ibiza FR TSI ocupará ese espacio; al mismo tiempo, el León FR 1,6 será un modelo que se ubicará exactamente por debajo del VW Golf, el que a su vez será el peldaño para llegar al León FR de 210 caballos y, finalmente, con el Golf GTI, Golf R y Cupra R como modelos cúspide.

Presentados así, los modelos ofrecen un perfil claro de la marca, donde atributos como la juventud y el estilo europeo aparecen como los principales.

A pesar de lo atractivo de la oferta, las metas para Seat llegan a 500 ejemplares anuales, al menos al principio, cifra más bien modesta en un contexto donde Volkswagen como grupo espera convertirse en líder de ventas entre los europeos de pasajeros.


Malos años, pero con luces de esperanza

La crisis que sufrió el mercado español no frenó los planes de crecimiento ni de futuro de Seat. La marca española creció casi 14% en 2010, gracias al éxito comercial de sus productos. La filial del Grupo VW obtuvo unos ingresos de 4.663 millones de euros, frente a los 4.101 millones del ejercicio anterior.

Asimismo, destinó 518 millones de euros, 11 más que el año pasado, para afianzar su futuro. Con todo este esfuerzo, Seat mejoró un 44,4% sus cuentas al cerrar 2010 con un resultado después de impuestos de -104 millones de euros, frente a los -187 millones del ejercicio anterior.

Seat entregó casi 340 mil unidades el año pasado y su mayor planta, situada en Martorell, en las cercanías de Barcelona, fue elegida para fabricar el nuevo Audi Q3.


La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios