Domingo 16 de Diciembre de 2018

Restauración del Palacio Errázuriz:
El renacer de un pasado de esplendor

La actual embajada del Brasil cerrará sus puertas por cinco años para someterse a una profunda y detallada restauración que promete devolverle su tradicional estilo en un barrio emblemático de Santiago.  

Publicado: Viernes, 7 de Septiembre de 2012

Ubicado en el tradicional barrio Dieciocho del centro de Santiago, el Palacio Errázuriz alberga a la embajada de Brasil desde 1941. Aunque muchas representaciones diplomáticas presentes en Chile se inclinan por tener sus oficinas en modernos y funcionales edificios ubicados en los barrios de moda de la capital, los brasileños apuestan más bien por dar valor a las tradiciones y a los lugares que por su historia marcan presencia por sí mismos. Algo similar ocurre con las embajadas de Roma, Moscú o Washington.

Esta construcción fue encargada por Maximiano Errázuriz en 1872, por lo que cada cierto tiempo es necesario realizarle restauraciones. Con el terremoto del 27-F, el edificio sufrió daños que no afectaron su estructura, pero sí sufrió ciertos desperfectos a lo que se agrega el hecho de que desde la década de los 80 que no se realizan trabajos de envergadura en el edificio. Fue por todas estas razones que el gobierno de Brasil decidió invertir en un completo plan de restauración del edificio, el que tomará cinco años de trabajos, tiempo durante el cual las instalaciones de la embajada se mudarán momentáneamente a un edificio del barrio alto de Santiago.

El proyecto de restauración fue diseñado por Ossa Arquitectura y la española IPiña+Nieto Arquitectos. Básicamente, la idea de restauración del edificio contempla el arreglar grietas, retoque de los pisos de madera y de mármol, pintura de fachadas e interiores y en el segundo piso (sector más privado, por estar ahí los dormitorios del embajador y su familia) se instalará tecnología de punta en sistemas de calefacción y de comunicaciones, pero de forma disimulada.

Otro aspecto que también contempla la restauración tiene que ver con la fachada del edificio que da hacia la Alameda, la que permanentemente está expuesta a las manifestaciones y marchas. Para protegerla de estos eventos se pondrá una barrera vegetal que proteja tanto la terraza que se asoma hacia la calle como una galería interior.

La fachada del pabellón más moderno que da hacia el jardín se rodeará con láminas de madera que lo taparán e integrarán a la vegetación. De hecho, tanto la arboleda centenaria como la piscina y estatuas francesas del área verde de la casona serán recuperadas por las paisajistas Cecilia Rencoret y Carla Rüttimann, quienes anunciaron que mantendrán el estilo romántico del espacio, con sus eucaliptos, cedros, araucarias y magnolios, pero incorporarán una explanada de pasto al centro del parque y le devolverán todo su brillo y luminosidad de antaño.


Elegancia y tradición

El Palacio Errázuriz fue construido por el arquitecto italiano Eusebio Chelli y en su momento deslumbró a la sociedad de la época, por su lujo. Fue catalogado por muchos como la mejor casa de Santiago, poniéndolo por sobre el Palacio Cousiño. De aspecto sobrio e imponente, el Palacio Errázuriz responde a las características formales del neoclásico, con una clara influencia italiana. Su fachada principal posee tres volúmenes, uno central de dos pisos, y dos laterales de 1 piso, que se adelantan formando una extensa terraza, antiguamente decorada con esculturas.

Es original su acceso por el pabellón oriente y no por el lujoso pórtico de doble altura, con sus columnas jónicas y corintias. Se ingresa por un gran patio de honor, evocativo a las villas del Renacimiento. Una loggia antecedida por la escalinata de mármol da la bienvenida a la casa. En su interior, los espacios se ordenan en torno al grandioso hall de doble altura, donde destaca su elaborado piso con distintos tipos de mármol.

Otra de las características del interior del Palacio Errázuriz es que todos sus salones cuentan con parquets de finas maderas y antiguamente estaban entelados en seda. Destaca su gran salón, su enorme salón de baile, decorado antiguamente con relieves y espejos venecianos, el comedor, el salón de fumar, el salón de juegos, el salón de tertulias y la biblioteca, entre los espacios más destacados.

La construcción contaba con un total de 12 salones en el primer piso, y al menos 10 dormitorios en la segunda planta. La fachada posterior sigue los mismos patrones neoclásicos, destacándose la loggia curvada que crea un pequeño balcón.

El Palacio Errázuriz también contaba con un gran parque, el que originalmente seguía un estilo romántico, que fue alterado con el paso de los años y las construcciones más modernas y la autopista que pasa a su lado.
El primer dueño del edificio fue el ya mencionado Maximiano Errázuriz, rico industrial, minero y hacendado, casado con Amalia Urmeneta, hija de Tomás Urmeneta, próspero minero. En 1883 es vendido a Ramón Cruz Moreno,el mayor coleccionista de obras de arte del país, quien además era padre del reconocido arquitecto chileno Alberto Cruz Montt.

En 1907 es traspasado a Aurelio Valdés Morel, abogado y millonario, que lo vende en 1925 a Agustín Edwards McClure. En la década de los 40 es finalmente adquirido por el gobierno de Brasil.

 

El lado desconocido de Brasil
"Sinceramente tenemos con Chile una relación muy profunda y provechosa"
Brasil y Chile compartirán datos y antecedentes sobre violaciones a los derechos humanos
"Los empresarios brasileños necesitan saber más sobre lo que Chile ofrece"
Apertura comercial alcanza un 100% libre de aranceles
Atractivos brasileños con acento alemán
Diversidad de sabores para todos los gustos
La fuerza de un país la entregan varios actores
Brasileño gana para Latinoamérica por primera vez "Premio Nobel" de matemáticas
El epicentro de lasexpresiones artísticas brasileñas
Las mejores historias para echar a volar la imaginación en portugués
Para descubrir y empaparse con el arte de "falar"
A la fecha, 37 de los 52 proyectosque se requieren ya se están desarrollando
El Mundial de fútbol dejó cifras positivas
Brasil invitado especial para compartir experiencias
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios