Miércoles 18 de Septiembre de 2019

Opinión:
Material eficiente: Polietileno de alta densidad en la industria acuícola

Dice Felipe Hurtado, académico de la PUCV, que en función de las ventajas comparativas del HDPE frente a otros polímeros o materiales, tiene un uso intensivo en la industria acuícola industrial.  

Publicado: Martes, 30 de Abril de 2013

Por Felipe Hurtado, Dr. en Acuicultura, Académico de la Escuela de Ciencias del Mar, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

El polietileno de alta densidad, designado como HDPE (por sus siglas en inglés, High Density Polyethylene) o PEAD (polietileno de alta densidad), es un polímero termoplástico de la familia de los olefínicos, como el polipropileno, o de los polietilenos. Está conformado por unidades repetitivas de etileno y puede ser procesado por los métodos de conformado, empleados para los termoplásticos como son moldeo por inyección, rotomoldeo, extrusión y compresión.

Desde un punto de vista ambiental es un polímero que puede ser reciclado lo que, sin duda, favorece al desarrollo sustentable en la producción. Además posee excelentes cualidades, dentro de las que se destacan las altas propiedades mecánicas, la resistencia física, gran inercia química, aislamiento eléctrico, no absorben humedad y son inertes a agentes biológicos, entre otras. Estas ventajas lo hacen ser un polímero con alto potencial de uso en la industria acuícola.


Mayor vida útil

Sus aplicaciones típicas las encontramos principalmente a nivel mundial en contenedores de unidades de refrigeración y de almacenamiento, utensilios de cocina, tapas con cierre hermético, bases de botellas de PET, moldeo por soplado (aplicaciones de embalaje) y tuberías para la conducción de fluidos.

En este sentido, y en función a las ventajas comparativas frente a otros polímeros o materiales, el HDPE tiene un uso intensivo en la industria acuícola industrial, en la construcción de balsas circulares, mediante tuberías (proceso de extrusión) y bracket, para el confinamiento y engorda de peces en el mar tanto a nivel nacional como internacional.

De sus ventajas ya mencionadas, el HDPE supera ampliamente a tuberías de acero, fierro fundido, fibra de vidrio o PVC, lo que permite que dichas balsas puedan instalarse en distintas áreas de cultivo pasando de zonas protegidas a otras altamente expuestas y de alta energía, logrando una alta performance en términos de resistencia a la ruptura gracias a sus cualidad de elongación, características que permiten que estas estructuras no colapsen.

Todas estas propiedades antes descritas se conjugan dando como resultado una mayor vida útil de las estructuras, sobre todo si estamos en regiones o zonas del mundo en las cuales las salinidades del agua de mar son altas.

Otro uso que se le da a este material en formato de tuberías es la conducción de aguas, boca toma utilizadas en hatchery y pisciculturas para el cultivo de peces como de  moluscos en nuestro país.

En esta última década en Chile el HDPE, al no ser tóxico, se utiliza para el recubrimiento (geomembranas) de lagos, lagunas, canales de conducción y estanques de cultivo u otras instalaciones en las que el manejo del agua constituya una inversión.

Este producto está específicamente diseñado para soportar perforaciones y roturas, a fin de reducir al mínimo la pérdida de agua y el deterioro del suelo, diseñados para adaptarse a una variedad de entornos, formas y distintos tipos de superficies en forma laminar, continua y flexible, utilizadas como barrera impermeable de líquidos u otros fluidos en proyectos acuícolas, ambientales o de ingeniería civil, específicamente diseñadas para condiciones expuestas a rayos UV.


Mayor desarrollo

Finalmente y en un menor grado de uso, dicho material se está utilizando en el recubrimiento de embarcaciones metálicas utilizadas para el transporte de personas que trabajan en centros de cultivo en el mar, y también en el recubrimiento de estructuras metálicas para aumentar su vida útil.

En lo que respecta a los desafíos que se pueden proyectar, considerando las buenas propiedades mecánicas en el campo de la acuicultura, sería útil utilizar este material en componentes estructurales como por ejemplo en la construcción de artefactos navales ya que, sin duda, puede competir con el acero o ferrocemento.

Por último, y tomando en consideración los antecedentes descritos anteriormente, se puede inferir que este polímero debiese incrementar su uso en el campo de la acuicultura en reemplazo de otros materiales usados tradicionalmente.

 

Un mercado en permanente crecimiento
Uso del HDPE muestra un alza en el sector de la construcción
Innovación en tuberías para variadas aplicaciones en la industria
Material eficiente: Polietileno de alta densidad en la industria acuícola
Clave en los procesos de la industria alimentaria
Feria Internacional del Plástico será el gran centro de negocios del sector
Las tuberías HDPE innovan en la industria del plástico
Desarrollo e innovación en HPDE para la industria nacional
Soluciones en polietileno de alta densidad
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios