Miércoles 18 de Septiembre de 2019

Aplicaciones de HDPE:
Clave en los procesos de la industria alimentaria

"En el sector de alimentos, el HDPE se aplica en envases primarios, pero también como partes y piezas del equipamiento de producción de la industria alimentaria, y como envase secundario o de transporte", dice Abel Guarda, de la Usach.  

Publicado: Martes, 30 de Abril de 2013

El polietileno en general es uno de los materiales plásticos más utilizados por la industria agroalimentaria como envase de alimentos. Ello, ya que los polietilenos se caracterizan por presentar una buena barrera al vapor de agua, es decir, evitan la entrada de la humedad al interior del envase.

El HDPE, específicamente, tiene buena resistencia térmica, lo que indica que pueden soportar temperaturas de congelación. "Dependiendo del tipo de polietileno pueden soportar o no procesos térmicos. En este caso, el polietileno de alta densidad soporta temperaturas de aproximadamente 110°C", señala Abel Guarda, director del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, de la Universidad de Santiago de Chile.

Añade que además de su mayor resistencia a altas temperaturas, otra ventaja del polietileno de alta densidad (HDPE) frente a otros, radica en sus mejores propiedades mecánicas (mayor resistencia).


Envases de alimentos

En el rubro de alimentos, el HDPE se aplica en envases primarios, pero también como partes y piezas del equipamiento de producción de la industria alimentaria y como envase secundario o de transporte.

Es así como son muchas las aplicaciones del polietileno de alta densidad en envases para alimentos, sobre todo, en estructuras complejas. "Aquí el HDPE otorga propiedades de termosellabilidad, cuando se usa en la cara interna, lo que permite garantizar cierres herméticos cuando necesitamos tener una buena resistencia mecánica. Por otra parte, se ha utilizado en los denominados sistemas 'boíl in bag', donde el alimento se cocina en la propia bolsa plástica, y en la fabricación de botellas, garrafas para leche, agua u otros alimentos", sostiene el experto.

Comenta el académico que hay que tener en consideración que cada vez hay más exigencias para los envases de alimentos como, por ejemplo, que sean capaces de soportar importantes tratamientos como esterilizar o pasteurizar el alimento en el propio envase, que pueda congelarse, que el alimento se cocine en el mismo envase, que sea compatible con el microondas, y sin afectar a las propiedades ni a la calidad del alimento envasado.

"Por ello, la selección de un envase adecuado requiere de un conocimiento profundo del producto, de los cambios que puede sufrir y de los procesos a los que va a estar sometido en conjunto envase-alimento. Además debemos garantizar que durante todos estos tratamientos el envase no afecte a la inocuidad del alimento envasado, lo que significa que no transmita componentes que sean nocivos para la salud", subraya.

Señala que en Chile se dispone de recursos humanos con muy buena formación, profesionales capaces de seleccionar los envases precisos para cada producto. "Tenemos una industria transformadora de envases con capacidades e infraestructura para poner a disposición de la industria agroalimentaria envases de calidad, y necesitamos ser capaces de garantizar que estos envases no van a afectar la inocuidad de nuestros alimentos. No podemos perder mercados ganados por no utilizar envases adecuados para nuestros alimentos", enfatiza.


Posicionamiento

Las características del HDPE lo transforman en apropiado para combinarlo con otros materiales, de forma tal que cada uno de ellos aporten sus propiedades y, de este modo, garantizar la calidad, vida útil e inocuidad que se requiere para posicionar los alimentos en mercados internacionales como productos premium.

Así lo subraya el experto, quien asegura que, de este modo, se puede cumplir con el objetivo de posicionar a Chile como potencia alimentaria a nivel mundial en los próximos años. "Lo que nos obliga, no solo a producir alimentos de calidad sino a garantizar esa calidad e inocuidad en los mercados a nivel mundial".

Dice Abel Guarda que nuestro país es líder a nivel regional en la fabricación de envases para alimentos. "No obstante, necesitamos disponer de legislación que nos permita garantizar y demostrar que los envases que fabricamos no van a afectar la inocuidad del alimento envasado. En este aspecto estamos todavía un poco atrasados respecto a otros países de la región, aunque el Ministerio de Salud junto con el Laboratorio de Envases de la Universidad de Santiago de Chile, ASIPLA y empresas del rubro están haciendo esfuerzos importantes en disminuir esta brecha a través de una propuesta de modificación del Reglamento Sanitario de los Alimentos que regule las exigencias que deben cumplir los envases plásticos que van a estar en contacto directo con los alimentos, la que está ejecutando a través de un proyecto FONDEF", finaliza.


Producción

La industria de plásticos es una industria creciente. "Según datos del Centro de Envases y Embalajes de Chile, CENEM, el valor de la producción física de envases plásticos alcanzó en el 2011 una cifra de US$ 1.171,87 millones, lo que representa una variación de +10,46 respecto del 2010. Donde el HDPE tiene un peso preponderante en la producción total", dice Abel Guarda, director del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, de la Universidad de Santiago de Chile.

 

Un mercado en permanente crecimiento
Uso del HDPE muestra un alza en el sector de la construcción
Innovación en tuberías para variadas aplicaciones en la industria
Material eficiente: Polietileno de alta densidad en la industria acuícola
Clave en los procesos de la industria alimentaria
Feria Internacional del Plástico será el gran centro de negocios del sector
Las tuberías HDPE innovan en la industria del plástico
Desarrollo e innovación en HPDE para la industria nacional
Soluciones en polietileno de alta densidad
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios