Martes 28 de Junio de 2022

Desarrollo Continuo:
Cristales para muros cortina también evolucionan

El reto está en lograr disminuir cada vez más la incidencia de los rayos solares en el interior de los edificios, con el fin de disminuir el consumo de energía, especialmente en verano.  

Publicado: Martes, 26 de Noviembre de 2013

En los años 80 se inauguran el Edificio Eurocentro, el Edificio IBM y la Torre Santa María, siendo estos algunos de los primeros edificios en utilizar muros cortina en nuestro país.

Posteriormente, y solo a fines de los 90, se inicia el uso masivo de esta solución, con la llegada a Chile de cristales de alta eficiencia térmica.

Así lo señala Guillermo Silva, gerente general de la Asociación Gremial Chilena del Vidrio, Aluminio y PVC, Achival, quien sostiene que los cristales para muros cortina han evolucionado en la misma medida en que han evolucionado para otros fines, como el control solar, la aislación térmica y la aislación acústica, entre otros factores.

"En el caso de grandes fachadas vidriadas, como es el caso de los muros cortina, era necesario encontrar soluciones eficientes que permitieran un cierto grado de control solar, impidiendo el paso de un porcentaje de los rayos solares hacia el interior de las edificaciones", explica el experto.  

Por otra parte, se desarrollaron cristales con elevados coeficientes de sombra, que persiguen un efecto similar.

Sin embargo, el gran desafío de esta industria está en lograr disminuir cada vez más la incidencia de los rayos solares en el interior de los edificios, con el fin de disminuir el consumo de energía, especialmente en verano.


Principales ventajas

Dado que en Chile poseemos mercados abiertos desde hace muchos años, hemos podido seguir la evolución tecnológica de estos cristales prácticamente en la medida en que han ido evolucionando.   

"Esto significa que, si hace 20 años, el mercado internacional podía ofrecer un cristal con un valor de transmitancia térmica igual a 5.8, hoy podemos contar con termopaneles que llegan a una transmitancia térmica de hasta 1.4. Y estos productos los podemos encontrar en Europa o en Chile indistintamente", comenta el ejecutivo de Achival.

¿Cuáles son las principales ventajas de este material frente a otros, para muros cortina? Dice Guillermo Silva que, definitivamente, su transparencia lo hace insustituible frente a otros materiales. "Es cierto que es posible utilizar materiales opacos, tales como cerámicas, piedras u otros, pero solo parcialmente, ya que necesariamente se requiere contar con ventanas".

Por otro lado, en la medida que los muros cortina se emplean en edificios en altura, el uso de vidrios de seguridad se hace indispensable, específicamente de vidrios laminados y/o templados.

"La característica más relevante de estos cristales es que cuando se rompen no se separan del marco que los sujeta, de modo que no dejan atravesar al objeto que los golpeó hacia el otro lado", señala el experto.

Con esto, una persona en un piso 15, por ejemplo, que accidentalmente choca contra uno de estos cristales y lo rompe, no logrará atravesarlo y, por lo tanto, no caerá al vacío. Es por esto que se denomina cristal de seguridad.

"Para efectos de resistencia a cargas de choque, siempre es recomendable que uno de los cristales sea templado".
 

Seguridad ante todo

La clave de los cristales de seguridad es que se les da un tratamiento especial, que consiste en formar un sándwich de dos láminas de vidrio con una lámina de un material plástico especial, altamente resistente, denominado polivinilbutiral (PVB).

"Este conjunto se somete a un proceso de temperatura y presión de modo que queden perfectamente unidos. Por otra parte, el PVB por efectos de la temperatura, se torna completamente transparente, al igual que el cristal. Este cristal laminado puede estar conformado por dos cristales comunes; uno templado y otro crudo o bien dos templados, dependiendo del uso que se le quiera dar", dice Guillermo Silva.

Sostiene que en el caso de los cristales templados, el tratamiento es un proceso térmico en que el cristal es calentado casi hasta su punto de fusión y luego enfriado en forma acelerada. "Con esto adquiere una dureza superficial, de hasta 4 a 5 veces de un cristal crudo y, además, con la característica de que al quebrarse lo hace en múltiples trozos de cantos redondeados, que no hieren a quienes alcanzan".

En tanto, los cristales de control solar, básicamente impiden el paso de parte de la radiación solar. Estos son más eficientes y ayudan en términos de sustentabilidad, ya que cooperan al ahorro de energía y, a la vez, son sustentables dado su proceso de fabricación, considerando que es un cristal reutilizable.

Estos vidrios de seguridad y control solar se utilizan para edificios comerciales y de oficinas, principalmente, ya que los muros cortina difícilmente se usan como soluciones para edificios habitacionales. "Los motivos son exclusivamente de tipo estético y cultural, ya que no hay ningún impedimento de tipo legal".


Distintas opciones

"Hoy, el mercado nos puede ofrecer una amplia gama de productos, con valores de transmitancia térmica que van desde 5.8 en un cristal monolítico hasta un valor de 2.8 en un DVH incoloro convencional, o un monolítico con un coeficiente de sombra igual a otro, con coeficiente de sombra igual a 0.21 en un monolítico especial", comenta Guillermo Silva, gerente general de Achival.


 

Fijaciones dependen del tipo de estructuras
Soluciones innovadoras para toda necesidad
Sistemas de fijación esenciales en el montaje de muros cortina
Diseño sísmico de componentes y sistemas no estructurales
Variables clave al diseñar fachadas en oficinas
Cristales para muros cortina también evolucionan
Fijaciones de calidad para variados sectores productivos
Soluciones constructivas para cerramientos de envolventes
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios