Sábado 24 de Agosto de 2019

Prueba de manejo FIAT UNO:
Primeros principios

Este modelo es la puerta de entrada a la oferta de vehículos de pasajeros de la marca italiana. Es novedoso en su diseño y pragmático en sus soluciones técnicas.  

Publicado: Miércoles, 23 de Abril de 2014

Leonardo Mellado.

Un recorrido breve alrededor y por dentro del Fiat Uno revela claramente su objetivo: conquistar públicos jóvenes, que en solitario o con familias recién formadas estén en la búsqueda de una buena solución de transporte urbano.

Por supuesto, una misión de esta naturaleza exige un producto fácilmente accesible desde el punto de vista del precio y con énfasis en la practicidad.

Ambas virtudes son cumplidas por este producto fabricado en Brasil.

Más todavía, el Fiat Uno ofrece una cualidad que no siempre está presente en autos que pretenden lo mismo, pues no es requerida necesariamente: un diseño muy cuidado.

En efecto, elementos como el frontal con una parrilla asimétrica, los muy estudiados perfiles longitudinales y las amplias superficies vidriadas le dan un aspecto diferente. Luce más cúbico al olvidar la arquitectura cuneiforme frecuente en otros de su segmento.

Hasta pueden observarse algunos toques de crossover por el despeje sobre el suelo y las defensas grises en el frontal y la parte trasera.
En el interior se sigue el mismo patrón.

Aunque no hay nada realmente revolucionario en ningún sitio y los plásticos y tapices claramente buscan la economía, tienen la gracia de que están bien pensados.

Es cosa de observar el plástico del panel de instrumentos, que, a pesar de ser duro, tiene una trama de vanguardia; el gran velocímetro, con la incrustación de la pantallita digital del computador de viaje, o la novedosa configuración de la manilla, apoyabrazos y bolsillo de las puertas.
 
Por supuesto, la necesidad de ser competitivo en el segmento impone restricciones en el equipamiento. La ausencia de airbags o de frenos ABS es la más notoria, pero también la de una radio de fábrica y de una llave con apertura a distancia. En cambio, tiene aire acondicionado.

Este Uno propone una propulsión a cargo de un motor de 1,4 litros y 85 caballos, que combinado con una caja de cambios manual de 5 marchas, entrega una conducción bastante ágil gracias a un buen escalonamiento de los cambios y al buen torque.

Concebido como un auto urbano, el Uno entrega además una conducción amable. Las suspensiones son más bien blandas y de recorrido largo, mientras que el paso de marchas es preciso y suave.

La dirección es bastante liviana y no muy precisa cuando se transita a velocidades elevadas, de forma que la interacción con la suspensión blanda exige no ser demasiado arrojado en las curvas.

Si se toman esas precauciones, quienes elijan al Uno obtendrán un auto que en su segmento es, sobre todo, cómodo y funcional para cuatro personas, ya que una quinta viajará apretada atrás. Precisamente, el banco trasero es alto y la carrocería tiene un techo apropiado para personas altas. También el espacio para las piernas es satisfactorio, considerando la longitud total del auto.

El maletero, de 290 litros, está bien para esta categoría de autos, pero un piso más sólido que la alfombra y una cobertura para el cableado de las luces traseras son deseables.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios