Sábado 24 de Agosto de 2019

Actualidad / Álvaro Mendoza, presidente de la ANAC:
"Chile es un mercado absolutamente top mundial"



Publicado: Miércoles, 23 de Abril de 2014

Lorena Burgueño

Con el país viviendo un periodo de cambios y ajustes, y una economía que muestra signos de desaceleración, el mercado automotor chileno se prepara para enfrentar meses con desafíos en distintos frentes. Se trata de una industria que cerró un exitoso 2013, con ventas cercanas a las 380 mil unidades, un 12% superiores al periodo anterior. En este escenario, la Asociación Nacional Automotriz de Chile AG (ANAC), entidad que reúne a los representantes de marcas automotrices e importadores de automóviles, vehículos comerciales livianos, camiones y buses presentes en el país, ha estructurado una agenda que siga promoviendo el crecimiento de un sector cuyas ventas equivalen al 5,2% del Producto Geográfico Bruto del país.
Según explica Álvaro Mendoza, presidente de la entidad gremial, el dinamismo en la economía es absolutamente determinante para el mercado automotor.

"Es por ello que esta industria ya ha mostrado signos de la contracción económica que se vive. El primer trimestre de 2014, las ventas de vehículos registraron una baja en comparación al mismo periodo de 2013, cercana al 3%. Hoy, el automóvil es el segundo bien en valor que cualquier familia chilena tiene en su porfolio de inversiones. La desaceleración afecta este mercado en forma automática porque se tienden a postergar decisiones de compra", afirma Mendoza.

Si bien esta realidad les preocupa, no la califican como dramática. Otros son los aspectos que más afligen al sector. La ANAC ha planteado su preocupación por el impuesto a los vehículos diésel contemplado en la Reforma Tributaria, haciendo presente que dicho tributo, en la práctica, será una barrera al comercio.

"Más allá de que estimamos que los argumentos técnicos esgrimidos en la Reforma no corresponden, en la práctica establecería un impuesto de tal envergadura que hará inviable la importación de vehículos diésel livianos y comerciales de hasta dos mil kilos a Chile. Como asociación hemos hecho un análisis y el impuesto significaría una recarga de importación de entre un 18 y un 30% del valor de los vehículos, lo que equivale a prohibirlos. Nosotros somos una asociación técnica que no tiene opinión sobre la Reforma Tributaria. Representamos a 62 marcas automotrices internacionales, en consecuencia, no tenemos ni podríamos tener una opinión sobre esta iniciativa. Sin embargo, la ANAC es una entidad que se pronuncia sobre aquellos elementos que podrían constituir barreras al comercio. Nosotros creemos que tal como está planteado hoy este impuesto, es técnicamente inadecuado y el análisis se basa en errores graves", afirma Mendoza.


-Además del impacto económico de esta reforma, ¿qué otras consecuencias puede tener este cambio tributario en el sector?

"Chile es un país que es considerado modelo a nivel internacional. En la asociación tenemos que convivir con altos representantes de empresas extranjeras y de un nivel muy elevado (muchas de las marcas que integran la ANAC tienen cifras de negocios anuales equivalentes o superiores al PIB chileno). Y uno se impresiona por el concepto que los líderes mundiales tienen de nuestro país. Eso ha transformado a Chile en un mercado experimental y de punta, donde rigen las normas de seguridad  y de emisiones más exigentes del mundo. Es un mercado muy exigente, muy performante y muy serio. Ese es un activo intangible que es tremendamente importante. Y es una cosa que cuesta muy poco perderla. Basta con cometer errores para que ese activo se vaya diluyendo y, en definitiva, termine desapareciendo. A mi me preocupa, por ejemplo, que la norma sobre el impuesto al diésel que se está discutiendo es percibida como una falta de seriedad. Como un error grave. Cambiar las reglas del juego no nos hace bien".


-¿Cómo ha sido la recepción de las nuevas autoridades?

"La ANAC, como entidad técnica, tiene una relación muy estrecha con los ministerios de Transportes y Medio Ambiente. Eso ha sido así a lo largo de los años porque son los sectores regulatorios que dictan todas las normas que nos involucran. El contacto con la nueva autoridad del Ministerio de Transportes ha sido excelente. El ministro es una persona muy preparada y además, mantuvo el cuadro técnico que existía con el cual hemos tenido relación por años. El ministro tomó nota de los temas y nos convocó a una mesa de trabajo con algunos puntos que prontamente dará a conocer".


-¿Cuáles fueron los temas que la ANAC le planteó a la autoridad?

"Para nosotros todo lo que se relaciona con los programas de normas es fundamental, entre ellas, las referentes a homologación, emisiones, rodados, luces y seguridad. Hay un sinfín de regulación técnica que es muy dinámica y está en permanente ajuste para adaptarse a la normativa internacional, y esos temas nos interesa trabajarlos muy de cerca con la autoridad porque afectan al comercio. Chile un país absolutamente líder en tecnología, en que se encuentran los vehículos motorizados más modernos y más performantes del mundo en seguridad, en confort, en diseño y en emisiones. Este es un mercado absolutamente top mundial. Y para nosotros como asociación es fundamental mantener un contacto y un trabajo muy estrecho con la autoridad".


Contracción

Las proyecciones de venta realizadas por la ANAC indican que en 2014 se venderán 340 mil unidades. Una baja relacionada con el alza del tipo de cambio y con la desaceleración que muestra la economía local. "Nosotros trabajamos con muchos orígenes de moneda y, efectivamente, la variación de los distintos tipos de cambio ha golpeado bastante, no solamente el dólar", afirma el presidente de la ANAC.


-¿Cuáles son las expectativas para el segundo semestre?

"No cabe duda de que el país está viviendo un periodo de cambios. Tenemos una nueva autoridad que, si bien tiene busca otorgarle dinamismo a la economía, también tiene la prioridad de una Reforma Tributaria y una Reforma Educacional. No tenemos claro cómo se va a conjugar todo esto en términos de dinamismo de la economía y crecimiento del producto, y por lo tanto, su impacto en el mercado automotor. Lo que si sabemos es que hay una desaceleración, que el país está en un periodo de transformaciones y que tendremos que estar muy atentos para ver cómo reacciona nuestro sector en este escenario".


-¿Qué segmentos de automóviles se han visto más afectados con la contracción?

"Esto es transversal. Independiente de su precio, el valor de compra de un automóvil es en general proporcional a los ingresos o patrimonio de la persona. Eso es una regla que no es perfecta, tiene excepciones, pero la gran mayoría de las veces es así. Una desaceleración de la economía toca a todos los segmentos. Incluso los vehículos comerciales".


-¿Qué elementos son clave para entender el funcionamiento del mercado automotor chileno?

"Este es un mercado que, junto con ser tremendamente competitivo (tenemos 62 marcas, del orden de 20 orígenes distintos), a su vez ha ido madurando. Una de las señales de esta madurez es que hoy el comprador se interesa mucho más por los vehículos nuevos que por los usados. Y eso significa que las personas no sólo están comprando un automóvil, sino que están optando por un producto con todos los servicios de post venta vinculados. Eso habla de un mercado en que ya el vehículo no es un mero objeto aspiracional, sino que un producto de elevado valor agregado, pero que tiene que resolver situaciones de vida".


-¿Qué desafíos impone esta madurez a los importadores?

"La exigencia es doble, porque el auto es una solución de movilidad, a la cual se le exige un servicio post venta adecuado, y además que el confort, las prestaciones para la familia, la seguridad, el diseño y el desempeño ambiental sean los mejores posibles. Hay toda una madurez en el sentido de que a la gente ya no le basta con el auto, compra un concepto y muchas veces un estilo de vida. Y aunque el mercado chileno ha crecido mucho, sigue habiendo una tasa de motorización muy baja".


-¿Cómo han evolucionado los gustos del consumidor chileno?

"Los gustos se han puesto mucho más complejos. Ya no se puede hablar del consumidor chileno, hay consumidores por segmento, por género, por interés de vida, y el mercado ha tenido que adaptarse con una oferta tremendamente amplia".


-A pesar de las brechas en calidad, ¿seguirá creciendo la participación de los vehículos de origen chino?

"No cabe ninguna duda que China, siendo la segunda economía del mundo a pesar de la desaceleración, crece a tasas y a velocidades impresionantes. Y todo el crecimiento que tiene China en los números macro se representa en un avance espectacular en su tecnología en materia vehicular. Sinceramente creo que el origen China solo puede incrementarse en volumen y en calidad. Efectivamente, los países que se inician en la exportación de vehículos de alto valor agregado tienen primeros años de ajustes, fue lo que pasó en su minuto con Corea y Japón. Todos los países que comienzan tienen ajustes en términos cualitativos y cuantitativos. China lo ha vivido y lo ha estado superando con una velocidad asombrosa. Creo que solo puede mejorar y crecer".


Próximo Salón del Automóvil de Santiago

Los amantes del mundo motor tendrán que esperar al menos un año más para ver las últimas novedades de la industria agrupadas en el Salón del Automóvil de Santiago. En 2014 se suspendió su realización. "Pasaron dos cosas. Lo primero, es que tenemos pactados calendarios internacionales y tocó como fecha la semana inmediatamente siguiente a las Fiestas Patrias. Esto implicaba gran dificultad para organizar un evento de esta envergadura, con feriados que son irrenunciables. Una fecha inmediatamente después de una fiesta muy larga, nos parecía inadecuado. A esto se suma que nuestro proveedor del recinto ferial, en este caso Espacio Riesco, tampoco estaba disponible y no fue posible hacer el cambio. Por otra parte, en 2014 se realizará la Fenatrans que va a ser un evento extraordinariamente importante, que por primera vez tendrá una envergadura casi hemisférica. En este momento estamos analizando las alternativas con nuestras marcas asociadas, con Espacio Riesco y con los productores para ver si el Salón del Automóvil de Santiago se efectuará en 2015 o 2016", explica Álvaro Mendoza, presidente de la ANAC.


ANAC: 340 mil unidades es la proyección de ventas 2014
 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios