Sábado 24 de Agosto de 2019

Factor humano / conducción agresiva:
Manejamos como vivimos

Los chilenos, dicen los expertos, sentimos que el auto es una cápsula privada dentro de la gran ciudad. Esto genera una sensación de anonimato, que nos envalentona y nos hace hiperagresivos.  

Publicado: Miércoles, 23 de Abril de 2014

La agresividad entre los automovilistas chilenos se vive en las calles todos los días. Lo peor de todo es que, según los expertos, esta conducta se ha incrementado en los últimos años. Pero, ¿cuál es el origen de esta ira al volante en nuestro país?

Emilio Moyano Díaz, doctor en Psicología y director de la escuela de esta especialidad en la Universidad de Talca parece tener algunas respuestas. Para Moyano, quien también es consultor de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) y uno de los pocos profesionales que ha estudiado la conducta de los automovilistas nacionales, los factores que provocan la violencia son externos al tránsito mismo.

"Los chilenos manejamos como vivimos... La agresividad es un tema que atraviesa toda la sociedad y que tiene que ver con condiciones muy complejas de vida, especialmente, con la relación con el mundo del trabajo. Chile es un país en proceso de crecimiento, un país de mucha actividad económica donde debemos trabajar con mucha presión para alcanzar metas de producción. Es este estrés social y laboral uno de los factores que contribuyen a generar una conducta agresiva en el tránsito. Chile ha incrementado sus niveles de competitividad y eso ha aumentado, lamentablemente, los niveles de agresividad", destaca.

A esto se agrega, explica Moyano, el aumento de la movilidad de la población.

"En la medida en que un país se desarrolla y aumentan los ingresos, hay un incremento en los desplazamientos. Todo esto ocurre en ciudades que no están preparadas para ello y que no actúan como un buen soporte. Por eso, hay quienes se demoran hasta dos horas para llegar hasta su trabajo o para volver a su hogar, lo que afecta y tensiona a los conductores. De hecho, existen evidencias que indican que las personas que deben cubrir más distancias y tiempo manejando presentan más licencias médicas en sus trabajos".

La gran ciudad también genera una sensación de anonimato que contribuye a que se manifieste la agresividad.

"Las personas sienten que su auto es un ambiente totalmente privado, un lugar donde van encapsuladas dentro de la gran ciudad. Entonces tienen la certeza de que si se cruzan con alguien y tienen un conflicto de tránsito, a través de un intercambio verbal agresivo o un gesto soez, lo más probable es que nunca más se vuelvan a topar con esa persona. Dentro del auto las personas no se sienten preocupadas de guardar un comportamiento educado, se sienten en su casa, seguros".

Todos estos factores externos al tráfico vehicular provocan el síndrome conocido como ira al volante.


Chilenos transgresores

"En los estudios que hemos realizado hemos llegado a la conclusión de que la gente en Chile tiene conciencia de la norma. Sabe juzgar si una situación es grave o menos grave respecto al tránsito, pero le cuesta mucho abstenerse a transgredir esas normas", concluye Moyano. 

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios